El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Especiales Reportajes

La Villa del Maestro: El Precio de una “Educación para la Libertad” [Final]

Tras la construcción de las primeras casas para la Villa del Maestro de San Lorenzo, la historia de los docentes daría una vuelta trágica. Especialmente, la del Dr. Martín Almada; que junto con su esposa Celestina Pérez de Almada eran dirigentes de la lucha de los maestros.

Memorias de un Terrorista Intelectual

Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.

“El vaso se desbordó cuando aprobé la lista de los colegas beneficiarios de las primeras viviendas en la Villa del Maestro de San Lorenzo, en donde me desempeñaba como presidente de la Asociación de Educadores. El barrio de los maestros fue fruto del esfuerzo colectivo de los colegas y los primeros beneficiarios fueron según las autoridades del Ministerio de Educación, en su mayoría profesores contreras”, expresa con cierta nostalgia el Dr. Martín Almada en su libroParaguay la cárcel olvidada, el país exiliado”.

El maestro Martín Almada fue detenido por la policía un 26 de noviembre de 1974. Coincidentemente, en donde había comenzado todo, las instalaciones del Instituto Alberdi[1].

Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.

Fue trasladado al departamento de investigaciones más conocido como “La Técnica”, en donde fue sometido a constantes torturas físicas y psicológicas. Él comenta en el documental que se realizó para recoger su testimonio lo siguiente:

“Estuve 30 días en la sala de torturas y en presencia de estos militares. Un día me interrogan por el contenido de la tesis, otro día me torturan por este asunto del techo propio de cada maestro paraguayo. Otro día me torturan por la educación liberadora y porque leí el libro de Paulo Freire, y porque leí el libro de él, me quemaron los ojos.”[2]

Imagen: ARA info.
Imagen: ABC Digital

Durante esos 30 días y los 3 años siguientes en los que estuvo encerrado en la cárcel de emboscada, el Dr. Martín Almada vivió etapas muy difíciles y dolorosas que lo marcarían de por vida, entre ellas, la muerte de su esposa y madre de sus hijos, la educadora Celestina Pérez de Almada.

“Había sido que la tortura era escuchada por mi esposa, porque la policía le llamaba a ella y le hacía escuchar mis llantos, mis alaridos. Yo gemía, y eso escuchaba mi esposa. En el noveno día le mandaron mi ropa ensangrentada a mi esposa. Y en el décimo día le llaman y le dicen que el educador subversivo falleció y venga a llevar su cadáver. Ella tuvo un infarto, ella murió de dolor.”[3]

Vestigios de un Sueño

Tras la detención del Dr. Almada, los maestros y maestras no tuvieron muchas opciones. Si iban a visitarlo ya se los vinculaba con el caso, por lo que muchos se apartaron totalmente de la lucha por miedo a represalias, se vivían tiempos de oscuridad donde cualquier movimiento que fuese tildado de “subversivo” por los órganos policiales de control, era repelido de manera brutal, las libertades individuales y de asociación, estaban completamente restringidas. Pero quedaron otros que cumplieron con la importante labor de llevar consigo esas ideas del cooperativismo y del trabajo en equipo, más allá de toda coacción y persecución, ya que creían en esta forma de trabajo mancomunado de auto-sustentabilidad.

Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.
Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.

“Lo sentimos todos, porque era nuestro jefe, nuestro eje, el que nos daba aliento para todas las cosas. ¿Y qué íbamos a hacer?, no podíamos hacer nada, sino callar y sentir el cómo se nos llevaban a don Almada. Y no podíamos ir a visitarlo, porque si uno se iba a visitarle, ya se quedaba también.”; este testimonio crudo es el de la maestra Delmina Antúnez realizada por “Ecocultura” y que nos pareció oportuno compartir por la importancia del relato.

Luego de su liberación tras tres largos años de prisión, el maestro Martín Almada fue exiliado del país, a su vez le fueron embargados sus bienes. Pero aquello que jamás podría recuperar fue la vida de su esposa Celestina Pérez de Almada, mártir de esta lucha.

Como esta historia de resistencia, se dieron paralelamente muchas otras durante el régimen dictatorial más largo de Sudamérica. El maestro Eugenio González siempre amable con nosotros dijo, sobre este episodio penoso por el que tuvo que pasar la cooperativa:

Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.
Imagen: BBC

“Sobrevivir en esos escenarios para aquellos que estaban comprometidos en una causa más libertaria por lo menos, de mirar hacia un horizonte, con un sistema más democrático, más horizontal, con más empatía nos hacía acercarnos a ese tipo de proyectos. Eso era por el lado de encontrar una tabla en medio del océano para saber qué podíamos hacer, por el otro lado estaba el temor —no reprochable— de que muchos compañeros, muchos amigos, muchos colegas a veces desaparecían y a veces…”

Homenaje a aquellos que lucharon por la Libertad

Alfredo Stroessner gobernó el Paraguay desde 1954 a 1989, dejando un saldo de 20.090 víctimas directas de violaciones de derechos humanos y 10.987 víctimas indirectas, según la Comisión de Verdad y Justicia.

Tras su vuelta al país luego de la caída de la dictadura (1989) el Dr. Martín Almada junto con el Juez de Paz, Agustín Fernández, descubren los Archivos del Terror en el año 1996, lo que permitió que otros dictadores del cono sur, como Augusto Pinochet, fueran juzgados por la Justicia de sus países.

Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.
Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.
Imagen: Documental “Vestigios de un sueño”.

Además se pudo dar a conocer lo que significó el “Operativo Cóndor”, un plan mediante el cual, los regímenes dictatoriales de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay pudieron realizar intercambios de prisioneros, como así también, de información de inteligencia, necesaria para apresar a elementos subversivos o revolucionarios, además, políticos ideológicamente contrapuestos, y hasta del mismo color, como ocurrió en Paraguay con el grupo colorado MOPOCO, del cual, muchos tuvieron que emigrar a países de las Américas para no ser apresados. Toda una maquinaria represiva que provocó la muerte de un total de 50 mil opositores políticos en Latinoamérica (30 mil de ellos desaparecidos) y apresó a alrededor de 400 mil.

Así también, a través de estos archivos se pudo contar con documentaciones que prueban detenciones arbitrarias o el Plan Cóndor, que muchos pensaron eran fruto de la imaginación. El delito del maestro subversivo, Martín Almada fue tipificado como “terrorismo intelectual”.

Cuadra en la que se encuentran las casas de  Villa del Maestro, tomada por la autora


«La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida». Miguel de Cervantes

Fuentes:

https://www.abc.com.py/especiales/25-aniversario-del-golpe-de-1989/acusado-de-ser-terrorista-intelectual-y-un-maestro-subversivo-1210262.html

[1]“Estando en la escuela, en el Juan Bautista Alberdi, me secuestran el 26 de noviembre de 1974”. Testimonio del Dr. Martín Almada en el documental “Vestigios de un Sueño” de Erich Fischer.

[2]Ibíd.

[3]Ibíd.

1 COMENTARIO

  1. Thanks a bunch for sharing this with all of us you really know what you are talking about! Bookmarked. Please also visit my web site =). We could have a link exchange arrangement between us!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudiante de Periodismo en la Universidad del Norte. Escritora y lectora, amante de la música. Colaboradora en el Periódico Académico El Parlante.