El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Exploración Espacial

Viajeras por la eternidad

Este año se cumplirán 44 años del lanzamiento de las sondas Voyager 1 y 2 de la NASA. A pesar del tiempo transcurrido siguen teniendo suficiente energía para mantenerse en activo y enviar datos desde territorios inexplorados, gracias a su fuente de energía nuclear que seguirá dando guerra hasta bien entrada esta próxima década.

Pero ¿Cuál será su destino? Gracias a que conocemos las velocidades y trayectorias de ambas sondas podemos saber que será de nuestras embajadoras interestelares, al menos en un futuro relativamente cercano. Primeramente debemos recordar que las sondas Voyager no se dirigen a estrellas específicas, aun así en el futuro realizarán sobrevuelos lejanos de algunas de ellas.

La Voyager 1 pasará, dentro de unos 40.000 años aproximadamente, a menos de 1.6 años luz de la estrella Gliese 445, en la constelación Camelopardalis, luego, aunque no se espera un acercamiento significativo a estrellas importantes seguirá en órbita alrededor del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Su hermana Voyager 2, por su parte, se aproximará a 1.7 años luz de la estrella Ross 248 ubicada en la constelación de Andrómeda, también en unos 40.000 años y ,si no es demasiado perturbada por el medio interestelar, en casi 300.000 años pasará a solo 4,3 años luz de la estrella Sirio, la más brillante de nuestro firmamento actualmente.

Más allá de esas fechas es muy difícil predecir el rumbo que tomarán ambas sondas ya que desconocemos la densidad del medio interestelar de las zonas que irán atravesando pero muy probablemente pasen la eternidad viajando por la Vía Láctea.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *