El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Astronomía

Nuevos datos del impacto del 2 de junio

Seguramente a estas alturas todos ya estarán enterados que el pasado 2 de junio de 2018 un pequeño asteroide denominado 2018 LA, en realidad una pequeña roca de unos dos metros de diámetro, se vaporizó sobre el territorio de Botswana mientras penetraba en la atmósfera terrestre a unos 17 kilómetros por segundo.

El mismo fue detectado cuando se encontraba ya cruzando la órbita de La Luna, aunque inicialmente no estaba claro si se encontraba en ruta de impacto.

Los datos fueron enviados rápidamente al Minor Planet Center y el Center for Near-Earth Object Studies, que confirmaron este escenario, aunque también que era demasiado pequeño para representar un riesgo para la población.

JPL (Jet Propulsion Laboratory) estimó la trayectoria final y el tiempo.

Varias observaciones finales, a cargo del ATLAS asteroid survey, lograron precisar el lugar del impacto, situado en Botswana, y poco después las estaciones de seguimiento de la OTPCE (Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares) captaron el estampido sónico causada por su detonación, equivalente a 0.3 – 0.5 kilotons, lo que encajaba con el diámetro estimado del objeto.

Este fue apenas el tercer objeto que choca contra la tierra que fue detectado antes del impacto. Pero deben ser muchos más los que están allí fuera, escondidos en la oscuridad y casi indetectables por su minúsculo tamaño, los que atraviesan la órbita de la tierra y que podrían suponer un peligro para nuestra supervivencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *