49 años del viaje a la luna II. Los motores del saturno V

49 años del viaje a la luna II. Los motores del saturno V

En el marco del programa Apolo se desarrolló uno de los motores más potentes jamás construidos, el Rocketdyne F-1, construido por la empresa Rocketdyne. Una nave tan pesada como el Apolo necesitaba de cohetes lo suficientemente eficientes como para enviarlo a la luna, y hacer que semejante mole se despegue del suelo no era tarea fácil.

El F-1 usaba como propelente oxígeno líquido y keroseno, en un suministro lineal de aproximadamente 2+1 Tm/s, resultando en una fuerza cercana a los 7 MN (meganewtons) de empuje.

En sus aproximadamente 2 minutos y medio de operatividad hasta el vaciado de los tanques de combustible, los 5 motores conjuntos permitían al Saturno V alcanzar una altura de más de 50 km y una velocidad final, antes del cambio de fase, cercana a los 9000 km/h.

Un total de cinco motores F-1 se usaron en la primera etapa del Saturno V, para poder proporcionar suficiente impulso a las siguientes fases del cohete.

Se trataba por tanto de un motor preparado para resistir la fricción termodinámica y el elevado rango térmico resultado de la necesidad de producir suficiente impulso constante de aceleración inicial para permitir propulsar con éxito en las siguientes fases de la operación del cohete una considerable cantidad de carga útil fuera de la influencia del campo gravitatorio terrestre.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *