Sobre la importancia de las muestras lunares

Sobre la importancia de las muestras lunares

La sonda china Chang’e 5 ha aterrizado en la superficie de la luna con el fin de retornar muestras a la tierra. Uno podría preguntarse el motivo de adquirir nuevas muestras, total, el programa Apolo trajo 382 kg de rocas lunares, más los cerca de 300 gramos que trajeron las sondas soviéticas ¿No es suficiente?

Pues no, el motivo por el que necesitamos más muestras, y de diferentes lugares, es que nos permiten calcular la edad de las distintas zonas de nuestro satélite y, por tanto, reconstruir su historia.

Astronauta sobre la Luna, recolectando muestras de rocas lunares. Misión Apollo 17. Crédito: NASA

Y como solo tenemos muestras de la luna y del asteroide Itokawa (próximamente las de Ryugu) eso nos ha permitido reconstruir la historia del sistema solar. Impresionante, pero a todas luces incompleto.

El problema es que solo tenemos muestras de determinadas regiones de la luna, por la reconstrucción de su historia geológica dista mucho de estar completa. Además, siempre será mejor estudiar dichas muestras aquí en la tierra que hacerlo in-situ, ya que la masa disponible para experimentos en las sondas espaciales es muy limitada.

En nuestro planeta podrán ser analizadas por multitud de técnicas e instrumentos, y lo que es mejor, por procedimientos que vayan siendo desarrollados en el futuro.

Por Prof. Pedro Francisco Acosta Melo

Pedro Francisco Acosta Melo

2 comentarios en «Sobre la importancia de las muestras lunares»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.