Estrellas de población III

Estrellas de población III

Los astrónomos han teorizado durante mucho tiempo sobre la existencia de una primera generación de estrellas, conocida por los astrónomos como estrellas de población III, que nacieron del material primordial del Big Bang . 

Todos los elementos químicos más pesados (como oxígeno, nitrógeno, carbono y hierro, que son esenciales para la vida) se forjaron en el interior de las estrellas. 

Esto significa que las primeras estrellas debieron haberse formado a partir de los únicos elementos que existían antes de las estrellas: hidrógeno, helio y trazas de litio.

Estas estrellas de población III habrían sido enormes (varios cientos o incluso mil veces más masivas que el Sol), además de ardientes y efímeras, habrían acabado explotando como supernovas después de tan solo unos pocos miles o a lo sumo dos millones de años. 

Hasta el momento, la búsqueda de la prueba física de su existencia no había encontrado ninguna evidencia clara.

El motivo principal es que no hay ninguna estrella de población III cerca, todas ellas ya hace eones que desaparecieron. 

Por este motivo necesitamos mirar atrás en el tiempo, a las galaxias más lejanas para poder encontrarlas, lastimosamente ningún telescopio actual tiene el suficiente poder para esta tarea.

No falta mucho, el futuro telescopio espacial de la NASA, el James Webb, podrá arrojar luz sobre esta primera generación estelar, obteniendo espectros detallados de las galaxias lejanas. 

Pero si lo que queremos es observar ‘directamente’ a una estrella de población III deberemos esperar a la siguiente generación de supertelescopios espaciales (como el AtlasT del que ya hemos hablado) que podrán observar con alta resolución en todo el universo visible.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.