Lejos en el espacio y el tiempo

Lejos en el espacio y el tiempo

Al observar el universo no solo estamos observado a la distancia sino al pasado. Esto se debe a que la principal portadora de información sobre el cosmos, la luz, no posee una velocidad infinita sino que está limitada a unos 300.000 km por segundo aproximadamente.

Aunque esta velocidad nos puede parecer grande, y de hecho lo es, no es rival para las grandes distancias que separan a los distintos objetos que pueblan el universo. Por lo tanto, cuanto más lejos se halle un cuerpo celeste, más lejana será su imagen en el tiempo (pasado).

Veamos un ejemplo. En la siguiente fotografía se puede observar a la brillante y notoria IC 5148, una bonita nebulosa planetaria apodada ‘Nebulosa del neumático de repuesto’, Spare Tire Nebula, ubicada a unos 3000 años luz del sistema solar en dirección de la sureña constelación de la Grulla.

Por aquel entonces las civilizaciones de Egipto, Asiria, y Babilonia dominaban el Oriente próximo y en China gobernaba la dinastía Zhou, mientras que gran parte del planeta estaba poblado solo por cazadores-recolectores.

En la misma fotografía pueden observarse a unas débiles y distantes galaxias, ubicadas a 1200 millones de años luz. Cuando la luz de estas galaxias inició su viaje a la tierra, las formas de vida más complejas eran simples células eucariotas.

¡Que maravillosa es la ciencia!

Fotografía de luminancia tomada el 7/08/2019 desde San Lorenzo-Paraguay.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *