El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Crítica Música

Opeth: «In Cauda Venenum»

Mikael Åkerfeldt y sus siempre interesantes Opeth, han regresado y el pasado 27 de septiembre publicaron su esperadísimo nuevo trabajo, que vendría a ser el treceavo en su ya prolífica trayectoria. A estas alturas ya nadie espera en que van a volver a sus sonidos primigenios de death metal, sino que simplemente  continuaran su trayecto en el mundo del rock progresivo iniciado  con Heritage (2011).

El trabajo en cuestión, tiene la particularidad de haber sido publicado en dos versiones, una cantada íntegramente en sueco (país de origen de la banda) y otra en inglés; versión en la que esta reseña de concentrará por ser la “versión internacional” aunque honestamente no hay mucha diferencia ya que el espíritu en la música es el mismo.

Con 67 minutos de duración, la obra está compuesta por nueve canciones más un instrumental que sirve para abrir el disco. Antes de adentrarnos a analizar canción por canción, me gustaría destacar la increíble portada de este trabajo, diseñada por Travis Smith, conocido colaborador de portadas de los suecos donde aquí ha vuelto a demostrar su talento artístico en un gran trabajo que combina muy bien las esencias oscuras de King diamond con el estilo prog de King Crimson.

Un muy conseguido sintetizador abre con Garden of Earthly Delights, pieza que sirve de antesala a la para continuar con  Dignity & Heart in Hand, Los dos  adelantos del trabajo. Mientras que la primera se decanta por terrenos más melódicos la otra va por sonoridades más heavys. La banda se escucha orgánica y cristalina (excelente producción). La voz de Åkerfeldt en un excelente estado y el trabajo de guitarra de Fredrik Åkesson es de lo mejor en todo el disco.


Garden Of Earthly Delights

La escuela sabbathica de Next of kin  se mantiene presente por sus riffs y continua con jugueteos de medio tiempos y pasajes acusticos, para volver mas tarde a la pesadez; destacandose tambien el arreglo de teclados de parte del señor  Joakim Svalberg que nos cubre la cancion con mucha aura mistica y siniestra.

Next Of Kin

Svalberg y su piano continuan de protagonistas en Lovelorn Crime, La balada del disco, tan inimista,dulce y melancolica; el aura del tan lejano Damnation esta presente en esta canción.  Una pieza que funciona y gustará hasta a los que no son fans de la banda ya que, como toda balada, es lo mas accesible del disco.

Lovelorn Crime

Las melodias imposibles de guitarra de parte de Åkerfeldt/ Åkesson continuan en Charlatan, una de las mejores canciones del disco por su riqueza en matices y ritmos de los más complejos(Martin Mendez en el bajo y Martin Axenrot estan sublimes acá). Mientras que Universal Truth vuelve a la tonica de combinar pasajes acústicos con otros más pesados, en siete minutos de otra genial canción.

Charlatan

Ahora toca la locura del disco, The Garroter inicia con una guitarra acustica para pasar a convertirse en un tema 100% Jazz, la bateria es tocada con escobillas  y el piano toma la batuta con una melodia sensual y perversa en igual proporcion. Mikael canta con intesidad y la pieza contiene varios pasajes de lo más logrados en toda la discografia de Opeth.

The Garroter

Continuum sigue la tónica de combinar pasajes calmos con otros más heavys, aquí el hammond  crea buena atmosfera para desarrollar el tema. En el ecuador del tema explota un excelente solo de guitarra, melódico y agresivo que dejara con un buen sabor al oyente. El estribillo de la canción es uno de los mejor conseguidos del disco.

Continuum

Llegamos al final con All Things Will Pass, la joya del disco. Tenemos ocho minutos de puro prog, la esencia de black Sabbath vuelve a cubrir varios pasajes amortiguados por los teclados. Todo acaba en un final antológico donde  la banda da su 100%  entregándonos catedra de como concluir una gran obra. Con elegancia y respeto hacia el rock setentero.

All Thing Will Pass

Estamos ante uno de los mejores discos del año, donde los suecos, ya totalmente acomodados en su faceta de rock progresivo nos entregan un trabajo de lo más variopinto. Una producción cristalina donde se continua la evolución de su anterior disco(Sorceress) sólo que llevando la propuesta a un nivel superior.

Calif : 8.5/10

Por Daniel Cristaldo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *