Una pregunta recurrente

Una pregunta recurrente

¿Por qué las sondas Voyager no exploraron el cinturón de Kuiper?

En menos de un año, la sonda New Horizon realizará el sobrevuelo de MU69, un cuerpo del cinturón de Kuiper (una región de cuerpos menores ubicado más allá de los planetas gaseosos). Será la primera vez que exploraremos esta zona del sistema solar.

La gente suele preguntar por qué las Voyager no exploraron el Cinturón de Kuiper, ya que ambas Voyager 1 y 2 cruzaron esta región después de pasar los planetas gigantes. Estas sondas llevaron instrumentos de gran calidad que si analizaron el entorno espacial de lo que hoy conocemos como Cinturón de Kuiper. Pero no estudiaron a ningún objeto del mismo.

Esto se debe principalmente a que el Cinturón de Kuiper no fue descubierto hasta 1992, cuando el Voyager 1 ya había recorrido casi toda la región y el Voyager 2 estaba en su interior. Por lo tanto no se conocian los suficientes objetos como para encontrar uno cerca de la trayectoria de estas sondas. Además, mientras que New Horizon puede observar estos ‘objetos del cinturón de Kuiper’ (KBO) a gran distancia, las cámaras de las Voyager usaban una tecnología antigua que no era tan sensible como la actual, por lo que hubiera sido casi imposible fotografiar estos KBO a distancia.

Muy bien, nada de observaciones a distancia pero ¿podría alguna de las Voyager haber sobrevolado un KBO? De poder, seguramente se habría podido si se conocían dichos objetos a tiempo pero no fue posible. En primer lugar, incluso una vez que se detectó el cinturón de Kuiper en 1992, el Telescopio Espacial Hubble (el único telescopio capaz de encontrar objetivos para sobrevuelo tan distantes, incluso hoy en día) no había sido reparado para enfocar adecuadamente la luz. Esa reparación no ocurrió hasta diciembre de 1993. Para entonces, el Voyager 1 estaba saliendo del cinturón de Kuiper y su gemela lo seguiría poco después . Pero incluso después de su reparación, el Hubble no era lo suficientemente sensible como para detectar KBOs tan pequeños y comunes como MU69, por lo que no habría forma de encontrar un objetivo de sobrevuelo; esa capacidad solo llegó en 2009

Pero incluso si no hubieran existido estas dificultades, las voyager tenían otro problema, al abandonar el sistema solar se alejaron de la eclíptica por lo que la posibilidad de que se encuentre un objeto en su ruta era muchísimo más baja.

Pero no todo fue malo, si las voyager encontraban de casualidad un KBO sus cámaras hubieran sido lo bastante potentes como para darnos mucha información sobre ellos, si ese hubiera sido el caso la justificación de la misión New Horizon habría sido muy difícil y no hubiéramos explorado Plutón y el cinturón de kuiper en alta resolución como lo estamos haciendo ahora.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.