El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Básquetbol Deportes Documentales

The Last Dance: Un documental atrapante desde el inicio

Jordan bota el balón. Levanta la mirada y en cuestión de milésimas de segundos hace un mapeo metal. Finta a la derecha, freno, Russell pasa de largo, ¡y Jordan encesta¡ Así el gato negro, como le diría Miller, sellaba su historia con los Bulls.

Esta miniserie nos muestra aspectos pocas veces vistos, y según muchos, nunca antes vistos sobre Michael y los Bulls.

Michael en The Last Dance, desde su casa en la playa, con un habano y un buen escocés a su lado

El pasado 19 de abril, la cadena televisiva ESPN, lanzaba «The Last Dance» (El Último Baile). Un día después Netflix hacía lo mismo dándole alcance mundial. La serie rememora la trayectoria de Michael Jordan y los Chicago Bulls (1984-1998).

Recuerda la época dorada de la NBA a los que fueron su testigos. Y lo expone, para nosotros, los que no tuvimos la dicha de vivirla.

El documental dirigido por Jason Hehir es emocionante desde el vamos, las muchas y correctamente distribuidas informaciones hacen posible empatizar con la historia de la máxima figura del baloncesto y el equipo que paso de la mediocridad a la gloria en tan poco tiempo. Si bien toda la trama gira entorno a Michael Jordan y los Bulls, y más específicamente, entorno a la temporada 97-98 de la dinastía.

También nos permite comprender la NBA en su conjunto; los equipos más grandes, las grandes figuras del momento, las rivalidades que llevaron a otro nivel la competitividad y magnificencia de Jordan.

Explica porqué Mike pasa a ser Michael Jordan en Chicago, y también, porqué Chicago Bulls no hubiera sido lo que hoy es sin MJ.

Jerry Krause y Phil Jackson, exgerente general y exentrenador de los Chicago Bulls  

Muestra aspectos muy personales de Jordan. La perdida de su padre y todo el impacto emocional que generó; aislamiento del baloncesto y posterior incursión en el béisbol, una relación afectiva con uno de sus guardias de seguridad, y más…

Enfatiza constantemente en la fortaleza mental de Michael, en su liderazgo, y en su ya desmesurada -muchas veces rozando el bully- exigencia; pero siempre poniendo como base el ejemplo.

El último tiro del último baile de Michael Jordan con los Bulls

El dinamismo de The Last Dance permite viajar constantemente en el tiempo, es un ir y venir contante. Todo sea para comprender mejor al, quizás, más grande deportista de todos los tiempos.

Por esa, y varias razones más, «The Last Dance» es una serie que todo amante del deporte en general, por supuesto, los del baloncesto, deberían verlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *