El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Ciencia Cultura científica Divulgación

Galileo Galilei y la ofensiva a los peripatéticos

!Comparte!

Nacido en Pisa (Italia) en el año 1564, Galileo Galilei fue un hombre eminente del Renacimiento, gracias a sus conocimientos de las ciencias se iniciaba una etapa a la que hoy día conocemos como Revolución Científica.

A pesar de la existencia de la teoría Ptolemaica y la Aristotélica (Aristóteles fue uno de los fundadores del pensamiento científico, por lo cual sus ideas eran ley) las cuales Galileo aceptaba, este se había abrazado al Principio Copernicano.

Uno de sus primeros trabajos fue la reconstrucción de un telescopio, al cual el científico había mejorado considerablemente al añadir más lentes a fin de aumentar su capacidad. Con esto rompía con obstáculos epistemológicos de la época, ya que se creía que para observar las maravillas de la naturaleza ya eran suficientes los ojos que Dios había brindado al ser humano.

Galileo dirigió la vista de este telescopio al cielo, y realizó grandes descubrimientos que sentaban las bases de la teoría Copernicana, la cual afirmaba que la Tierra giraba alrededor del Sol y era contraria al geocentrismo de aquellos tiempos. Algunos de ellos fueron: el avistamiento de valles y grandes prominencias en la superficie lunar (la cual era “perfecta”), los satélites de Júpiter (a los cuales llamó “Estrellas Médici” en honor a sus mecenas) y así también una gran cantidad de estrellas del universo.

Sus estudios sustentaron a importantes científicos como Johannes Kepler e Isaac Newton, quienes formaron parte de esta transformación de las ciencias. Se dice que Newton había escrito en una de sus cartas al científico Robert Hooke: “Si he visto más allá de los otros es por estar mirando desde los hombros de los gigantes”, pues uno de ellos fue indudablemente Galileo.

Galileo Galilei contaba con una “Imaginación Científica” de la que habla el investigador Gerard Holton. Debido a que el científico utilizaba sus conocimientos de las ciencias al criticar el arte de su época, Holton llega a la hipótesis de que su estética quizás haya influido sobre sus teorías científicas y que esta, así como sus conocimientos sobre áreas como la perspectiva, le habrían ayudado a expresar sus ideas a gran parte de la población; más allá de la comunidad científica como se estaba acostumbrado.

 “Hay que mirar con ojos que quieren ver, que crean en lo que ven y crean ver cosas que tienen valor”, afirmaba el escritor V. Ronchi. Como muchos científicos de esta revolución, Galileo tuvo esa visión al ver más allá de lo establecido, al confiar en sus investigaciones y defenderlas a capa y espada incluso de la Santa Inquisición.

En el año 1633 el científico fue acusado de herejía debido a su copernicanismo, por lo que no le era permitido enseñar o defender sus ideas por escrito ni mediante la palabra.

Cadena SER

Durante su encierro y en un momento muy doloroso para él debido a la muerte de una de sus hijas, Galileo había escrito “Una tristeza y una melancolía inmensas, una extremada inapetencia, me odio a mí mismo y constantemente oigo que me llama mi querida hijita”, se había sumido en una profunda tristeza y desesperación.

Florencia – Galería de los Uffizi. Estatua de Galileo Galilei por Aristodemo Costoli. Detalle.

Pero a pesar de ello en la última etapa de su vida y en compañía de sus discípulos, escribe su libro “Discurso y demostración matemática en torno a dos nuevas ciencias”, en donde sienta las bases de la mecánica y marca un inicio de la ciencia moderna.

!Comparte!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *