A 21 años de «El proyecto de la bruja de Blair»

A 21 años de «El proyecto de la bruja de Blair»

Hace exactamente veintiún años se estrenaba, quizá, el primer fenómeno de terror que fue viralizado en la web: El proyecto de la bruja de Blair.

Cuentan que un año antes de su estreno, el film ya había causado un revuelo. En la página web de la película (Que en ese entonces, todavía no lo presentaron como tal, sino como un suceso real) lo presentaron como un proyecto de investigación visual, en donde tres estudiantes de cine ingresaron a los bosques de Maryland para  filmar un documental, pero desaparecieron misteriosamente.

Poster oficial de la película

El vídeo de la grabación fue recuperado un año después. En el estaban respaldas todos los macabros sucesos que los chicos vivieron en los gélidos bosques estadounidenses. Una vez que la cinta vió la luz, en Junio del 99, en la esfera virtual de la web se empezó a mover el avispero. En los diferentes foros en línea, muy populares en su época, los internautas debatían acerca de la veracidad del mismo, ya que el filme fue hecho de un formato casero. Grabado a mano y con una edición semiprofesional. Todo esto hizo que la grabación pareciera bastante auténtica. La idea era esa.

Trailer de la película.

“La principal instrucción que establecimos fue que la película debía lucir completamente real”, indicó Eduardo Sánchez, quien fue la cabeza de  todo el proyecto junto Daniel Myrick, en una entrevista al New York Times.

Desde el punto de vista económico y cultural, El proyecto de la bruja de Blair, fue todo un éxito. Se produjo con apenas 60.000 dólares y recaudó nada menos que 248.000.0000 USD. Todo un record en el género independiente. La película no requirió de tanta logística, ya que se filmó con una cámara de formato de 16 milímetros y de Hi8.

A nivel cultural y sucesivo, la película fue influyente para que otros cineastas se vuelquen al género de la filmación encontrada. Muchos de ellos descubrieron que elaborar y ejecutar una película no requería de demasiada logística.

Probablemente uno de los factores que ayudó a que esta película sea exitosa, es que en ese entonces, los cinéfilos del terror no contaban con la astucia de que el horror también se puede traducir en este formato, es lo que suscribe Alexandra Heller-Nicholas, autora del libro Found Footage Horror, también al New York Times.

“Había algo en el aire en 1999 que nos hacía muy conscientes de que la tecnología podría vincularse con algo ambiguo, caótico y desconocido, y La bruja de Blair aprovechó eso en el momento preciso”, dijo.

Un punto que hay que tener en cuenta es que esta película no es la primera en el género. Según los historiadores del cine, el primer film de este género fue “Holocausto Cannibal” de 1980, dirigido por el cineasta italiano, Ruggero Deodato, un simpatizante de películas canibalezcas.


“Había algo en el aire en 1999 que nos hacía muy conscientes de que la tecnología podría vincularse con algo ambiguo, caótico y desconocido, y La bruja de Blair aprovechó eso en el momento preciso”

Alexandra Heller, escritora

El legado que dejó esta película se pudo ver rápido. Títulos como “August Underground” y “Septem8er Tapes”, intentaron imitar el éxito de Sánchez, pero no lo lograron.

El que sí rozó el destaque fue “Actividad Paranormal” en el 2009.  La historia se centró en una pareja que a través de su sistema de cámaras de circuito cerrado, observaba movimientos fantasmales dentro de su casa. Especialistas en cine argumentan que el reparto de actores desconocidos y los diálogos improvisados, jugaron un papel clave para que la película sea atrayente para el público.

Sin dudas El Proyecto de la Bruja de Blair demostró que con un presupuesto limitado, ideas innovadoras y una creativa campaña publicitaria, también se pueden realizar buenos trabajos cinematográficos hasta llegar a la cúspide de taquillas.

  • Con información del New York Times.

Héctor Giménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *