El joker y el cine

El joker y el cine

La nueva encarnación del que tal vez sea el villano más conocido de la historia del cómic goza de un tremendo y merecido éxito a lo largo y ancho del planeta. Obviamente hablamos del Joker, o Guasón, como se lo conoce aquí en Latinoamérica desde el doblaje de aquella mítica serie de la década de los sesentas en donde se representaba a una Ciudad Gótica mucho más colorida y jocosa. No es así el caso de la cinta que con Todd Philips a la cabeza y contando con el papel protagónico de Joaquín Phoenix en la que tal vez sea la opera prima de ambos, en la misma se presenta una Ciudad Gótica sumergida en el caos, pero de eso hablaremos mas adelante.

Poster promocional de “Joker”

Son varias las interpretaciones del príncipe payaso del crimen a lo largo de la historia cinematográfica de Batman, como mencionamos al inicio, el primero surge con la ya clásica serie de televisión Batman, donde reinaba un ambiente caricaturesco e infantil, pues obviamente era emitida en horario familiar. El actor César Romero fue el encargado de representar al Joker durante las dos temporadas y película de este memorable capitulo en la historia del caballero oscuro, y sus enfrentamientos con Bruce Wayne, interpretado por Adam West, son recordados hasta nuestros días.

Cesar Romero (1966)

La siguiente interpretación ya ocurrió cuando finalizaba la década de los ochentas, y por fin pudo concretarse un proyecto de poder llevar a Batman a la gran pantalla, todo esto luego del éxito cosechado con las películas de Superman, protagonizadas por Christopher Reeve. La película genero un montón de expectación y contó con un dream team tanto en dirección como en casting. Tim Burton desempeñó el papel de director y en los roles protagónicos estaban Michael Keaton, Kim Basinger y el ya legendario en aquel entonces Jack Nicholson, realizando una asombrosa interpretación de un Joker con influencias de gangsters y pandillas.

Jack Nicholson (1989)

La saga de películas que inicio con Batman de 1989 fue degenerándose progresivamente conforme avanzaba la infame década de los 90s, con un par de largometrajes para el olvido que son Batman Forever y Batman & Robin, que pasaron sin pena ni gloria y fueron hundiendo cada vez más al murciélago de Ciudad Gotica.

George Clooney, junto a Chriss O’Donell y Alicia SIlverstone (1997)

Pero afortunadamente todo en Hollywood puede resolverse con un reboot, y es lo que ocurrió en este caso con la llegada de Christopher Nolan y su Batman Begins del 2005, que con el moderado éxito en taquilla que logró consiguió una secuela, la tan aclamada The Dark Knight de 2008, que sigue siendo considerada la mejor película de superhéroes de todos los tiempos. En la misma podemos ver una interpretación del Joker que nos gusta llamar legendaria en todo sentido, el escogido por Nolan para ponerse el manto del supervillano fue Heath Ledger, cuya elección fue bastante discutida en su momento, debido a que el actor venía de hacer comedias románticas y también la polémica Brokeback Mountain, los supuestos fanáticos de Batman afirmaban que nadie nunca podría superar a Jack Nicholson, haciendo de jueces antes de ver la película. El deselace de Ledger deja un sabor agridulce, ya que tal vez pudo haber dado la mejor actuación de toda su vida, sin embargo, no pudo gozar del merecido reconocimiento ya que falleció en extrañas circunstancias meses antes del estreno de la cinta. El momento donde gana el Oscar póstumo por su papel en The Dark Knight le rompe el corazón a cualquiera.

El fallecido Heath Ledger (2008)

En el 2016, ya con el Universo DC dando sus primeros pasitos, apareció una representación más del Joker, esta vez interpretado por el ganador del Oscar, Jared Leto, en la cinta Suicide Squad, que pasó sin pena ni gloria, y fue destrozada por los críticos. El personaje de Leto, más allá de llevar el nombre de Joker, dista mucho con cualquier arista representada por el personaje en algún comic o novela gráfica, siendo presentado como una especie de capo narco del siglo XXI, con un montón de tatuajes y acciones dignas de un Pablo Escobar millennial. Una cinta para el olvido, pero habitualmente las tragedias vienen con suerte después, y fue lo que ocurrió en este caso.

Un Joker para el olvido. Jared Leto (2016)

Todd Philips concibió la idea de realizar una película del Joker desde una perspectiva nunca antes vista y con un origen totalmente nuevo, y la elección de Joaquin Phoenix como Arthur Fleck es totalmente acertada, porque, y sin entrar en spoilers, se come al personaje desde el primer minuto en pantalla. La cinta abarca un montón de conceptos y críticas que se vuelven atemporales (Transcurre en 1981), y retratan lo enferma que está la sociedad y como tiene que afrontarla una persona con capacidades mentales diferentes. Se nota la influencia fílmica principalmente de Taxi Driver de Scorsese protagonizada por Robert De Niro, que en Joker da vida a Murray Franklin, un presentador de talk show del cual Arthur Fleck es fanático.  

Joaquin Phoenix (2019)

Joker es actualmente la película número 1 en el mundo, y para aquellos que aun no la vieron no deberían perderse la que tal vez sea la mejor producción del año y que consagre a Joaquin Phoenix en la siguiente temporada de premiación.

Por José Carlos Flores

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *