Jajoechapeve (o hasta pronto)

Jajoechapeve (o hasta pronto)

La cultura paraguaya está de luto, este día gris nos trajo una gran tristeza. Los corazones amantes de la expresión artesanal se encuentran sumidos en el dolor y las lágrimas. Una de las mayores exponentes culturales de esta tierra guaraní, que convertía el barro en verdaderas obras de arte, partió hacia la eternidad. 

La ceramista de América, una representante internacional de nuestra idiosincrasia y tradiciones ha dejado rota las almas de aquellas esculturas que ella misma formó con sus manos.

Doña Rosa Brítez, ha partido desde la misma humildad en la que inició su aventura artística. Las manos que dieron vida a increíbles esculturas de arte nacieron en 1941, en la ciudad de Itá. Doña Rosa, rápidamente y siguiendo las tradiciones de sus padres, se convirtió en ceramista y con el pasar de los años fue adquiriendo la experiencia adecuada hasta convertirse en una embajadora de nuestra cultura, demostrando sus obras a nivel internacional con exposiciones en España, Alemania, Corea, Chile, Uruguay, México y Francia, donde dejó impregnada la mística paraguaya. Y por la gracia que recibió en 1989 obtuvo el premio ‘Ceramista de América’, en Estados Unidos. La mujer que dio vida a los guaraníes fue vanagloriada por todo el continente y sus obras veneradas en todo el mundo.

Jajoechapeve Doña Rosa, que además de dejar a 13 hijos, se lleva el alma de los paraguayos y a la vez nos promete que por medio de sus trabajos estará presente. La vida de Doña Rosa fue enteramente para el arte, para el barro, para el Paraguay. 

Este pequeño homenaje es de parte de un admirador eterno de sus obras. Gracias Ña Rosa, por impregnar en mí el amor que tuviste para nuestro país.

Por Raúl Coronel

Fuente imagen: http://www.intermedios.com.py/wp-content/uploads/2017/11/IMG-20171103-WA0123.jpg

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *