El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Divulgación Geología

La Tectónica de Placas

A la hora de especular sobre posibles formas de vida avanzadas en el universo solemos empaparnos con la astronomía (el universo es muy grande después de todo) y es frecuente que cometamos el error de dejar un tanto relegados los aportes de otras áreas del conocimiento, que tienen mucho que decir sobre el asunto, como las estadísticas, física o biología.

Mapa detallado que muestra las placas tectónicas con sus vectores de movimiento. Fuente Imagen: De Eric Gaba (Sting) (Versión en español Daroca90) – File:Tectonic plates boundaries detailed-en.svg Eric Gaba (Sting – fr:Sting), CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31487408

Pero si algo he notado con los años es que muchos (no todos desde luego) de los «amantes» de la vida extraterrestre casi no toman en cuenta a la ‘Geología’ en sus cálculos, lo cual es un grave error.

Las condiciones geológicas del planeta o luna en cuestión son de una importancia capital a la hora de evaluar su habitabilidad. Una idea bastante extendida, pero no por eso menos errónea, es que si en un mundo existe agua líquida ya es suficiente, la vida aparece y en unos cuantos miles de millones años surge una civilización tecnológica. Lastimosamente esto es más complejo.

Como hay tantos ejemplos «geológicos» que pueden modificar los parámetros habitables de un mundo en particular (minerales, metales, ciclos biogeoquímicos, presencia de continentes, océanos y un largo etc.); solo voy a hablar de uno cuya influencia es tan relevante para la vida: la existencia, o no, de una «tectónica de placas», del griego τεκτονικός, tektonicós, «el que construye».

Para la vida en la tierra es fundamental. Sin estos movimientos de las placas de la litosfera muchos ciclos biogeoquímicos no se producirían (o serían muy lentos), por ejemplo el ciclo del carbono, esto ciclos son en gran medida los responsables de que la tierra sea «habitable».

También están los volcanes, la placas tectónicas ayudan a mantener el vulcanismo activo por mucho tiempo reponiendo el dióxido de carbono a la atmósfera (el mismo con el paso del tiempo queda atrapado en las rocas). Sin la continua reposición de este gas de invernadero nuestro planeta hace mucho que se habría enfriado bastante, convirtiéndose en un lugar hostil para la vida.

Las 15 placas tectónicas mayores. Fuente Imagen: https://es.wikipedia.org/wiki/Tect%C3%B3nica_de_placas#/media/File:Placas_tectonicas_mayores.svg

Está muy bien pero ¿es la tectónica de placas un fenómeno «universal»? Pues tampoco es que hemos explorado los mundos alrededor del sol lo suficiente como para salir de las dudas. En el sistema solar se han encontrado indicios de que tanto Venus como Marte podrían haber tenido placas activas en el pasado distante (aunque la evidencia todavía es discutible). Algunos de los satélites de Júpiter tienen características que pueden estar relacionados a algo «parecido» a la tectónica de placas, aunque los materiales y mecanismos específicos pueden ser diferentes a los de la Tierra.

¿Significa esto que un mundo sin placas tectónicas es un mundo muerto? De ninguna manera, pero solo si nos conformamos con formas de vida muy simples (como las bacterias). Los organismos biológicos más complejos poseen requisitos mucho más exigentes.

Todo esto es solo una muestra de lo que la geología tiene que decir sobre las posibilidades de vida en otros mundos. Todavía nos falta mucho por investigar este maravilloso universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *