¿Cuánto combustible hace falta para llegar a la estrella más cercana?

¿Cuánto combustible hace falta para llegar a la estrella más cercana?

Pues depende del combustible empleado y de cuanto queremos que dure el viaje. Propongámonos un viaje realista y tratemos de enviar una sonda de tan solo 1 kg de masa a la estrella más cercana en 1000 años, una tarea impresionantemente difícil, fuera del alcance de la tecnología actual.

Si decidimos utilizar un motor de propulsión química tradicional (300 Isp) la cantidad de combustible necesario para este viaje es muchos órdenes de magnitud «superior a la masa de toda la materia contenida en el universo observable», por lo que los motores químicos quedan descartados.

Si el sistema de propulsión fuera uno de tipo iónico como los ya utilizados, con un impulso especifico (Isp) típico de 3.000 segundos, la masa necesaria de propelente sería de alrededor de 5,5 trillones de kilogramos (un 55 seguido de 17 ceros); esto es, la masa de unas 13 billones (un 13 seguido de 12 ceros) de estaciones espaciales internacionales, equivalente a casi dos billones de cohetes Saturno V como los que llevaron seres humanos a la Luna, tampoco es que sea práctico.

Todo esto nos muestra que si queremos viajar a las estrellas tendremos que desarrollar nuevos sistemas de propulsión altamente eficientes.

Los viajes a Próxima Centauri para masas del orden de 1 kg empezarían a poder ser relativamente prácticos con valores de impulso específico del orden de los 100.000 segundos, correspondientes, en teoría, a sistemas de propulsión mediante fusión nuclear de alto rendimiento, algo que con suerte tendremos en las próximas décadas o siglos.

Pedro Francisco Acosta Melo