El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Conmemoración Efemérides

El gran salto de la humanidad, la gran victoria de von Braun

Wernher von Braun, nacido en la ciudad polaca de Wirsitz (Wyrzysk) del antiguo Imperio Alemán, un día como hoy, 23 de marzo pero del año 1912, fue ingeniero aeroespacial, Jefe del desarrollo del cohete militar V2 de la Alemania Nazi.

Desde niño buscó mirar más allá, su intención era conseguir que el ser humano viaje a través de las distancias siderales del universo conocido. Se vio envuelto en la tormenta derrotista que aquejaba a los germanos y pronto vio su vida en peligro, tuvo suerte en parte, al ser capturado por los estadounidenses pero una vez en el país del Norte estuvo junto a su equipo “varado” en la nebulosa por cinco años, que fueron interrumpidos por la ambición de Walt Disney que lo supo utilizar y posteriormente, el gobierno del presidente Dwight Einsenhower que puso por la tierra las esperanzas yankees de avanzar en la carrera espacial con el desastre del Vanguard TV3 que intentó colocar el primer satélite en órbita para acercarse a la Unión Soviética, que ya había enviado al espacio un satélite, el famoso Sputnik I.Muy a su pesar, Einsehower tuvo que llamar a von Braun que por su pasado nazi podía generar cierta polémica en la opinión pública que esperaba del gobierno de Washington, acciones más relevantes para superar a la URSS.

Wernher Magnus Maximilian Freiherr von Braun. Foto: NASA.

Sin embargo, tras ese desastre, Wernher fue llamado para solucionar el problema y lo hizo. Era su gran oportunidad, algo que estaba esperando hace mucho tiempo. Tanta confianza tenía en sí mismo y en su equipo que más adelante mostró no solo capacidad para afrontar desafíos inconmensurables sino también trabajar en equipo con nuevos ingenieros y jóvenes científicos que hicieron posible que Estados Unidos le ganase la guerra espacial a los soviéticos. Pero esto, no pudo darse sin la gran rivalidad entre él y el gran Koroliov, otro genio que lastimosamente murió pronto tirando por el suelo todos los años de estudio e investigación que lograron llevar a Yuri Gagarin al espacio.

Von Braun supo rodearse de elementos científicos de categoría, no solo inteligentes y brillantes como él, sino con la voluntad de hierro de hacer las cosas imposibles, posibles; de explorar el universo antes de explorarlo, de saber soñar con los pies en la Tierra pero con la visionaria mentalidad en las alturas del firmamento. El éxito en construir la plataforma de lanzamiento más grande jamás construida para su cohete Saturno V se vio reflejado en los tres días de viaje espacial coronados con el hombre en la luna y la famosa frase de Armstrong: “Este es un pequeño paso para el hombre y un gran salto para la humanidad”. Este gran salto para la humanidad significó la gran victoria del “Führer” de la Carrera Espacial.

Werner von Braun puede alojarse con seguridad junto con su archienemigo Koroliov en el Olimpo de los emperadores que hicieron que hombres ordinarios hicieran cosas extraordinarias, él se encargó junto con su colega soviético de elevar a la humanidad a otra carrera, que por encima de la guerra fría, catapultó a la humanidad toda, en la seguridad de confiar en la ciencia y los científicos, la conquista del Universo, algo imposible, para cualquier persona que haya vivido las crueldades de las grandes guerras que asolaron el mundo en el siglo veinte, todo este logro, produjo nuevamente en que el ser humano podía aún, autosuperarse para bien, en consonancia pacífica.

Señal de esto fue el emprendimiento conjunto entre la Unión Soviética, los Estados Unidos y otros países para construir esa grandiosa obra monumental del humano prodigio, la Estación Espacial Internacional.Por eso y mucho más, recordamos al gran Wernher Magnus Maximilian Freiherr von Braun en el día de su nacimiento.

Tanto él como Koroliov murieron muy jóvenes.

Wernher von Braun murió en 1977 de cáncer de colon.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *