El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Exploración Espacial

La misión que jamás despegó

La cancelada misión del transbordador para observar al cometa Halley.

Es conocido por los amantes de la astronáutica, que los Estados Unidos no enviaron ninguna misión específica para explorar al cometa Halley, tampoco estuvo a tiempo el telescopio espacial Hubble para dichas observaciones (el Hubble sufrió numerosas postergaciones, algo parecido al James Webb).

Para no dejar pasar la oportunidad de observar al cometa más famoso, se decidió lanzar una misión del transbordador espacial, designada STS-61-E, llevando el observatorio astronómico ‘Astro-1’. ASTRO-1 constaba de tres telescopios ultravioleta para estudiar al cometa desde la bodega del transbordador Columbia.

La tripulación de STS-61-E, que fue cancelada tras la pérdida del transbordador espacial Challenger. Jon A. McBride (comandante), Richard N. Richards (piloto), David C. Leestma, Robert A.R. Parker, Jeffrey A. Hoffman (todos especialistas en misiones), Ronald A. Paris y Samuel T. Durrance (ambos especialistas del Astro-1).

Debería haber despegado a principios de marzo de 1986, justo cuando el cometa se encontraba activo en el sistema solar interior.

Lastimosamente, el 28 de enero de ese año el transbordador Challenger era destruido durante el lanzamiento y todos los vuelos posteriores fueron cancelados, por lo que Astro-1 no pudo cumplir con su objetivo de estudiar al Halley.

Este observatorio finalmente alcanzó el espacio casi 5 años después, a finales de 1990, pero para ese entonces el Halley ya se había alejado bastante, esperemos tener mejor suerte la próxima vez que este viejo conocido regrese en 2061.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *