Hace medio siglo despegaba la misión Apolo 10

Hace medio siglo despegaba la misión Apolo 10

El objetivo principal consistía en ser un ensayo final del descenso a la Luna, realizándose además multitud de fotografías de las zonas de alunizaje. Se probaron todos los componentes y procedimientos necesarios para trasladar a dos astronautas a la grisácea superficie de nuestro satélite.

Los tripulantes fueronThomas P. Stafford , John W. Young y Eugene A. Cernan, todos ellos veteranos de anteriores vuelos espaciales. Stafford y Cernan llevaron el módulo lunar “Snoopy” a tan sólo 15 km de la superficie, sobre el Mar de la Tranquilidad, sitio donde aterrizaría semanas después el Apolo 11.

Vista aérea del Apolo 10 antes del lanzamiento Imagen: Getty Images

Haremos una revisión de las anécdotas más recordadas de este mega proyecto de la NASA, en años en que el presupuesto era muy superior al actual.

El objetivo de la misión del Apolo 10 era llevar el módulo lunar hasta una altura de tan solo 15 km de la superficie de nuestro satélite, ensayando todos los pasos necesarios para dicha maniobra, luego regresando al módulo de Mando. Es la precursora de las empresas de la NASA que consiguieron el Alunizaje. Su misión fue idéntica a la del Apolo 11, salvo una excepción, ellos no aterrizarían en la luna.

De izquierda a derecha están los astronautas Eugene A. Cernan, piloto del Módulo Lunar; John W. Young, piloto del módulo de comando; y Thomas P. Stafford, quien fue el comandante. Imagen: NASA

La nave espacial tripulada que alcanzó la mayor velocidad fue la capsula del Apolo 10, que en 1969 entró en la atmósfera a 39 900 km/h o 11km/s (aunque ciertamente la diferencia con el resto de misiones lunares Apolo fue mínima).

Reproducciones televisivas en color de (de izquierda a derecha) Stafford, Cernan y Young durante una de las transmisiones del primer día de la misión. Imagen: NASA

También otra cosa importante que mencionar es que fue la primera misión en llevar una cámara para televisión en color en el interior de la nave espacial, e hizo las primeras transmisiones de televisión en color en vivo desde el espacio, todo un logro para la época.

En adelante, se incluyó un kit con todo lo necesario para afeitarse en el espacio. No se inventó nada especial, los astronautas usaron una maquinilla de afeitar (Gillette, por supuesto) y crema de afeitar. Con una buena espuma aplicada era fácil afeitarse, pero los pelos se acumulaban en la maquinilla en el ambiente de micro gravedad, no siendo capaz de limpiar la navaja con agua, como lo haríamos en un lavabo o bajo agua corriente.

Una afeitadora eléctrica no podía ser usada ya que no había ningún lugar para enchufe dentro la capsula Apolo, menos en el módulo lunar.

Una parte del pelo quedaba sobre el rostro de los astronautas y debía ser retirado con un paño humedecido. Ya que tomarse una «ducha» estaba fuera de las capacidades de las naves espaciales de la época, el afeitado era lo más cercano a una ‘higiene personal’ que se les podía ofrecer.

El afeitado en si no era obligatorio, y algunos astronautas podían ser vistos luciendo una linda barba o bigote cuando salieron del módulo de mando luego de amerizar. Imagen: NASA

¿Podía el Apolo 10 aterrizar en la luna?

Ahora que se cumplen 50 años de la misión Apolo 10, una misión de demostración tecnológica, surge una eterna pregunta cuando se aborda este viaje a la luna ¿Era posible que alunizaran con el módulo lunar?

A la izquierda: los astronautas del Apolo 10 (de adelante hacia atrás) Stafford, Young y Cernan se preparan para dejar el Edificio de Operaciones y dirigirse a la plataforma de lanzamiento. Derecha: Control de la Misión en Houston durante el primer día de la misión Apolo 10: sentados en primer plano, de izquierda a derecha, están los directores de vuelo Lunney y Griffin Imagen: NASA


Veamos esto en contexto. El Apolo 10 debía llevar al módulo lunar “Snoopy” a tan solo 15 km de la superficie lunar desde donde ensayaría todos los equipos y procedimientos a ser utilizados en la misión de alunizaje (Apolo 11). El viaje se realizó sin incidentes notables, llevando a los astronautas John W. Young y Eugene A. Cernan a baja altura sobre la luna para luego regresar a la tierra.

Ahora bien, aunque lo hubieran querido, “Snoopy” no estaba preparado para alcanzar la superficie lunar y, en el caso poco probable de conseguirlo (lo que hubiera sido una falta gravísima) no llevaba el combustible necesario para regresar, por lo que los astronautas estarían condenados a una muerte segura.

Módulo de mando «Charlie Brown»

Obs: Todas las imágenes de este artículo fueron creadas y extraídas de los archivos de la NASA.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *