El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Fútbol

42 Títulos para el Rey de Copas

Olimpia de Paraguay, como se le conoce internacionalmente, ha conquistado su presea número 42, un hito sin precedentes, cosa que solamente unos pocos clubes a nivel internacional han podido lograr.

El bicampeonato del viejo decano, se dio con antelación, faltando dos fechas para terminar con el torneo clausura 2018, llegando a quitar once puntos de diferencia a su principal perseguidor y rival de siempre, Cerro Porteño, que no ha pasado del mediocre empate.

Los dirigidos por Garnero, “jugador exquisito y táctico dentro de la cancha, estratega de primera fuera de ella” según expresa mi amigo Diego, aplastaron a Guaraní, con golazos y alegría por un bando, reclamos y frustración, por el otro.

4-1 fue el score final del encuentro en el Defensores del Chaco. En el otro partido, Deportivo Santaní igualó a dos goles con Cerro Porteño, este último debía ganar y esperar que Olimpia tropiece estrepitosamente con el Indio.

Pero no fue así y las más de 32 mil almas presentes en el estadio, gritaron hasta quedar afónicas el título de campeón del fútbol paraguayo con grandes actuaciones, entre las cuales, deslumbra sin dudar, la figura del gran Roque Santa Cruz, eximio baluarte, luminaria, que comanda con el brazalete de capitán, a ese gran cúmulo de entereza y valor, al que le otorga esa mística que falta para ganar cosas importantes.

El club Olimpia acostumbrado en la primera década de este nuevo siglo a fracasar en los procesos deportivos por luchas internas o por contrataciones rimbombantes pero sin calidad, estafados por empresarios deportivos sin escrúpulos que se aprovechaban de las necesidades a cubrir por directivas sin experiencia, que trataron de alguna forma de suplir al gran Osvaldo Domínguez Dibb, gloria eterna, en vida, de la entidad deportiva más laureada del Paraguay, tenía que despegar de alguna forma, para ocupar de nuevo, el sitial que le corresponde como fundador del fútbol en nuestro país.

La Institución de Mcal. López, se aleja así, de esta historia triste que parecía de nunca acabar, —que más para el olvido—, tiene que ejercer de testimonio, para las nuevas generaciones de asociados, hinchas y directivos, evitando así, cometer errores graves que han catapultado las glorias del pasado a las vitrinas insignes y ricas del Decano del fútbol paraguayo, como mero recuerdo angustioso de tiempos idos y mejores, rehuyendo de esa forma, confrontar ese pasado reciente de fracasos deportivos, a una actualidad, signada por la pasión, unida a la voluntad de pensar en grande nuevamente, no sólo en el deporte rey, sino en otras disciplinas, que nos hace reflexionar, sobre la importancia de los proyectos a mediano y largo plazo, como fundamentos de los éxitos futuros.

11 puntos de diferencia en el Apertura, ahora 10 puntos de ventaja sobre el inmediato perseguidor; significan demasiado, en un fútbol, que necesita de grandes equipos y grandes dirigentes, para que el espectáculo genere el impacto positivo en la gente.

Imagen: Club Olimpia Oficial

Ahora Olimpia, nuevamente participará de la Copa Libertadores de América, pero desde los grupos, olvidando aquella eliminación tan tempranera en el inicio del proceso Garnero-Trovato. Esa será otra historia.

Para el fútbol paraguayo, es de vital importancia, que los grandes del balompié nacional estén en competencias internacionales, empapados de la ambición de ganar todo, dejando hasta la última gota de sudor en el campo de Marte donde la pelota se convierte con el único objetivo de embocarla en el arco contrario, en la pasión, que mueve multitudes.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *