El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Cultura Ensayo Libros

El juego como fenómeno cultural

Para Johan Huizinga, filósofo e historiador neerlandés, el hombre además de ser un homo faber (hombre que crea) es por sobre todo homo ludens (hombre que juega). Huizinga creía en el juego como un fenómeno cultural, como creador de la cultura, ya que este es incluso anterior al descubrimiento del fuego.

Johan Huizinga. Fuente: Diario de Sevilla.

La cultura humana nace del juego, el mismo aparte de ser una actividad libre y satisfacer nuestras necesidades de relajamiento y deseo, nos hizo hoy día lo que somos. El juego es distinto dependiendo de cada país o región, pero su principal característica es la de transmitirse de una generación a otra sea donde fuere que se haya inventado.

En Paraguay nos identificamos con el carrera vosá, tuka’e kañy o trompo arasa, pues forman parte de nuestra identidad como nación. Los recuerdos creados mediante el juego pasan de generación en generación y moldean nuestra cultura como país.

El juego puede ser un tanto serio como instintivo como el ajedrez, a la vez que competitivo. Lo realizamos por ocio y hace que escapemos de nuestra realidad, sin importar que estemos en el mismo tiempo y espacio, creando una realidad con tendencia propia (como por ejemplo un juego de disfraces o de roles).

Fuente: Vix.

Es una herramienta eficaz para compartir entre amigos, familia, como para integrarte con desconocidos en una fiesta. También tiene una función terapéutica, ayuda a superar situaciones que afectan al comportamiento, debido a que nos facilita el comprender nuestras emociones. Por esta razón, se puede decir que es bueno tanto para la salud física como mental.

Todo juego además de brindarnos diversión, posee sus propias reglas, sin reglas no hay juego. Como por ejemplo, puede ser irracional, fantasioso, pero se juega de forma ordenada y siguiendo las pautas propuestas.

El juego no forma parte del mundo corriente, pero es un acompañamiento fundamental tanto para niños como adultos. No se puede negar sus beneficios para la salud mental, y teniendo en cuenta el mundo ajetreado en el que vivimos, no viene mal un tiempo con nosotros mismos y con los demás disfrutando de esta actividad.

Recordemos que no puede haber un juego sin hombre, ni tampoco, un hombre sin juego. No por el hecho de ser adultos y con la excusa de que tenemos otras responsabilidades, sintamos que el juego no tiene importancia. Tengamos en cuenta que el mismo nos ayuda a distendernos, y por ende, hace nuestra vida aún más llevadera.

Fuentes:

Huizinga, J. (1938). Homo Ludens [Libro electrónico]. Alianza Editorial. https://es.scribd.com/document/440486158/Johan-Huizinga-Homo-Ludens-pdf

Sanchez, E. (2016, 7 marzo). El juego también es terapia. La mente es maravillosa. https://lamenteesmaravillosa.com/el-juego-tambien-es-terapia/

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudiante de Periodismo en la Universidad del Norte. Escritora y lectora, amante de la música. Colaboradora en el Periódico Académico El Parlante.