El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

De GO Fans Fútbol

Jugadores que hasta hace poco eran cracks: Diego Milito

Diego Milito, del que decían era el nuevo Kempes o el Gabriel Omar Batistuta tan esperado, cuando recién comenzaba en el fútbol, era de esos jugadores dotados de una gran técnica, sumada a la potencia en el área y una calidad inigualable para la definición, cualidades que fue adquiriendo mientras congeniaba sus habilidades deportivas con su exuberancia física; implacable goleador nato de esos jugadores extraños que cada tanto salen de las inferiores del fútbol argentino, un cañonero de pura cepa, que ha sabido ganarse el favor de las hinchadas alrededor del mundo y de propios y extraños.

Junto a su hermano Gabriel llevaron su calidad a tierras europeas, destino constante de los argentinos, contante y sonante respiro para los que confiaron en sus talentos innatos para el deporte rey. Gabriel al que le decían «El Mariscal» era del Rojo, mientras que Diego, era de la Academia.

Diego Milito anota el segundo gol ante el Bayern Munich de Robben.

Los dirigentes argentinos manejan de manera inteligente a las jóvenes promesas; desarrollan proyectos con los nuevos valores desde la «cuna» hasta alcanzar la madurez y representar un gran alivio económico para los clubes en donde empiezan a jugar para luego ser transferidos. Hay que reconocer la facilidad con la que los talentos argentinos llegan hasta tierras europeas, su calidad es indiscutible pero también, mucho tiene que ver con la forma en la cual se vende el producto del talento. Éso, debe ser ampliamente analizado y emulado por los dirigentes paraguayos.

Bajo la batuta de José Mourinho conquistó en el Internazionale de Milán, más de setenta goles pero los más recordados son los dos que hicieron posible el campeonato de la UEFA Champions League. Ahora llegó a las cuatro décadas y trabaja en el club de sus amores en la ciudad de Avellaneda, en el Racing Club.

Pero ahora bastante olvidado porque las glorias son pasajeras, lo recordamos humildemente desde «De GO Fans» con esta fotaza quitada en el momento en que se daba el segundo gol que finalmente le dio el título al Inter de Mourinho ante el Bayern Munich.

Diego Milito, un ex jugador que hasta poco nomás, era un crack.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *