El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Crítica Ensayo Filosofía

De la Sociedad del Big Brother a la del Big Data

Es irónico pensar que podríamos comparar una novela de ficción distópica con el mundo actual. Ciertas características se le asemejan, como que la libertad, se va eliminando en ciertas partes del mundo mediante la censura. Pero a su vez, el internet y las redes sociales han traído una era con mayor libertad de expresión y comunicación. Lo que tampoco es muy bueno, ningún extremo lo es.

Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) la distopía es “la representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana”. Este concepto fue retratado a la perfección por George Orwell en su novela 1984.

La misma se desarrolla en una Londres totalitaria, dentro de la cual, el Gran Hermano es el máximo líder. Este, vigila a los ciudadanos a través de cámaras distribuidas por la ciudad, por lo que nada se le escapa. Un ser omnipotente, omnipresente y omnisciente, considerado un mito, a tal grado que se duda de que exista como persona. En esta sociedad, la única realidad aceptable es la suya.

De acuerdo a la obra Psicopolítica, del filósofo contemporáneo Byung Chul-Han, en el Estado vigilante de Orwell “se elimina el concepto de libertad”. Mientras que en nuestra sociedad del panóptico digital, como él la llama, se “hace un uso excesivo de la libertad”. 

Pero ¿qué fin tiene ese exceso de libertad? En su libro, Han explica que a ese Big Brother (o Gran Hermano) que todo lo ve del que habla Orwell, pasó a convertirse en el Big Data. En el panóptico digital mencionado anteriormente, existe una especie de Big Brother, pero más libertario; el cual utiliza tanto la tecnología como la inteligencia artificial para observarnos.

El mismo, nos llega cual solución, el mantenernos interconectados con nuestros semejantes. O bien, a través de nuestros intereses, como ver películas o videos. Pero nos da una condición, el otorgarle nuestros datos personales, los cuales proporcionamos sin dudarlo al no sentirnos amenazados. Es así, que cada paso que damos en el mundo digital con gran libertad de expresión, deja una huella.

El Big data, al contrario del Big Brother nos anima a expresarnos, comunicarnos y a consumir. Al decir de Byung Chul-Han “En el panóptico digital no existe ese Big Brother que nos extrae informaciones contra nuestra voluntad. Por el contrario, nos revelamos, incluso nos ponemos al desnudo por iniciativa propia”. 

A través del Big Data, se conforma el Poder Psicopolítico del que habla el filósofo, desde el título mismo de la obra. Este, que sin darnos cuenta, es más invasivo y efectivo que el totalitario, ya que no oponemos resistencia.

Hoy día, a la Policía del Pensamiento de la sociedad orwelliana, la encontramos en Facebook o en Youtube. Algo más libertaria y amigable, es lo que les conviene. Pero no sabemos hasta cuando, tal vez hasta que nos demos cuenta. Aunque quizá, sea demasiado tarde.

1 COMENTARIO

  1. Just want to say your article is as astonishing. The clearness in your post is just spectacular and i can assume you’re an expert on this subject. Well with your permission let me to grab your RSS feed to keep updated with forthcoming post. Thanks a million and please continue the rewarding work.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudiante de Periodismo en la Universidad del Norte. Escritora y lectora, amante de la música. Colaboradora en el Periódico Académico El Parlante.