El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Fútbol La columna picante

Mi crítica al Erizo de Mar

Lamentable el equipo. Richard Sánchez no puede ser suplente. Ese jugador de Jaguares de Chiapas, Lezcano maembo, debe quedarse allá nomás. Inútil. Si vamos a tirar centros no podemos jugar sin Tacuara Cardozo. No tiene sentido lanzar bombas al área sin personas idóneas para el centro, cabeza y gol. Rabadilla entró a jugar el campeonato con Guaraní, fuera de foco y sin ánimos; se pasó mirándose en los reflejos de las lentes de las cámaras como esos fisiculturistas famosos y no como un jugador de fútbol, no fue solidario, quería chutar desde cualquier parte al arco.

Dejó mucho que desear. Los centrales de Paraguay hacen agua por todos lados, el Gómez que era el capitán se pasó con la cabeza gacha y temblando de terror ante Farfán y eso que Farfán no jugó durante el primer tiempo y cuando ingresó, siguió sin jugar, un jugador sin club metía pavor, horror a los centrales y ese de trencitas, que metió los dos goles de Perú, se reía de nuestra patética defensa.

La defensa de Paraguay fue peor que la Línea Maginot en la Segunda Guerra Mundial ante la potencia alemana. Se creían infranqueables y en un abrir y cerrar de ojos demostraron los peruanos que Paraguay nandiverá en materia defensiva. El arquero Gatito Fernández, lo único que se puede decir, es que siendo hijo de un vendido como su padre, no es extraño que no salga a buscar la pelota en el aire, que se tire a destiempo para la foto y que no tenga voz de mando en el fondo. Pésimo.

Como dice H. Los pases hacia atrás son malos y la defensa no sabe manejar el balón ni sale jugando. Gatito es pésimo con los pies. Hay que tener en cuenta que ahora se sale con los pies en el fútbol de alto nivel. No hay más excusas para un arquero que se dedica todos los días a practicar. Todos fallaron en defensa. Gatito no sale a cazar la pelota aérea; es preferible que salga y la metan, antes que se quede parado mirando todo lo que pasa, y no hablándole a sus defensores. El arquero es muy importante para que los centrales se despierten. Muy pecho frío es Gatito, solo hace buenos partidos contra Olimpia y juega en un equipucho como Botafogo, que no gana más nada a nivel carioca desde la época dorada de Garrincha.

Ángel Romero tampoco debe ser suplente.

Al menos mete el tipo y se mueve, algo que Lezcano no hizo y goles «son amores» no buenas razones. Hernán Pérez es el «Tito Torres» de la Selección. Villasanti y Espínola, a los que con cariño y burla renombramos como «Bolasanti y Esponjínola» no podían en el medio campo tocar el balón con seguridad y perdían pelotas contra los volantes peruanos. No es para ponerlos en partidos donde necesitamos ganar. Está bien para ponerlos frente a Venezuela o Bolivia pero no en partidos densos contra rivales directos como Uruguay por ejemplo.

Creo que ganar con cerro el campeonato ya los puso muy en las nubes y no se cuidaron convenientemente. No se los debería haber convocado. Almidón, eso, puro almidón para nada. No hizo gran cosa ya que sin huevos suficientes y grasa conveniente y un buen tatakuá, no podrá cocinarse bien la chipa. Ese Cubas y el otro kurepa, bueno, tienen técnica pero no es suficiente. Blas Riveros es mucho mejor que ese Arzamendia.

Frases finales hacia el arbitraje. Ayer Pitana no le expulsó al peruano por la agresión a Almidón. Saquen sus conclusiones camaradas. Paraguay no pisa fuerte a nivel sudamericano hoy en día, nunca lo hizo la verdad, pero al menos, debemos tener mejores árbitros que tengan los cojones para impartir justicia. Perú pisa más que nosotros, es una vergúenza. Eso lo que no pega la verdad. La agresión ante Almidón debió ser expulsión. Eso nos habría dado mayor posibilidad de rubricar un triunfo. Pero bueno. Llorar sobre la leche derramada es.

Ésta es la selección de Erizo de Mar y de los dirigentes paraguayos que quieren vender sus jugadores y no, clasificar a Qatar.

¿Se dieron cuenta de algo? ESA FAMOSA ALGARABÍA y buena onda que tiraba la gente se fue al tacho de basura luego del partido y de la pobre imagen de la selección ante el peor Perú de la historia. Tanto los que siempre criticamos, los malos de la película, como los ilusionados y los que apoyan, todos por igual, se encuentran con la bronca. Un fracaso anunciado por muchos. Venezuela debe ser el encuentro que hay que ganar sí o sí, para tener chances de usar la calculadora al final, de todo este proceso.

«Simpático como son los kurepas. Ayer en las radios nacionales le entrevistaron a periodistas kurepas para tener una referencia sobre este Giménez y Cubas. La mayoría le pintaba de cracks. Al final, cualquier cosa resultaron ser. Basta ya de nacionalizaciones». H dixit

Por algo los argentinos venden bien a sus jugadores. Agrego: Paraguay con la APF a nivel selecciones se parece a Venezuela, nacionaliza todo y ahí está el resultado. Basta ya de nacionalizaciones de jugadores argentinos. ¿No hay pio chilenos, uruguayos o brazucas para eso? Digo nomás. Basta ya de nacionalizaciones. Formemos jugadores y dejemos de mirar más allá de nuestras fronteras para nacionalizar a cualquiera.

La gente ya no tiene paciencia con Berizzo, el “Erizo de Mar” que comanda la selección de los empresarios del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *