The Dark Knight, el retrato del antihéroe

The Dark Knight, el retrato del antihéroe

A medida que pasa el tiempo el género de superhéroes está siendo cada vez más explotado en la pantalla grande, pero son muy pocos los trabajos que han dejado satisfechos a un gran porcentaje (si no es a todos) los críticos, en ese ámbito podemos mencionar a la que hasta hoy en día es la única película que cumple este requisito y es «Batman The Dark Knights».

Según el medio internacional «The Guardian» y su ránking de las mejores 100 películas del siglo veintiuno, la segunda película de la trilogía de Nolan es la única a nivel superhéroes que puede ser considerada una auténtica obra maestra por la constante reinvención de los personajes, que acompañan muy bien a la producción un tanto loca y extrema de la historia.

La trilogía producida por Christopher Nolan del hombre murciélago es considerada tanto por la crítica como por la fanaticada como una de las mejores ambientaciones del personaje con respecto a la historia, pero sin dudar el punto de inflexión que hace que esta trilogía sea tan recordada es la de la segunda película, «The Dark Night» con el épico encuentro entre el hombre murciélago (Christian Bale) y el Joker (Heath Ledger), uno de los enfrentamientos mejor ambientados en cuanto a relación cómic-película en este género.

Nolan nos lleva a un camino donde el superhéroe no solo lucha contra villanos, sino que también contra sus propios ideales, lo cual lo carcome por dentro en más de una ocasión.

Entonces, ¿quién era la némesis ideal para un héroe que al mismo tiempo era un anti-héroe en la ciudad de Gotham?, todas las respuestas nos guían al Jocker, interpretado de manera fenomenal por Heath Ledger, le dio una vuelta de rosca muy interesante a este clásico, ya que de buenas a primeras el conflicto entre el caballero de la noche y el villano va más allá de lo que pueda ser el bien contra el mal, aunque aquí no hay bueno.

El Joker busca en todo momento desestabilizar emocionalmente a Wayne más que perpetrar algún delito, el objetivo real y mostrado desde un comienzo de manera tácita siempre fue hacer que el excéntrico millonario explote y libere todos sus demonios, lo que hace que esta no sea cualquier película corriente de superhéroes donde el bueno y el malo se enfrascan en un duelo físico, acá hay más tela que cortar.

La premisa del villano principal era que «todos somos buenos hasta donde el mundo nos permite» indicando que todos tenemos un ápice de maldad incrustado en nuestro ser que en cualquier momento puede ser liberado y quizás no logró probarlo con Batman, pero sí con Harvey Dent, que solo necesitó un breve empujón para liberar sus males contenidos y pasar de ser el «Salvador de Gotham» a su peor enemigo.

Nolan logró lo más difícil, dejar de lado el cliché, que en teoría era hacer una película más de superhéroes y la llegó a convertir hasta en un thriller, con muchos momentos donde la filosofía mediante las ideas del Joker llegó a tener un papel protagónico en la cinta, también por el hecho de que su director decidió alejarse de la zona de confort de este tipo de películas y aportar algo diferente. Es de esas películas que marcan un antes y un después en la audiencia mundial.

Fuente:

  1. https://www.tomatazos.com/noticias/395918/The-Dark-Knight-es-la-unica-pelicula-de-superheroes-seleccionada-por-criticos-entre-las-100-mejores-del-siglo

Jose Dielma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *