El Perdón

!Comparte!

La pensadora alemana, de origen judío, Hannah Arendt, discípula de Heidegger y Husserl e interlocutora privilegiada de Karl Jaspers, es considerada con justa razón como la que ha re-descubierto la importancia del perdón, como fuerza liberadora del ser humano, sin tener en cuenta una base teológica en el pensamiento.

Uno de sus grandes aportes como pensadora fue el hecho de encontrarle la importancia al perdón en todos los asuntos humanos.

Si bien muy frecuentemente relacionamos el perdón a lo religioso, Arendt se empeñó en tratar de demostrar que el perdón es algo propio de todo ser humano, sin importar que tipo de creencia o religión, este humano profese.

A pesar de querer mantener su pensamiento lejos de lo religioso, se vio obligada a afirmar que cuando San Lucas se le acerca a Jesús para decirle «Perdónalos, no saben lo que hacen» es el verdadero camino a seguir en busca de la verdadera virtud del perdón entre hombres.

Arendt afirma también, que el perdón sirve «para desechar actos fallidos u erróneos del pasado convirtiéndose en una fuerza que nos libera ante los pensamientos negativos que puedan mantenerse en nuestro interior».

Desde su posición laica, también fundamenta que el perdón no proviene del amor, sino «del respeto por la dignidad del ser humano».

Hablamos de todo lo positivo que genera el perdón, también es necesario hablar de lo negativo para complementar de la mejor manera este articulo.

Muchas veces el pedido de disculpas o perdón se ve simplemente como una renuncia a un posible deseo de venganza en un futuro y no como una virtud liberadora de pensamientos negativos, no procuran analizar el por qué están pidiendo disculpas, qué le habrá molestado a la otra persona a tal punto de tener que buscar su perdón.

El perdón, originalmente busca liberar al ofendido y al ofensor, pero en este ámbito, es imposible de hacerse efectivo ese fundamento.

Por José Dielma

Fuentes:

Arendt, Hannah, De la historia a la acción. Paidós. 2008

Arendt, Hannah, ¿Qué es la política? Paidós. 2009

!Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *