Apuntes no matemáticos de economía – Apuntes sobre el orden social – Taxis

Apuntes no matemáticos de economía – Apuntes sobre el orden social – Taxis

Siguiendo con mi exposición respecto al orden social, esta vez me explayaré sobre el orden deliberado, o aquel que posee un diseño humano.

Como hemos observado antes, en las sociedades humanas posteriores a la recolección y caza, se generan órdenes jerárquicos naturales, es decir, formados por orden espontáneo o “estructuras auto organizadas”, resultado de la interacción humana inter-temporal, cuyo algunos resultados son el derecho natural, el lenguaje, el mercado, entre otros.

Hemos visto que el orden social en una economía de mercado se forma de acuerdo al intercambio voluntario, haciendo con que aquellos que mejor satisfacen las necesidades de los consumidores (de los integrantes del grupo familiar), son los más exitosos y por tanto obtienen estatus en su sociedad, pero también hemos dicho que dichas posiciones están constantemente siendo confrontadas, por aquellos que no aceptan a un individuo dominante o por otros que superan a aquellos en proveer mejor a la sociedad. El estatus entonces, en ausencia del uso de la fuerza, se obtiene por medios económicos, siendo más productivos, sirviendo mejor a los consumidores.

Sin embargo, dentro de este contexto observamos dos luchas constantes, por un lado, aquellos que dentro de las leyes naturales que rigen el mercado buscan acceder a niveles de estatus superiores y, por otro lado, aquellos que gozan cierto estatus luchan por mantenerse en sus niveles buscando siempre aumentar su productividad para satisfacer las necesidades de los demás.

Jordan Peterson utiliza como ejemplo las disputas territoriales entre langostas de mar, por obtener mayor acceso a alimentos y por ende a hembras, estos animales existen en la tierra desde más de 250 millones de años y sus cerebros tienen semejanza con los humanos, en ambos se observa mayores cantidades de serotonina en los individuos dominantes, de mayor estatus. Él explica por ejemplo los niveles de violencia en los barrios pobres tanto de países desarrollados como los subdesarrollados, y atribuye a la dificultad de acceder a estatus dentro de las reglas que rigen actualmente los mercados. Es decir, ante la dificultad de acceder a un estatus en la escala jerárquica natural dentro del marco legal vigente, los niveles de serotonina, adrenalina y cortisol hacen su trabajo generando altos niveles de estrés que se descargan generalmente en violencia (Peterson, 2018).

Jordan Peterson

En este punto, es importante considerar la Teoría del Manejo del Terror y el principio de la saliencia (Conciencia) de la muerte, pues ante un bajo nivel de estatus, las posibilidades de replicación genética disminuyen, por lo que la idea de la finitud del ser es más latente. De ese modo, el individuo se vuelve menos empático, y aumenta el distanciamiento del individuo de los patrones sociales (Becker, 1973).

Ernest Becker

Para el renombrado sociólogo Micheal Mann, las sociedades están constituidas por múltiples redes de poder socio-espaciales superpuestas e inter-sectantes. Una descripción general de las sociedades, su estructura y su historia se puede dar mejor en términos de las interrelaciones de cuatro fuentes de poder social: relaciones ideológicas, económicas, militares y políticas (Mann, 2005). Ajustando su planteamiento a los de este trabajo, considero que las relaciones ideológicas en las que podemos considerar las religiones y las corrientes de pensamientos imperantes pueden funcionar como fuentes de un ordenamiento social, así también los medios militares, basados en la territorialidad y la imposición de la fuerza a territorios vecinos o defensa territorial, y la fuente política basada en la organización o diseños institucionales. Sin embargo, a diferencia de la economía, estas tres fuentes de poder social corresponden a un orden jerárquico dentro de un marco de juegos de suma cero, y tienden con el tiempo a volverse órdenes jerárquicos estables en el que se cristalizan relaciones de poder y un cierto orden jerárquico logra perpetuarse, pero que, al ser juegos de suma cero, su preservación depende de los medios económicos, el cual, como veremos más adelante, se desarrollan mejor en un marco institucional que permite la división del trabajo.

Michael Mann

Por tanto, estos órdenes jerárquicos naturales o de carácter esencialmente económicos, son inestables para los individuos pues exigen mucha dedicación mantenerse en los niveles alcanzados, dicho de otro modo, exige mucho esfuerzo obtener estatus en base a la producción económica, aún más, en el marco del libre mercado. Así ante esta realidad se presenta el Taxis, o la posibilidad de generar un orden social de manera artificial.

En el momento en que un grupo selecto de personas diseña reglamentaciones que se aplicaran a toda la sociedad se obtiene una nueva forma de ordenar el grupo social, el Taxis, u orden social artificial sería el medio político para la satisfacción de las necesidades humanas siendo el mercado el orden social por “orden espontáneo” (Cosmos).

Orden espontáneo se debe entender como formas de ordenamiento o soluciones para situaciones conflictivas que surgen en el quehacer cotidiano de miles de humanos interactuando, y orden artificial se refiere al ordenamiento de acuerdo a los deseos de una autoridad.

Morgan Lewis supone que, tras la institucionalización de la propiedad privada y el desarrollo de las leyes del mercado, se dio lugar a una jerarquización social nueva, la anterior, en los tiempos de la era recolectora-cazadora lo denominó “Societas” y la era de los agricultores-criadores lo denominó “Civitas” (Morgan, 1871). La societas se refiere a una organización basada en gens, clanes o tribus, donde la autoridad reside en una jerarquía natural, relaciones puramente personales conforme a lo planteado en el apartado anterior y que, en la civitas, nace la propiedad privada y la figura del estado y relaciones puramente territoriales.

Lewis Henry Morgan

Pero mi planteamiento es que en ese periodo entre la societas y la civitas, ya en una sociedad con propiedad privada inter-tribal, con el aumento poblacional los juegos de poder ocurrían conforme a lo descrito en el apartado anterior, por orden espontáneo, aquellos más eficientes en suministrar o garantizar alimentos y seguridad a la prole, obtenían niveles mayores de estatus y por ende el favor de las hembras. Sin embargo. Las disputas internas por el estatus dentro del marco del orden espontáneo debilitaban a ambos contendientes, que con la aproximación cada vez mayor de tribus extrañas se ven ante la necesidad de organizarse jerárquicamente, naciendo así la política y por ende el Taxis.

“Los medios económicos deben preceder a los medios políticos. Sin embargo, no todo tipo de trabajo produce excedentes suficientes como para sostener un Estado. No encontrará Estados entre los cazadores-recolectores” (Palmer, 2012).

Tom Gordon Palmer

Dicho de otro modo, con la institución de la propiedad privada y la familia, poco a poco las comunidades humanas pasaron de ser cazadores-recolectores a ser agricultores-criadores (pastores), con esto, las comunidades empiezan a especializarse y logran producir ciertos excedentes, éstos excedentes son los que informan la habilidad para sobrevivir de cada grupo y por ende emiten señales para la replicación genética, y como hemos visto anteriormente por una cuestión de costos de inversión en la procreación, los hombres deben generar las señales de éxito para que las hembras los acepten. Pero no todo el proceso es homogéneo, al paso en que comunidades adoptaban comportamientos más sedentarios, seguía habiendo comunidades nómadas que aún no se volvieron estáticos, muchos de éstos se vuelven comunidades predatorias, dada la escasez en que se desarrolla su modo de producción, pasan a depredar a comunidades agrícolas estables que producen excedentes. Ante esta situación de competición, y de estatus inestable, nace la organización política o Taxis, en el cuál para evitar ataques de comunidades predatorias nómadas que generalmente aparte del botín, arrasaban lo que quedaba a su paso, pasan a ceder parte del excedente a un grupo de personas que asumen un nuevo orden jerárquico basado en política. Es decir se someten a un grupo predatorio estático, a cambio de seguridad.

La organización social planificada moderna tiene sus planteamientos básicos en La República de Platón, donde plantea una sociedad ideal, organizada de acuerdo a principios éticos, donde considera que deben existir gobernantes capaces e idóneos para conducir los destinos de la sociedad. Considera que el gobernante debe saber en qué consiste el arte de gobernar, consideraba que los filósofos serían buenos gobernantes y serían capaces de evaluar mejor las necesidades de la sociedad (Pensadores, 2007).

Platón

Aristóteles delinea una evolución del poder político y dice que somos seres políticos, partiendo de la pareja, como unidad social mínima que va aumentando conforme a la prole, y la expansión familiar da lugar a los barrios que finalmente serán ciudades. De ahí que el poder político asumía un rey, o cabeza de la familia. Posteriormente ya plantea que no importa la forma de gobierno que sea utilizada, todo dependerá si es bueno o malo. Así en caso de que el poder político queda en manos de una persona y si gobierna bien es una monarquía, si gobierna mal, una tiranía; si son unos pocos los gobernantes, si lo hacen bien son una aristocracia, si lo hacen mal se vuelve oligarquía; si son muchos, y gobiernan bien será una democracia y si lo hacen mal será una demagogia (Aristóteles, 344 a.C.).

Aristóteles

Es importante apuntar aquí la conexión genética entre los individuos de un grupo social, las manadas que en la naturaleza demuestran algún tipo de cooperación grupal, comparten mayoritariamente el mismo acervo genético y esto pasa a ser dificultoso cuando los grupos sociales, como los humanos están formados por individuos que no comparten los mismos genes.

Continuando, Max Weber es quien define a la política como la función del ejercicio del poder, Maquiavelo empieza recomendando como fundar un estado y Bodin habla de buscar consenso para otorgar poder a un gobernante. Todos se refieren a crear orden. Thomas Hobbes, Rousseau y otros hablan de contrato social, con el mismo fin. Organizar la sociedad deliberadamente a partir de una autoridad central.

Y como menciona Hayek,

“La organización encuentra aquí el problema que cualquier intento de poner orden en actividades humanas complejas encuentra: el organizador debe desear que las personas que van a cooperar hagan uso del conocimiento que él mismo no posee. En ninguno, excepto en el tipo de organización más simple, es concebible que todos los detalles de todas las actividades se rijan por una sola mente. Ciertamente, nadie ha logrado organizar deliberadamente todas las actividades que se desarrollan en una sociedad compleja. Si alguien lograra organizar completamente una sociedad así, ya no haría uso de muchas mentes sino que dependería por completo de una sola mente; ciertamente no sería muy complejo sino extremadamente primitivo, y pronto sería la mente cuyo conocimiento y determinación determinarán todo” (Hayek, 1998).

Friedrich Hayek

Todos los órdenes vía Taxis, son intentos humanos de imponer un orden artificial desde una planificación centralizada, se vuelven autoridades políticas impuestas y respaldadas por el positivismo jurídico, del que ya se tiene registro en La República de Platón:

«Y así, cada gobierno establece las leyes según su conveniencia: la democracia, leyes democráticas; la tiranía, leyes tiránicas, y del mismo modo los demás. Al establecerlas, muestran los que mandan que es justo para los gobernados, lo que a ellos conviene, y al que se sale de esto lo castigan como violador de las leyes y de la justicia. Tal es, mi buen amigo, lo que digo es que en todas las ciudades es idénticamente justo: lo conveniente para el gobierno constituido. Y éste es, según creo, el que tiene el poder; de modo que, para todo hombre que discurre bien, lo justo es lo mismo en todas partes: la conveniencia del más fuerte» (Platón).

Hechter otorga otra nomenclatura al Taxis, lo denomina Teoría Solidaria del Orden Social y se origina en el estado putativo de la naturaleza (Cosmos). De acuerdo con esta teoría, las personas se agrupan para obtener bienes económicos que no podrían obtener por sus propios medios, algunos de estos grupos suelen entrar en conflicto. Un subproducto de este conflicto intergrupal es el nacimiento del Estado. Sin embargo, aún con un orden jerárquico impuesto por una autoridad (estado), su legitimidad será confrontada. Según Hechter los grupos sociales desafían un orden social porque lo ven vulnerables, por lo tanto, vale la pena atacarlo. Se presume que el orden social artificial fue desplazando al orden natural espontáneo posiblemente por hambruna o desastres naturales que el orden natural establecido espontáneamente tardaría más en resolverlo (Hechter, 1995). Es decir, el orden se encontraba debilitado.

Michael Hechter

El orden artificial entonces se impone deliberada y violentamente al orden espontáneo. Tom Palmer afirma que las sociedades optaron entregar excedentes a grupos predatorios estáticos para protegerlos de los grupos predatorios nómadas. La eficiencia económica es desplazada paulatinamente por la eficacia política.

Bibliografía

Aristóteles. (344 a.C.). La Política. (P. S. Abril, Ed.) Madrid: Ediciones Nuestra Raza.

Becker, E. (1973). The Denial of Death. New York: Simon & Schuster.

Hayek, F. (1998). Law, legislation and liberty. London: Routledge.

Hechter, M. (1995). Explaining Nationalist Violence. Nations & Nationalism, I(1).

Mann, M. (2005). The sources of social power: A history of power from the beginning to A.D. 1760. New York: Cambridge University Press.

Morgan, L. (1871). La Sociedad Primitiva. WordPress.

Palmer, T. (Diciembre de 2012). Los orígenes del estado y del gobierno. El Cato.

Pensadores, C. G. (2007). Sócrates y Platón – Vida y Obra. Madrid: Planeta DeAgostini.

Peterson, J. (2018). Twelve Rules For Life. Toronto: Penguin Random House Canada.

Platón. (s.f.). La República. Buenos Aires: Centro Editor de Cultura.

Víctor Ocampos

2 comentarios en «Apuntes no matemáticos de economía – Apuntes sobre el orden social – Taxis»

  1. En las sociedades humanas no hay orden natural ni espontáneo, eso suena más a «reino vegetal» y al mito del buen salvaje. Peterson y la sicología evolutiva hablan sobre el desarrollo de la mente que ayuda a refutar eso, entender qué es la historia nomás luego ya sirve. Recomiendo ver el materialismo filosófico para ampliar el análisis, los conceptos de imperio generador y depredador, las capas del estado, el concepto de violencia y estado de derecho principalmente, aunque para entender mejor uno se ve obligado a estudiar todo el sistema

    1. Antes que nada, muchísimas gracias por leer el artículo. Sobre orden natural o espontáneo, me basé en el planteamiento de Friedrich Hayek en Law, Legislation and Liberty. Luego sobre el órden natural ya fue más bien en la explicación que McGuire da en God´s Brain. Pero agradezco mucho la sugerencia y no dudes que voy a profundizar más en lo que respecta al materialismo filosófico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *