El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Biografías Historia Universal

Carlos de Habsburgo, el Monarca Universal

Carlos de Habsburgo, nació en Gante (Bélgica) el 24 de febrero del año 1500, hijo de Juana I de Castilla (apodada “la Loca”) y Felipe el Hermoso, también conocido como el «Rey César» o «Monarca Universal», fue Rey de España y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, el soberano más poderoso de la Cristiandad.

Sucesor de la dinastía Habsburgo por el lado de su padre y la de Los Reyes Católicos por el de la madre, Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, fue tratado como príncipe y entrenado para gobernar desde niño. Al crecer, heredaría tanto la magnificencia como el renombre de ambas familias.

Su tía Margarita de Austria poseía una gran cultura, por lo que lo había acompañado y educado a ausencia de su madre; la cual se encontraba confinada en un castillo. Además, fue guiado por varios tutores asignados por su abuelo Maximiliano I. Uno de ellos fue Adriano de Utrecht, quien con preceptos humanistas, había influido magníficamente en el futuro emperador.

Tras la muerte de su abuelo Fernando II de Aragón en 1516, Carlos de Habsburgo se convertía en Carlos I de España al postularse como Rey. Gracias a la intermediación del cardenal Cisneros, su título fue reconocido por el Papa León X en la bula papal de 1517; lo que afianzó su calidad de monarca. A partir de entonces, no pararía hasta satisfacer sus ambiciones de expandir su reinado.

Como soberano de España, destaca su campaña contra las invasiones musulmanas por mar y tierra, que culminó con la contraofensiva en Túnez de 1535. La misma había sido tomada por los otomanos, y posteriormente recuperada por Carlos I y su ejército en la denominada Jornada de Túnez.

Las riquezas en oro y plata traídas del nuevo mundo y sobre las que el rey tuvo un gran poder, fueron fundamentales a la hora de financiar estas campañas. Carlos I de España envió grandes expediciones a América, expandiendo así, el poder del Reino de Castilla.

Durante su reinado, fueron conquistados el Imperio mexica (actual México), el Imperio incaico (actual Perú) y otros vastos territorios. Además, Juan Sebastián Elcano dio la primera vuelta al mundo en 1522.

En 1519, fallecía su abuelo paterno Maximiliano I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Tras reunir la cuádruple herencia de sus abuelos, los Habsburgo y los Reyes Católicos, Carlos I fue un gran candidato para obtener la corona de los césares.

Otro potencial emperador fue el rey de Francia Francisco I, pero el rey español se encontraba bastante preparado para la competencia. Con una suma de 800.000 florines, había sobornado a los 7 electores del Sacro Imperio Romano Germánico.

Consagrado en 1520 como “Rey de los Romanos”, y reconocido tres días después emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, la ambición de Carlos de Habsburgo no paraba de crecer. Este título, presuponía para él una espera a ser coronado por el papa como emperador.

Aconsejado sobre la necesidad de desposarse, contrajo matrimonio con su prima Isabel de Portugal el 11 de marzo de 1526. Carlos I, planteaba que Isabel podría convertirse en su regente debido a su riqueza, permitiéndole desplazarse a Italia con esplendor y honor. Con ella tuvo 5 hijos: Felipe, María, Juana, Fernando y Juan.

El 24 de febrero de 1530 (fecha de su natalicio) fue coronado por el Papa Clemente VII como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, ciñendo sobre su cabeza la corona de los emperadores. Días antes, pero en una ceremonia casi privada para no restar importancia a la coronación imperial, obtuvo el título de “Rey de Borgoñones” o “Rey de Italia”.

Como emperador, lidió con la reforma protestante, la cual se había convertido en un gran problema tanto para la Iglesia Católica como para el Sacro Imperio Romano Germánico.

Al no llegar a un acuerdo entre católicos y protestantes, los segundos, habían formado La Liga de Esmalcalda para luchar en contra de la autoridad imperial. Carlos V junto con su hermano el archiduque Fernando I y otros aliados, hicieron frente a este grupo en la Batalla de Mühlberg, logrando una contundente victoria. A su vez, los jefes de las Ligas fueron apresados y la misma quedó disuelta.

En contrapartida y no contentos con el resultado, los príncipes alemanes a favor de la reforma se aliaron con Enrique II de Francia, ambos poseían intereses de debilitar al Imperio de Carlos V. Con la toma de las plazas imperiales Metz, Toul y Verdún, sumado al ataque a la ciudad de Innsbruck, al Rey Emperador no le quedó de otra que escapar de la ciudad.

Esta huida supuso una humillación para Carlos V, quien tuvo que ceder a los intereses de sus contrincantes en la Paz de Augsburgo de 1555; en la que se determinaba la libertad de culto para los príncipes.

Se lo conoce además por su condición de viajero, la mayor parte de su vida como rey emperador lo pasó viajando. En un viaje normal iba acompañado de unas 3.000 personas, entre las que se incluían personales de las labores domésticas, embajadores y nobles, un equipo administrativo, entre otros. Y al viajar con un ejército, excedían los 10.000 hombres.

Luego de tantos viajes y batallas, y a 25 años de su coronación como emperador, renunció a todas las coronas por las que tanto había luchado. A la edad de 55 años, ya era un hombre desgastado, por lo que dejó el gobierno imperial en manos de su hermano Fernando I y el de España y las Indias en las de su hijo Felipe II.

«Sé que para gobernar y administrar estos Estados y los demás que Dios me dio ya no tengo fuerzas, y que las pocas que han quedado se han de acabar presto», mencionó el monarca, antes de pedir perdón por sus errores con lagrimas en los ojos y abdicar al poder.

Pasó el resto de sus días en la aldea de Cuacos de Yuste y acompañado por la orden de los jerónimos, en un palacio que mandó construir para la hora de su retiro. Lo único que buscaba el Rey Emperador al final de sus días, era encontrar la paz.

Falleció el 21 de setiembre de 1558 a consecuencia del paludismo.
En su corta vida, fue rey de España, Nápoles, Sicilia y Cerdeña. Duque de Borgoña, soberano de los Países Bajos, archiduque de Austria y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.
Tenía la idea de crear el Imperio Universal de los Habsburgo, y aunque falló, siempre será un rey emperador para el mundo.

  • Fuentes:
  • https://www.rtve.es/alacarta/videos/carlos-v-un-monarcaun-imperio/carlos-v-monarca-imperio-carolus/2897805/
  • https://historia.nationalgeographic.com.es/a/carlos-v-coronacion-emperador_7521
  • https://cuadernoshispanoamericanos.com/carlos-v-el-monarca-universal/
  • https://www.elindependiente.com/tendencias/historia/2019/06/23/carlos-v-tragedia-dominar-mundo/
  • https://blogs.ua.es/carloshabsburgo/2010/11/13/el-cesar-carlos/
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_I_de_Espa%C3%B1a#La_aparici%C3%B3n_del_protestantismo

1 COMENTARIO

  1. Hmm it appears like your website ate my first comment (it was super long) so I guess I’ll just sum it up what I wrote and say, I’m thoroughly enjoying your blog. I too am an aspiring blog writer but I’m still new to everything. Do you have any tips for rookie blog writers? I’d definitely appreciate it.

Responder a zortilo nrel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudiante de Periodismo en la Universidad del Norte. Escritora y lectora, amante de la música. Colaboradora en el Periódico Académico El Parlante.