Viajando a la luna (III)

¿Y si la URSS llegaba primera?

La carrera espacial entre los Estados Unidos y la Unión Soviética se inició con el Sputnik en 1957 y finalizó con el pequeño paso de Neil Armstrong sobre la Luna en julio de 1969. 

A principios de 1968 ya era evidente que la URSS no podría poner un hombre sobre la Luna antes que la NASA, pero sí que pudo adelantarse en una misión alrededor de la Luna.
Los éxitos de los Apolo 8 y Apolo 11 enterraron los programas lunares soviéticos L1 -sobrevuelo lunar- y L3 -alunizaje-, respectivamente. 

A partir de entonces la URSS negaría categóricamente la existencia de un programa lunar tripulado soviético y solo pudimos conocer sobre los mismos a principios de los 90 con la caída de la unión Soviética.

Pero ¿Qué hubiese pasado si los soviéticos hubieran sido los primeros en enviar un hombre alrededor de nuestro satélite? 

Sin duda, la historia de la conquista espacial habría sido muy distinta. 

Tal vez, se hubiera continuado la carrera espacial hasta otro destino probablemente Marte. 

¿Se imaginan vivir en un mundo donde el primer amartizaje ocurrió a principios de los 80, con todos los adelantos tecnológicos derivados de tan grande empresa? 

Lastimosamente, nada de esto ocurrió y el primer viaje tripulado a Marte sigue estando en el futuro, a partir de la década de 2030 como mínimo.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *