El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Deportes Fútbol

Clásico del Fútbol Paraguayo: Olimpia, se acostumbra a perder…

En otro orden de cosas, anoche observé por la TV, el clásico del fútbol paraguayo; no quería ver, ―lo acepto―, pero me fijé porque principalmente quería saber qué proponía el DT argentino al frente del Rey de Copas. No veo más partidos de Olimpia desde que asumió el mediocre de Brunotte. Desde el vamos, el equipo azulgrana fue un poderoso dominador del juego en el gramado verde del Defensores del Chaco, que se fue convirtiendo con el correr de los minutos, en el preámbulo evidente, para una inobjetable victoria de los dirigidos por Chiqui Arce.

Cerro que desde el comienzo fue superior por rapidez, picardía, fuerza e inteligencia en el trato del balón, demostró por qué es el mejor equipo del Clausura y por qué, sigue siendo vigente campeón. El Chiqui Arce tiene una jerarquía asumida a lo largo de su experiencia al frente de sus equipos, muchas victorias, glorias, derrotas y fracasos con la selección nacional hicieron mella en su espíritu deportivo, y ahora estamos viendo a un renovado Director Técnico que busca siempre, la posesión del balón, con inteligencia y dándole la confianza necesaria a sus jóvenes jugadores que cumplen las directivas del ex lateral derecho, con practicidad y eficacia.

El equipo de Gorosito, empezando por un Roque lentísimo, que debería haber estado acompañado de Camacho desde el vamos, no puede hacer nada en solitario frente a tres centrales, en el momento en que Roque tenía el balón y miraba alrededor para dar el pase, ya estaba rodeado de varios jugadores de cerro, es más, es probable que haya estado lesionado y que haya jugado el primer tiempo por pedido expreso del técnico, lo que me parece una falta de respeto al Olimpia. Los mismos errores que habíamos visto, desde la última parte del gobierno de Garnero, hemos visto con la estrategia de Pipo Gorosito, es decir, nada, con jugadores como Ale Silva que, si bien es cierto, corren todavía la cancha, se nota su falta de práctica en los pases largos y en la amplitud de miras en los partidos, pu´a tarará, malos pases, una vergüenza que siga jugando por el nombre y no, por su capacidad.

Richard Ortíz, desde el comienzo del juego, ya fue presionado por el árbitro. El uruguayo Ergas que salió lesionado, vino lesionado, continuó lesionado y ahora, continuará lesionado, muchos dólares tirados a la basura por un jugador maleta, que vino a pasearse a Asunción. No marca ni ataca. Es jugador de Brunotte. Rodrigo Rojas debe ser el pivot central del juego en el mediocampo olimpista, pero el técnico lo pone en una situación engorrosa, al lado de picapiedras o que no tienen capacidad defensiva, no puede hacer todo solo él, como Roque, creo que se lo desperdicia. Recalde y Benítez, son muy buenos jugadores que deberían ser mejor aprovechados. Otálvaro que entró en vez que el lesionado, en la primera pelota que toca, le sacan amarilla. Debería calmarse más el colombiano. Alcaraz y Polenta no son malos, pero se le necesita al patrón del área, Carlos Rolón. Anoche, Braian Montenegro demostró que debe ser titular en este equipo cuando Roque está mal. Pero claro, Brunotte lo dejó ir. Es decir, regala puntos a los contrarios antes de disputar un encuentro peloteril porque quita jugadores importantes. Ante las lesiones de Pitta y González, lo lógico sería que Montenegro sea el número puesto en el ataque, pero jamás se le dio la confianza necesaria y cuando estuvo presente, por lo general, la pólvora mojada hacía que muchos hinchas franjeados pidieran que no jugase más.

El chico Brayan Ojeda maembo, lamentable, peor que Tito Torres. Lo bueno y la diferencia sustancial con el jugador estrella de Garnero: es jovencísimo y con el correr de la experiencia mejorará, eso se espera. Gorosito demostró su incapacidad para hacer las mejoras correspondientes al onceno franjeado, por lo tanto, es el reflejo de la administración Brunotte, preferir perder por uno a cero que perder por goleada ante cerro, eso es verdaderamente lamentable, penoso, trágico. Impropio de una mentalidad ganadora. Y qué podés esperar de alguien que vino de Tigre, un equipo que, con él a la cabeza, fue al descenso y peor, en la Copa Libertadores no fue capaz de ganar un solo partido, de tan mal dirigido que estaba el onceno argentino.

Lo que me queda como reflexión al ver el trabajo que hace el Chiqui Arce al frente de los equipos donde estuvo es:

«¿Por qué lo que el paraguayo que es bueno la caga después, es decir, se autodestruye con sus caprichos? El paraguayo frente al éxito se catapulta hacia el fracaso, por terquedades aprendidas en la vida futbolística o por la propia personalidad perdedora que tenemos los paraguayos. Personalidad perdedora que tiene Brunotte y que evidentemente, al ver el desempeño de Olimpia y no hacer los cambios correspondientes para cambiar la situación, me hacen ver que Gorosito, el Pipo, ES LA MENTE DE BRUNOTTE EN EL CAMPO DE JUEGO. Olimpia bajo la administración del nuevo presidente decide competir para no perder, para no descender, para vender jugadores, no para ganar, ni campeonar o comprar. ÉSA ES LA DIFERENCIA KAPÉ OLIMPERO.

Pero volvamos al Chiqui Arce. Por su capacidad y cómo trabaja con sus equipos, lo vimos en Olimpia cuando nos sacó campeones, la forma de juego, la calidad en los pases y en la visión futbolística distinta para nuestro fútbol.

Con su capacidad debería estar dirigiendo en Europa. Gorosito, debería ir a vivir en Temperley o qué y dedicarse a otra cosa, y no, a ser DT.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *