El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Artes Marciales Deportes Reportajes

Alfredo Sotelo, el Campeón paraguayo

!Comparte!

«Quien no es consciente de sus éxitos, esta destinado a la grandeza»

Para alivianar un poco la tensión que vamos acumulando con todo lo relacionado a la cuarentena inteligente que nos aqueja, les doy una opción de lectura para relajarse y conocer un poco sobre algunas personalidades de las Artes Marciales paraguayas durante este fin de semana.

Si nos acercamos a preguntarle a cualquier joven sobre el nombre de algún deportista de cualquier ámbito o época, seguramente dirán nombres muy conocidos para nosotros que persisten en la actualidad y están bien presentes en las redes sociales. Pero esta vez, quiero contarles sobre uno que dejó varias veces en alto el nombre del Paraguay que capaz, no muchos saben. Tal vez no tenga la fama de un futbolista, pero en cuanto excelencia deportiva, rendimiento y por sobre todo dedicación y voluntad, si podemos mencionar a Alfredo Sotelo.

Sotelo, es un maestro de las Artes Marciales especializado en Judo, Jiu-Jitsu y Sambo. Ganó innumerables campeonatos.

Charlando con sus estudiantes.

Características de un guerrero…

Alfredo Sotelo nos cuenta que se inició en este deporte a partir de los 9 años, acompañado de su abuelo, quien lo llevó a las prácticas, pero sin saber que en ese momento su amor por estas disciplinas lo atraparía. También destaca el acompañamiento del resto de su familia quienes siempre le dieron su incondicional apoyo hasta la actualidad.

En la actualidad y enseñanzas

Pero esto no es todo, Alfredo Sotelo no se quedó con sus logros, sino que hoy día los comparte en su academia Wolkang Dojo habilitada desde el 2010, donde imparte clases desde los más chicos hasta los más grandes. Además de enseñar tres modalidades en la que se especializa hoy día; como el Judo, Jiu-Jitsu y Sambo. Menciona que no sólo se trata de enseñar un deporte que ayuda a la defensa contra un oponente o de fuerza y técnicas, sino también, de aprender a vencer nuestros miedos e inseguridades y ayudar a mantener un equilibrio entre la mente y el cuerpo, inculcando la disciplina como algo positivo para el orden de nuestras vidas y el respeto mutuo entre compañeros/as, pero más que nada transportar a la vida diaria estas enseñanzas para ayudar a otros, a seguir su camino.

En plena acción enseñando los secretos de los movimientos.

No sólo se lucha en el tatami…

Si bien en sus mejores épocas de competencia y de años de dietas y sacrificios que realizó para estar a la altura de la competencia. Es notable cómo nos cuenta las vicisitudes que se encontraba, a la hora de ir al extranjero y cómo se las arreglaba para pagarse la estadía durante las competencias, en los países donde se desarrollaban; hay que destacar que alguien con su alta trayectoria deportiva pase por dificultades básicas que se podrían haber evitado si existiese un mayor soporte por parte del Estado.

No es nada nuevo cuando hablamos del poco apoyo y oportunidades que se ofrece a otros deportes como el Judo. Y no hablamos solo de Sotelo, sino de innumerables deportistas talentosos en otras áreas de atletismo.

Con los más jóvenes del Dojo.

Aun así, sobre las competencias en las que él participó por medio de las academias donde practicaba, ya sean nacionales e internacionales, a pesar de todo, siempre tuvo un gran apoyo por parte de la comunidad de artes marciales que le sirvió como impulso en los mundiales y a seguir participando e intentando, (ya que a veces le faltaba un poco de motivación), pero nunca perdió las esperanzas de hacer lo que ama y mantenerse positivo, dijo.

Entre tanto, nos muestra algunos recortes de sus logros expuestos en medios de comunicación que también fueron un factor importante para el reconocimiento de su trayectoria, si bien tuvo varias entrevistas o artículos dedicados a su participación en mundiales, no fueron suficientes reconocimientos como para causar eco hasta nuestros días.

Alexia Diarte observando el álbum de recuerdos del Maestro.

Es increíble como un deportista de su nivel mundialista no sea reconocido o recordado por alguno de nosotros (y eso que tan solo hasta hace unos pocos años atrás que estuvo compitiendo). Sería bueno que siga cosechando éxitos en este deporte. Pero de todas formas él sigue dando sus enseñanzas que las aprendió durante toda su niñez y juventud, ¿imagínense que quieran empezar a practicar Judo o Jiu-Jitsu y que su profesor haya estado entre los 16 mejores del mundo en artes marciales? ¿Quién no querría tener un maestro de su talla?

Para dimensionar, estamos frente alguien con alta trayectoria y excelencia en artes marciales que venera lo que hace sin pedir nada a cambio, tan solo apoyo y acompañamiento por quienes lo rodean. La experiencia y preparación que ha adquirido con el tiempo, que dejó y dejará huellas y ecos en el Paraguay y en varios lugares del mundo y por ello, los paraguayos le debemos mucho.

El Maestro con sus discípulos.

Sus logros

Nos comenta sobre sus títulos…

Subcampeón Estadual de Judo en el 2011 desarrollado en Mato Grosso Do Sul, Brasil y Subcampeón Panamericano de Judo en Asunción. Luego en el 2013, Campeón mundial de Jiu-Jitsu Olímpico en Niterói, ciudad de Brasil. Al año siguiente, se llevó nuevamente el título de Campeón mundial de Jiu-Jitsu profesional en Teresópolis, Brasil. También fue Subcampeón mundial de Jiu-Jitsu 2015 en Río de Janeiro y Campeón Panamericano de Sambo 2015 realizado en Managua, capital de Nicaragua, llevándose la medalla de oro del certamen continental en la categoría superior a los cien kilogramos de peso. En el 2016, nuevamente se llevó el título como Campeón mundial de Jiu-Jitsu profesional en Fortaleza, Brasil y el más reciente en el 2017 como Campeón Latinoamericano de Jiu-Jitsu en Minas Gerais, Brasil.

Participó en 11 mundiales, incluidos los más importantes que ya mencionamos. Luego fue invitado por la Federación Internacional de Kurash a través de la Federación Paraguaya de Judo para participar en el Mundial de Kurash 2002 junto a otros dos deportistas paraguayos que se llevó a cabo en Armenia, situado entre Asia y Europa. Ahí, realizó una extensa jornada donde luchó contra un iraní al que superó en el minuto 5 de la justa. También tuvo un encuentro contra un ucraniano que a los 3 segundos venció, pero en la última ronda, le tocó caer contra un uzbeko. Aún así, satisfecho, mencionó que se sintió victorioso dejando todo en el tatami, ya que gracias a su participación estuvo entre los 16 mejores del mundo en ese momento.

En lo más alto del podio, orgullo paraguayo.

«En la actualidad Alfredo Sotelo posee su propia academia Wolkang Dojo junto con otros maestros, por el momento se encuentra cerrada por la pandemia de coronavirus que afecta nuestro país. Pero ni bien se vuelva a la normalidad, él estará abriendo sus puertas para que sus alumnos y alumnas retomen sus prácticas para conocer este apasionante deporte de las Artes Marciales que enseña el equilibrio entre el cuerpo y la mente».

«Ahí están esas góticas capillas orladas de magníficos relieves, cargadas de sutiles maravillas en sus aéreos arabescos leves».

!Comparte!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *