El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Astronomía

Los sueños de la próxima generación

La Nasa presentó en 2016 4 proyectos destinados a convertirse en los grandes observatorios espaciales del mañana. Los elegidos son LUVOIR, HabEx, Lynx y OST. Los cuatro observatorios cubren la mayor parte del espectro electromagnético.

LUVOIR-A

LUVOIR (Large UV/Optical/InfraRed Surveyor) es un telescopio espacial de gran tamaño que debe suceder al Hubble. Tendrá un espejo principal segmentado que usará la tecnología del James Webb, pero llevada a una nueva dimensión, con un tamaño de 15 o 9 metros.

HabEx (Habitable Exoplanet Imaging Mission) es una fascinante misión centrada en el estudio de los exoplanetas. HabEx será un telescopio espacial con un espejo primario monolítico de cuatro metros de diámetro dotado de un coronógrafo con un espectrómetro y una cámara. Funcionará en las longitudes de onda que van desde el ultravioleta al infrarrojo cercano (120 nanómetros a 1,8 micras) y será capaz de ver directamente y analizar planetas potencialmente habitables.

HabEx (NASA).

El tercer gran telescopio espacial es el OST (Origins Space Telescope). Origins es un telescopio espacial con un espejo primario segmentado de 9,1 metros que observará el infrarrojo medio y lejano.

Lynx. NASA

Por su parte Lynx se centrará en el lado más energético del espectro. Lynx es un gran telescopio de rayos X, el verdadero sucesor de Chandra. Alcanzará una resolución de 0,5 segundos de arco, todo un desafío para un telescopio de óptica rasante de rayos X. 

OST. NASA

Estos cuatro observatorios son alucinantes, pero mucho me temo que solo podremos ver uno. O mejor dicho, uno por década como máximo. ¿Cuál debe ser el prioritario?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *