Viajando a la luna (I)

Viajando a la luna (I)

Como se acerca un nuevo aniversario de la llegada del hombre a la luna repasamos algunos eventos y características notables de esta hazaña.

¿Por qué alunizó el Apolo 11 en el Mar de la Tranquilidad?

El 20 de julio de 1969 el módulo lunar Eagle del Apolo 11 se posaba en el Mar de la Tranquilidad con Neil Armstrong y Edwin Aldrin a bordo. 

Era la primera vez que la humanidad visitaba otro mundo. Pero, ¿por qué el Mar de la Tranquilidad y no otra región de la Luna?

Una simple mirada a la zona de aterrizaje basta para darse cuenta de que la Base de la Tranquilidad era un área especialmente plana, carente de cráteres, montañas u obstáculos de cualquier tipo. Y, evidentemente, este era un requisito fundamental a la hora de elegir el lugar del alunizaje del Apolo 11.

Sin embargo, una gran parte de la cara visible de nuestro satélite está cubierta por las llanuras basálticas que conocemos como mares (o maria). 

Entonces, ¿por qué el Mar de la Tranquilidad y no otro?

Primeramente, las misiones de alunizaje estaban restringidas a solo 5° alrededor del ecuador lunar. Los 5º de latitud tenían que ver con las limitaciones del lanzador y de la cantidad de combustible disponible por parte del módulo lunar (LM) y el módulo de mando (CSM). Aunque en teoría era posible alcanzar la mayor parte de la superficie de la Luna con un cohete Saturno V, la geometría de las misiones lunares lanzadas desde Florida favorecían una órbita lo más cercana posible al ecuador lunar.

Además, esta era la zona de la superficie que podía cubrir una nave Apolo que siguiese una trayectoria de retorno libre, un tipo de trayectoria que permitía usar la gravedad de la Luna para volver a la Tierra en caso de problemas sin gastar una sola gota de combustible. 

Aldrin saluda a la bandera. De NASA / Neil A. Armstrong – NASA Images at the Internet Archive (image link), Dominio público,

En todo caso hubo 5 zonas que cumplían con los requisitos, estando dos de ellas en el Mar de la Tranquilidad. 

Se prefirieron las zonas que se encuentre más al ‘este’ del mapa lunar para que de esta manera si el lanzamiento no se daba en fecha, se podría esperan unos cuantos días para enviar la misión y no todo un mes, los alunizajes necesitaban encontrase con el sol lo suficientemente bajo,entre 5º y 14º, como para que los cráteres y otras características del terreno proyectasen sombras claras.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *