El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Astrofotografía Astronomía

El dios Saturno nos saluda

El telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA observó el pasado 20 de junio de este año, a Saturno cuando el planeta sufrió su aproximación más cercana a la Tierra, unos 1360 millones de kilómetros de distancia, impresionante lejanía, sin embargo.

Según el portal de la ESA, Saturno sigue siendo un planeta que alberga muchas interrogantes y características reconocibles encaminadas a desarrollar investigaciones, que ya se están realizando, de su anillo tan extraordinario que ahora se inclina hacia nuestro planeta como saludándolo con la altivez de un dios pagano, que para los antiguos era señal de presagios.

A través del Hubble podemos ver resueltas estas interrogantes y dudas, con la máxima visión, como lo hiciera por primera vez en 1655 por el astrónomo holandés Christiaan Huygens que fue el primero en identificar a los anillos pensando, por aquel entonces, que los anillos eran en realidad un solo disco continuo rodeando al planeta.

Gracias a las investigaciones astronómicas de los últimos tiempos sabemos que en realidad es una estructura natural compuesta por partículas de polvo y hielo, orbitando alrededor.

Los anillos de Saturno siguen siendo para la ciencia y la curiosidad humanas, los maravillosos ejemplos más espectaculares de la grandeza del universo más allá de nuestra atmósfera terrícola.

El sistema Saturnino de anillos sigue siendo discutido, debatido y las investigaciones tendientes a la elucidación final de su explicación está en marcha para conseguir eliminar brechas anteriores que imposibilitaban llegar a los acuerdos necesarios para dar con la verdad del misterio de su formación. Ese evento cósmico multifacético, de gran energía que provocó esta estructura es desconcertante y desconocido, casi como nuestro origen.

En la imagen Saturno en su inclinación actual con sus anillos saludándonos, mostrando su imponente indiferencia a los que se rompen el coco durante siglos, para explicarnos, en qué consiste, su alucinante magnificencia.

Créditos: NASA, ESA, A. Simon (Goddard Space Flight Center) y M.H. Wong (Universidad de California, Berkeley); CC BY 4.0

Fuente:http://www.esa.int/Highlights/Week_In_Images_9_13_September_2019

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *