Hart y Holstrom ganan premio Nobel de Economía 2016 (Breve resumen nacional e internacional sobre su trabajo)

Hart y Holstrom ganan premio Nobel de Economía 2016 (Breve resumen nacional e internacional sobre su trabajo)

«En el día a día, la economía funciona gracias a los contratos, como los que se firman para un seguro, un préstamo, o un empleo. Incluso muchas instituciones están basadas en contratos, como los derechos de propiedad, el matrimonio o la constitución de un país. Un contrato establece los riesgos y los incentivos que asumen los firmantes. Los estudios de Holstrom y Hart versan sobre cómo se deben fijar estos equilibrios: “Esta teoría explica por qué las compañías de seguros nunca reintegran todo el valor de la casa quemada o el coche robado, pues en ese caso nunca nos importaría si se quema la casa o nos roban el coche. Hay que tener los incentivos adecuados para fomentar que las partes sean cuidadosas”, ha indicado Per Stromberg, presidente del Comité del Premio Nobel de Economía. En estos conceptos se basan, por ejemplo, las exigencias de copagos». 

«El modelo de Hart no especifica si es mejor que el servicio sea prestado por un agente público o privado, sino bajo qué condiciones una actividad debería desarrollarla una entidad privada o una pública. «No es lo mismo un servicio de basuras que una prisión. Y estos trabajos ayudan a distinguir cómo elaborar estos contratos asegurando un equilibrio entre la máxima calidad y la eficiencia de costes», ha declarado el presidente del comité, Per Stromberg. La Administración estadounidense dejó de privatizar las prisiones basándose en los estudios de Hart». 

«Los profesores Oliver Hart y Beng Holmströng recibieron el Premio Nobel de Economía 2016. Entre las principales razones de tan importante galardón se encuentra la importancia que tienen los incentivos en la economía para comprender y hacer posible ciertos documentos conocidos en el derecho como contratos. De ese modo, la economía como el derecho se expresan en contratos movidos por incentivos que son mejor estudiados mediante la teoría conocida como el agente principal».

«Así, por ejemplo, si el dueño de un terreno (el principal) contrata a un vendedor comisionista (el agente) para vender un lote, lo hace para que lo haga al precio más alto posible; pero, el agente contratado bien puede tratar de vender el terreno lo más rápido porque requiere contar en el corto plazo de la respectiva comisión».

«Vender el terreno por G. 500 millones con una comisión del 3 por ciento (G. 15.000.000) o hacerlo por 450 millones con el mismo porcentaje de comisión (G. 13. 500.000) puede resultarle al vendedor mucho mejor para así contar con dinero y dedicarse también a otras ventas (la diferencia para el vendedor es de G. 1.500.000); pero, para el dueño del terreno significa percibir G. 50 millones menos. El dueño tiene poca información sobre la conducta de su vendedor comisionista, siendo entonces la pregunta: ¿cómo hacemos para que ambas partes puedan equilibrar sus propios objetivos?»

«Los incentivos son tan importantes que hasta influyen en las decisiones políticas, a veces consideradas puramente emocionales. En realidad, la persona que compra en el supermercado es la misma que elige entre candidatos y partidos políticos. En la mayoría de los casos, los votantes muy probablemente apoyarán a los candidatos y a las políticas que les proporcionan beneficios personales. Y, por el contrario, no votarán por aquellos dirigentes o políticas que disminuirán sus beneficios, elevando sus costos personales».

«Los incentivos explican que las personas actúan por una variedad de motivos que pueden sorprender a más de uno. De esa manera, una persona egoísta a la que acusamos de desinteresada por la vida de los demás y otra que consideramos altruista por cuestiones religiosas, terminan por tomar decisiones basadas en mismos incentivos de costos y beneficios. De ese modo, el egoísta y el altruista finalmente actuarán del mismo modo al dar sus ropas usadas a una persona necesitada antes que sus mejores atuendos».

«Los incentivos son, por tanto, la llave maestra para comprender y llevar a cabo posteriormente contratos, de ahí la relación entre el derecho y la economía, con mejores acuerdos y decisiones eficientes, ya sea entre personas, empresas o con el mismo gobierno. El Premio Nobel de este año hace notar la estrecha relación entre el derecho y la economía».

«Los contratos son una forma increíblemente poderosa de pensar sobre partes de la economía. Son fundamentales para la idea de que el comercio es un ‘quid pro quo’ (una cosa por otra) y de que hay dos lados en una transacción», explicó Hart en una entrevista concedida al Comité Nobel.

«Cuanto más derechos se tengan sobre el contrato, más incentivos habrá para invertir en la relación contractual. Cuando se trata del campo de la innovación y el desarrollo, esgrime que lo ideal sería que los científicos o emprendedores participen de la propiedad porque se logran mejores resultados.»

Hart, nacido en 1948 en Londres, obtuvo su doctorado en la universidad estadounidense de Princeton en 1974.

Holmström, de 67 años, nació en Helsinki (Finlandia) y es profesor del Massachusetts Institute of Technology. Hart, de 68 años, es originario de Londres (Reino Unido) y trabaja como profesor de la Universidad de Harvard. Los dos economistas han desarrollado su carrera académica en Estados Unidos. 

«El economista de origen finlandés también desgrana cómo los jóvenes trabajan más duro por sus expectativas de carrera. O cómo recompensar el trabajo en grupos, evitando que haya un polizonte aprovechándose del esfuerzo del resto. En este sentido, su hallazgo consiste en que un poco de burocracia y reglas combinadas con pequeños incentivos económicos suele funcionar bien. Los incentivos pequeños animan el trabajo en equipo, sostiene la investigación de Holmström, quien trabajó como consejero de Nokia». 

«Holmström ha teorizado, incluso, sobre la última gran crisis: los mercados de capitales no funcionan gracias a la información. En su opinión, operan sobre el principio de la confianza. Y ésta no se consigue con más transparencia, sino respaldando las deudas con las suficientes garantías que luego los acreedores puedan reclamar. El catedrático del MIT ha defendido que los contribuyentes rescaten entidades financieras para evitar el colapso de la liquidez». 

Definitivamente, un galardón bien merecido para estos dos investigadores de la Economía.

FUENTES: Artículo del Dr. Víctor Pavón para ABC Color http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/sobre-el-ultimo-nobel-de-economia-1528698.html

http://www.elmundo.es/economia/2016/10/10/57fb645e46163f21058b4588.html
http://economia.elpais.com/economia/2016/10/10/actualidad/1476091074_862842.html
http://www.clarin.com/mundo/Nobel-Economia-Oliver-Bengt-Holmstrom_0_1666033387.htmlEditar

El Parlante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *