La Guerra de la Triple Alianza según Rusia

La Guerra de la Triple Alianza según Rusia

1- INTRODUCCIÓN.

Estamos acostumbrados a los relatos de nuestra región sobre la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay (1864 – 1870). En algunos casos, la versión impuesta por los vencedores desde Brasil y Buenos Aires (con apoyo de la «Asociación Paraguaya» y sus descendientes, los conocidos vulgarmente como «legionarios», paraguayos porteñístas que se oponían al Gobierno de Francia y los López) sigue repitiéndose sin muchas variaciones, esto es, el Paraguay estaba gobernado por un tirano llamado Francisco Solano López Carrillo, quien inició la contienda por fines meramente supremacistas y expansionistas, involucrándose en la Guerra del Uruguay (1863 – 1865). ¡Claro que brasileños y porteños sí tenían derecho a hacerlo! ¡La hipocresía en el relato! No obstante, el mundo anglosajón, especialmente en Inglaterra, ha favorecido e impulsado esta versión casi sin disimulo ni análisis.

Luego tenemos la versión pro-Paraguay de la contienda, que toma muchas aristas pero que en general se resume en que Francisco Solano López Carrillo, Mariscal Presidente de la República, decide intervenir en defensa del «Equilibrio del Plata», lo que era fundamental para la supervivencia de su propia nación y también porque le interesaba que Uruguay, entonces gobernado por el Partido Blanco (aliado histórico del Paraguay), se mantenga como una nación favorable al Gobierno de Asunción, pues con el advenimiento del Partido Colorado (aliado histórico de Brasil y los Porteños) el Paraguay quedaría aislado y acogotado, con enormes problemas geopolíticos y económicos que enfrentar ante dicha posibilidad. Cuánto más profundamente se estudia a la «Guerra de la Triple Alianza», más se llega a estas líneas de pensamiento historiográfico y por ende, más se favorece a la «postura paraguaya» del conflicto. Esta es quizás la razón por la cuál muchos, especialmente en el mundo anglosajón (salvo honrosas excepciones) no desean profundizar en el tema y simplemente insisten en la «versión de los vencedores».

También hay muchos otros elementos que tienen cierto peso en la discusión. La influencia, directa o indirecta, del Imperio Británico en la conflagración es un asunto que despierta pasiones y polémicas. Para algunos, está ampliamente demostrada por medio de la financiación y la diplomacia que ejercieron en favor de la Triple Alianza. Para otros, los ingleses sencillamente aprovecharon el momento para vender armas y hacerse ricos con la usura, sin que les importe mucho el resultado. Finalmente, británicos y filo-británicos niegan rotundamente que haya existido intervención alguna de Inglaterra, lo cuál, supongo que en el caso de los primeros sería una «política nacional» hacerlo y en el de los segundos, simple y llano «vasallaje».

¿Quería Don Francisco Solano López Carrillo establecer una especie de «Monarquía» en el Paraguay? Esto no es necesariamente malo, aunque algunos derramaron ríos de tinta sobre la materia, intentando endilgar una u otra cosa al Mariscal Presidente. Esto quizás provenía de la ignorancia sobre el tema que se daba hace unos siglos, especialmente tras el proceso de «emancipaciones» respecto a la Madre Patria España. Se impuso una narrativa histórica en la que un «republicanismo liberal» (a la hechura de las revoluciones en Estados Unidos y Francia) debía instaurarse a cómo de lugar en todas las nuevas naciones hispanoamericanas, sin tenerse en cuenta que por casi cuatro siglos, fuimos miembros de la Corona de los Reyes Católicos y súbditos en pleno derecho de ella, no simples «colonias». Es decir, que las tradiciones del continente estaban vinculadas firmemente a los sistemas de gobierno monárquicos, fueran o no absolutos estos. De allí que por ejemplo, México haya tenido a dos Emperadores muy populares (independientemente del origen, que es otra discusión), Agustín de Iturbide y Maximiliano de Habsburgo, ambos derrocados por revoluciones liberales. Brasil tuvo a la Dinastía de Braganza gobernándolo hasta 1889. E incluso los «próceres argentinos», con todo y revolucionarios adoctrinados que eran, comprendían la necesidad de contar con un «monarca» que permita unificar a los territorios del Imperio Español que fueron troceados durante las independencias americanas; algunos propusieron un «Emperador Inca», otros apostaron por la «Opción Carlotista» y no faltaron (¡cuándo no!) los porteños que querían que un príncipe inglés se corone como Rey del Río de la Plata. Todo esto para explicar que sí el Mariscal López hubiera querido coronarse como «Rey del Paraguay» (sea según el modelo de la «monarquía temperada» de los Reyes Católicos de España, Austria o Polonia, sea según una forma más moderna de «monarquía constitucional» decimonónica o sea directamente una «monarquía absoluta» al estilo zarista), esto tiene nada de malo en sí mismo. Por lo demás, ¿acaso no vemos a cuánto legionario o simple tontorrón que anda por allí, que se hacen pipí encima de la emoción y la más abyecta reverencia, cuándo ven noticias o documentales sobre los Reyes de Inglaterra, pero que critican la supuesta intención monárquica del Mariscal López? No obstante, hasta la fecha, no se cuentan con pruebas contundentes que demuestren que Francisco Solano López Carrillo haya tenido esa intención más allá de especulaciones o elementos dispersos.

En fin, estos y otros elementos de discusión historiográfica existen y se siguen debatiendo. Pero en este artículo queremos presentar la visión que otro país tiene sobre el conflicto bélico internacional más mortífero en la historia de América. Nos referimos a la antigua e inmensa Rusia.

¿Qué piensan los rusos sobre la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay?

2- LAS PISTAS DEL GENERAL ZARISTA.

Como entremés digamos que en nuestro país se tiene en altísima admiración al pueblo ruso. Especialmente porque muchos de ellos, sean zaristas (rusos blancos) o sean bolcheviques (rusos soviéticos), se asentaron en el Paraguay a inicios del siglo XX y contribuyeron con el desarrollo de la nación con su trabajo tesonero y abnegado. No solo eso sino que, durante la Guerra del Chaco contra Bolivia (1932 – 1935), cientos de ellos ofrendaron sus vidas al Paraguay, su segunda Patria, con episodios dignos de ser cantados en épica lírica. ¡Los rusos-paraguayos, Héroes del Chaco, todavía esperan que nuestro país les levante un hermoso monumento!

Uno de ellos, quizás el más representativo, fue el General Stephan Vysokolán (1895 – 1986), veterano de mil batallas, peleó la Primera Guerra Mundial contra Alemanes y Austríacos, peleó contra los Turcos en el Cáucaso, peleó la sangrienta «Guerra Civil Rusa» contra los bolcheviques bajo mando del famoso «Barón Negro» a quien tanto temían los soviéticos, el General Pyotr Wrangel (1878 – 1928), quien aparentemente fue envenenado por un espía comunista. Y todavía tuvo tiempo el General Vysokolán, ya nacionalizado paraguayo, para combatir en la Guerra del Chaco contra Bolivia. ¡Sencillamente impresionante!

Vysokolán dio muchas entrevistas y testimonios sobre su vida y obra. Algunos fueron recogidos por Alfredo Seiferheld en sus «Conversaciones Militares» y otros tantos se hallan dispersas en periódicos y artículos de la época. Incluso muchos de sus ex-estudiantes en la Facultad de Ingeniería UNA recuerdan varias de sus historias. El General Zarista, por ejemplo, contaba que en las Academias Militares de Rusia se enseñaba que el Paraguay era muy admirado por haber sido uno de los primeros ejemplos de una «nación en armas» que se puso en heroica defensa contra la invasión de la Triple Alianza. Decía que esta fama del «Heroico Paraguay» se acrecentó en Rusia gracias a unas obras publicadas por el dramaturgo y escritor Vladimir Nemirovich-Danchenko (1858 – 1943), que lastimosamente, al haberlas hecho antes de la Revolución Rusa (1917 – 1923), no se habrían conservado.

Finalmente, incluso hablaba de que el Zar de Rusia en ese entonces, Alejandro II (1818 – 1881), tuvo la intención de buscar ser mediador para la paz durante la Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay (1864 – 1870), impresionado por el heroico sacrificio del pueblo paraguayo. ¿Serán ciertos estos testimonios del General Vysokolán? Hasta hoy, nadie los ha desmentido pero tampoco han sido confirmados. Por la admiración que siento hacia un valiente e ilustrado militar como Stephan Vysokolán, yo los doy por verdaderos hasta que se demuestre lo contrario.

Sin embargo, si nos basamos en las «enciclopedias oficiales» del Gobierno Ruso, todo parece indicar que los relatos y testimonios del General Vysokolán tenían al menos algo de cierto. Citaremos a dos de ellas como ejemplo.

3- LA VISIÓN DE LOS SOVIÉTICOS.

La «Gran Enciclopedia Soviética» fue la principal fuente oficial de la Rusia Marxista-Leninista. Fue iniciada en pleno auge del poder de José Stalin (1878 – 1953), quien desde 1922 en su puesto de Secretario General del Partido Comunista de Rusia y hasta su muerte, fue el líder y tiránico «Zar Bolchevique» de la Unión Soviética. Muchos llenan de epítetos a Stalin, pero en realidad, a pesar de su crueldad sanguinaria, fue un hombre sumamente inteligente y con notable formación. En su juventud, fue seminarista con cierto talento, buenas calificaciones, aprendió griego y latín además de conocer algo de francés e inglés. Pero Stalin comprendió que ser sacerdote no era lo suyo y abandonó el seminario poco antes de tomar las órdenes mayores, siendo incluso encarcelado por proclamarse «ateo».

Es decir que Stalin no era un hombre «vulgar» como suele presentarse al público. Fue uno de los principales impulsores del proyecto de crearse una «Gran Enciclopedia Soviética» (1926, con ediciones hasta 1990), que tuvo al interesante científico ruso Otto Schmidt (1891 – 1956), amigo personal del «Zar Bolchevique», como su director general. Podríamos decir que los artículos de la «Gran Enciclopedia Soviética» están profundamente impregnados por la ideología bolchevique, aunque las ediciones posteriores fueron añadiendo modificaciones un poco más «centradas», aunque manteniendo la línea soviética.

De la «Gran Enciclopedia Soviética» extraemos dos artículos en particular para que podamos tener en claro cuál era la visión marxista-leninista (de corte estalinista) sobre la «Guerra de la Triple Alianza». El primero es sobre la «Guerra del Paraguay» y el segundo es sobre «Francisco Solano López».

«TRIPLE ALIANZA, GUERRA DE (en ruso también «Guerra del Paraguay»). Una guerra de agresión llevada a cabo por Argentina, Brasil y Uruguay contra el Paraguay entre 1864 – 1870. Gran Bretaña, Francia y EEUU, buscando acceso sin restricciones al capital del Paraguay, promovieron la desembocadura de una guerra que fue largamente planeada por los esclavistas brasileños y la élite de burgueses terratenientes argentinos. La Guerra de la Triple Alianza fue precedida por la intervención del Brasil y la Argentina dentro del Uruguay, con el Uruguay apelando al Paraguay para pedirle asistencia. Paraguay temía que sería aislado del Océano Atlántico si Brasil ocupaba el territorio uruguayo y trató de resolver pacíficamente el conflicto entre Brasil y Uruguay. Sin embargo, en noviembre de 1864, fue provocada a la guerra. Una alianza se formó entre Argentina, Brasil y Uruguay contra el Paraguay; Uruguay se unió a dicha alianza después de ser ocupado por el Brasil. Hasta Mayo de 1866, la lucha tuvo lugar en territorios de Argentina y Brasil; luego los paraguayos se defendieron en su propio territorio. Los ejércitos aliados derrotaron al ejército paraguayo en Humaitá (1865 – 1868), Pykysyry (1868 – 1869) y Cerro Corá (Marzo 1870). Para la victoria aliada contribuyó la superioridad numérica y tecnológica, la ayuda de Gran Bretaña y la conspiración de los reaccionarios paraguayos contra el Gobierno Nacional de Francisco Solano López. El país fue ocupado por tropas aliadas, aproximadamente la mitad del territorio fue anexado, cuatro quintos de la población fue eliminado y el poder fue asumido por terratenientes reaccionarios y miembros de la burguesía vinculados al capital foráneo». [1]

Tiene algunos errores aquí y allá, pero en general, la visión de la «Gran Enciclopedia Soviética» es generalmente correcta y muy favorable a la visión pro-Paraguay. Llama poderosamente la atención, sin embargo, que para los Rusos Soviéticos, la participación de Inglaterra contra Paraguay es un hecho. Quizás estén influidos por su ideología, pero de cualquier forma, esta es una línea histórica que se mantuvo con el tiempo. Pero para mayor confirmación de la postura «pro-Paraguay» de la «Gran Enciclopedia Soviética», veamos lo que dicen sobre Francisco Solano López Carrillo, que es otra forma de comprobar su posición sobre el tema.

«LÓPEZ, FRANCISCO SOLANO. Nacido el 24 de Julio de 1826 en Asunción. Fallecido el 1 de Marzo de 1870 en Cerro Corá. Estadista y diplomático paraguayo. López encabezó la primera embajada de su país en Europa (1853 – 1854) y luego defendió la soberanía económica y política de su país en negociaciones con estados extranjeros. Mientras servía como Ministro de Guerra (1855), llevó a cabo la reorganización del ejército, inició la construcción de un arsenal, una fundición y una ferrovía. López fue Presidente en 1862 – 1870 y promovió el desarrollo de la economía nacional y la cultura. Entre 1864 – 1870, durante la guerra del Paraguay contra la alianza reaccionaria de Argentina, Brasil y Uruguay, demostró ser un talentoso organizador y líder militar. Murió en batalla». [2]

De nuevo, a pesar de algunos pequeños errores, es una versión muy halagüeña sobre el Mariscal Presidente de la República del Paraguay. De nuevo, uno puede estar completamente en contra de la ideología bolchevique, pero si los Rusos Soviéticos te reconocen como «talentoso organizador y líder militar», es para tomarlo muy en serio. Sí de algo saben los rusos, es del arte de la guerra. ¿Pero es esto algo que solamente venía de la inspiración estalinista o quizás la «línea histórica» de Rusia se mantuvo tras la caída de la Unión Soviética?

En Rusia, desde los tiempos zaristas hasta nuestros días, hay una tradición historiográfica que es favorable a la versión pro-Paraguay de la Guerra de la Triple Alianza. [Imagen: Creada por H.B. para El Parlante].
En Rusia, desde los tiempos zaristas hasta nuestros días, hay una tradición historiográfica que es favorable a la versión pro-Paraguay de la Guerra de la Triple Alianza (1864 – 1870). [Imagen: Creada por H.B. para El Parlante].

4- SEGÚN LA RUSIA DE VLADIMIR PUTIN.

Tras la disolución del «Imperio Soviético» en 1991, Rusia debió reconstruirse gradualmente tras unos años de enorme humillación internacional. En el año 1999, un joven nacionalista y antiguo Coronel de la KGB, Vladimir Putin, alcanzó las máximas esferas del poder en la Federación Rusa y hoy, en el año 2022, podríamos hablar de un período de tiempo en dicho enorme estado, que sigue siendo el más grande del mundo a pesar de la desintegración de la URSS, que sin duda alguna será conocido como «la Rusia de Vladimir Putin».

Hombre talentoso y carismático, Putin desde el cargo de «Primer Ministro» o de «Presidente», a nivel internacional volvió a poner a su país en un sitial de respeto y prestigio. Lo hizo con un discurso nacionalista, reconciliador del pasado ruso con el período bolchevique, con firme impronta tradicional y católica bizantina (los llamados vulgarmente «ortodoxos»). La Rusia de Putin, desde entonces, se ha mostrado como una alternativa al mundo occidental, promotor de ideologías liberales decadentes y destructivas que minan a sus respectivas sociedades. Sobre su política interna, sabemos que ha tenido que aplicar mano de hierro para mantener el orden interno, pero al mismo tiempo, es difícil negar que tiene la admiración y el apoyo de su pueblo, que ha vivido un período de mejoría y crecimiento socio-económico constante desde su advenimiento en 1999.

Por decreto presidencial de Vladimir Putin en el año 2002, se aprobó la creación de la «Gran Enciclopedia Rusa», que debía ser sucesora de la «Gran Enciclopedia Soviética» y además, debía combatir contra las versiones impuestas de manera digital por la Wikipedia, proveyendo una «fuente confiable de pensamiento ruso» como contrapartida. El primer director de la «Gran Enciclopedia Rusa» fue Yury Osipov, Presidente de la Academia Rusa de las Ciencias en 1991 – 2013 y los artículos de dicha enciclopedia se pueden encontrar en la página oficial del Ministerio de Cultura de Rusia. En resumen, puede ser considerada como la «versión oficial» de Rusia sobre los temas históricos.

De nuevo, extraemos los artículos de la «Gran Enciclopedia Rusa», publicada por decreto del Presidente Vladimir Putin, sobre la «Guerra del Paraguay» y sobre «Francisco Solano López», respectivamente.

«GUERRA DE PARAGUAY 1864 – 70. Guerra de Brasil, Uruguay y Argentina (la llamada Triple Alianza) contra Paraguay. Su inicio fue precedido por la invasión del Ejército de Brasil al Uruguay con el fin de recibir una indemnización por los daños supuestamente causados ​​por su vecino en la década de 1850, durante las guerras civiles en el país. El Gobierno de Uruguay recurrió a los paraguayos en busca de ayuda. El Presidente Francisco Solano López de Paraguay, interesado en conservar la soberanía nacional de Uruguay, a través de cuyo territorio tenía acceso al Océano Atlántico, declaró su apoyo a Uruguay. El Ejército de Brasil ocupó Uruguay y lo obligó a unirse a la coalición anti-paraguaya, que también incluía a Argentina. La coalición planeaba derrocar al gobierno de López y apoderarse de parte del territorio de Paraguay. En diciembre de 1864, López, al enterarse de la inminente invasión de las tropas de la coalición, movió a su ejército de 10.000 hombres (según otras fuentes, 7.500) a través de la frontera de Paraguay-Brasil y ocupa el sur de la región de Mato Grosso, asegurando así el flanco norte del país ante la invasión aliada. Sin embargo, como resultado de la derrota de la flota de Paraguay contra los escuadrones de sus vecinos en el Río Paraná, en julio de 1865 Paraguay quedó aislado del mundo exterior. En agosto de 1865 los paraguayos tomaron posesión de Uruguayana, pero para septiembre, el ejército de Paraguay con 8.000 hombres fue rodeado por un ejército enemigo de 30.000 efectivos y, después de feroces batallas, capituló (alrededor de 5.000 personas fueron hechas prisioneras). En mayo de 1866, las tropas aliadas (50 mil personas) invadieron el territorio de Paraguay y sitiaron la fortaleza de Humaita, que cayó en agosto de 1868. Paraguay emprendió la retirada de su ejército que en diciembre 1868 fue derrotado en el río Pykysyry y en enero de 1869, las tropas de la coalición capturaron la capital de Paraguay, la ciudad de Asunción. López retiró los restos de sus tropas a las regiones montañosas de la Cordillera y lanzó operaciones de guerrilla. En 1869, aumentó el tamaño del ejército a 13 mil personas, reponiéndolo con adolescentes e indios de 12 a 15 años, pero en agosto fue derrotado cerca de Curuguaty. El período guerrillero de la contienda continuó hasta 1870. Los recursos humanos del país se agotaron. El 1 de marzo de 1870, un pequeño destacamento de López fue alcanzado por tropas enemigas en las montañas de Cerro Cora y fue derrotado a orillas del Río Aquidabán, donde murió López».

«El principal motivo de la derrota de Paraguay fue la superioridad numérica y tecnológica de la alianza (lo que fue facilitado por la asistencia financiera y técnica de Gran Bretaña). De acuerdo con los tratados de paz con Brasil (1872) y Argentina (1876), casi la mitad del territorio fue arrebatado a Paraguay. Las tropas de ocupación estuvieron en el país hasta 1876. La guerra fue de consecuencias catastróficas para Paraguay: más de la mitad de la población y hasta el 90% de los hombres mayores de 16 años murieron (principalmente quedaron mujeres y niños). Por el lado de las finanzas, el presupuesto se redujo a 2 millones de guaraníes (en 1857 – 13 millones), la industria fue destruida, y la mayor parte de la tierra (los pueblos paraguayos quedaron abandonados) fue comprada por extranjeros (mayormente argentinos), etc. Las pérdidas totales del ejército de la coalición anti-paraguaya ascendieron a aproximadamente 190 mil personas. En Brasil y Argentina, como resultado final, habían contraído enormes deudas con la banca extranjera (principalmente británica) que se pagarían hasta en el siglo XX». [3]

Una vez más, el relato presentado por la «Gran Enciclopedia Rusa» de Vladimir Putin y la Academia Rusa de las Ciencias es favorable a la versión pro-Paraguay. Es cierto que con menos «adjetivaciones ideológicas» que la «Gran Enciclopedia Soviética», pero con las mismas ideas centrales que esta. Inglaterra de nuevo es señalada, según el autor del artículo, como principal soporte de la Triple Alianza (a la que denominan «coalición anti-paraguaya», las palabras tienen poder y debí cerciorarme con un experto en ruso para saber si es realmente esa la frase que utilizaron; me dijo que sí: «coalición anti-paraguaya» es una traducción adecuada) y fue gracias a su intervención que Paraguay logró ser derrotado. El Mariscal López interviene en defensa de sus intereses y de la soberanía de sus amigos del «Gobierno Blanco» uruguayos que fueron derrocados por el Ejército Brasileño, cuando la agresión de la Triple Alianza contra Paraguay era inevitable. Claro y contundente. Pero veamos lo que nos dice la «Gran Enciclopedia Rusa» sobre Francisco Solano López.

«LÓPEZ, FRANCISCO SOLANO (24 de julio de 1827, cerca de Asunción – 1 de marzo de 1870, Cerro Cora), estadista, político y figura militar de Paraguay. Hijo de C. A. López. En 1846 dirigió el ejército expedicionario contra la Confederación Argentina. En 1853 – 1854, con el grado de general de brigada, dirigió la primera embajada de Paraguay en Europa (Gran Bretaña, Francia, España). Desde 1855 fue comandante en jefe de las fuerzas armadas como Ministro de Guerra y Marina. En el verano de 1862 fue designado Vicepresidente de Paraguay y tras la muerte de su padre fue electo el 16/10/1862 por el Congreso para la Presidencia. Fomentó el desarrollo económico, reformas y producción militar. Se opuso a la intervención de Brasil en los asuntos internos del Paraguay. En 1864 se inició una ruptura de las relaciones diplomáticas entre Paraguay y Brasil, y los ejércitos liderados por Paraguay ocuparon la provincia vecina de Mato Grosso (ver Guerra del Paraguay). Muerto en batalla». [4]

De nuevo, con menos adjetivos que la «Gran Enciclopedia Soviética» pero en este caso, se agregan otros elementos interesantes. Por ejemplo, aquí se señala que el joven Solano López dirigió una campaña militar contra la Confederación Argentina y que se opuso a la «intervención de Brasil en los asuntos internos del Paraguay», cosa que para la Rusia de Putin, se puede considerar como algo favorable dada la ideología patriótica y soberanista que rige actualmente en la Federación Rusa. Es decir que, en líneas generales, sigue siendo una visión más o menos positiva del Mariscal López. En ningún lugar, ni en la «Gran Enciclopedia Soviética», ni en la «Gran Enciclopedia Rusa», se lo tilda de «tirano» o se lo señala como «causante» de la Guerra de la Triple Alianza. Todo lo contrario, en ambos casos, Paraguay simplemente está «respondiendo» en defensa de sus intereses ante las «agresiones» de la «coalición anti-paraguaya».

5- CONCLUSIÓN.

Tanto en la Rusia de los Zares (según los testimonios del General Vysokolán) como en la Rusia Soviética (según la Gran Enciclopedia Soviética) y finalmente, en la Rusia de Vladimir Putin (según la Gran Enciclopedia Rusa), se ve que la postura de los rusos respecto a la «Guerra de la Triple Alianza» es favorable, en mayor o menor medida, a la versión pro-Paraguaya de dicho asunto. Hasta podríamos hablar de una «larga tradición» en este sentido, desde el zarismo, pasando por la URSS y llegando a nuestros días.

¿Cuál es la «tradicional postura rusa» sobre el tema, según lo que tenemos en este artículo?

Que el «Heroico Paraguay» se defendió «como una nación entera en armas», con gallardía y patriotismo, de la invasión de la Triple Alianza, despertando la admiración del pueblo ruso en tiempos del Zar Alejandro II. La «coalición anti-paraguaya» fue la que inició la contienda con sus ataques en el Uruguay; los uruguayos solicitaron auxilio al Paraguay, cuyo líder fue el Mariscal Presidente Francisco Solano López, quien intentó una mediación pacífica pero luego, al ver amenazados los intereses de su Patria y comprendiendo que la agresión de la «coalición anti-paraguaya» era inevitable, se decide actuar. Y luego, lo que todos sabemos.

Llama poderosamente la atención que los rusos dan como un hecho consumado que Inglaterra tuvo mucho que ver con la contienda, apoyando de forma decisiva a la «coalición anti-paraguaya» con financiación y tecnología bélica. También es destacable que en ningún momento presentan una imagen negativa del Mariscal López, todo lo contrario, en la «Gran Enciclopedia Soviética» se admiran abiertamente sus habilidades de estadista y militar mientras que en la «Gran Enciclopedia Rusa», quizás intentando ser más neutral, sin embargo se deja entrever que sus acciones en defensa de los «intereses del Paraguay» fueron completamente razonables.

Quedaría para investigar si existen otras fuentes rusas, originales, sobre el tema. Estudios profundos y analíticos, no basados en la propaganda anglosajona ni en la versión impuesta por los vencedores, sino en meticulosas observaciones e investigaciones. También sería interesante buscar las obras de Nemirovich Danchenko que habrían sido tan favorables al Paraguay así como otras que provengan del «período zarista». Por supuesto, queda por saber qué tanto se habría involucrado el Dictador José Stalin en las versiones publicadas por la «Gran Enciclopedia Soviética». Se nos presentan varias interrogantes, pues, y esperamos que con el tiempo más datos y evidencias vayan apareciendo.

6- REFERENCIAS.

[1] «Paraguayan War. (n.d.)». The Great Soviet Encyclopedia, 3rd Edition. (1970-1979). Extraído el 5 de febrero de 2022 desde https://encyclopedia2.thefreedictionary.com/Paraguayan+War

[2] «Francisco Solano Lopez. (n.d.)». The Great Soviet Encyclopedia, 3rd Edition. (1970-1979). Extraído el 5 de febrero de 2022 desde https://encyclopedia2.thefreedictionary.com/Francisco+Solano+Lopez

[3] Gordienko, V.D.: «Guerra del Paraguay 1864 – 70». Gran Enciclopedia Rusa, tomo 25. Moscú, 2014, pp. 283 – 284. (Гордиенко В. Д. ПАРАГВАЙСКАЯ ВОЙНА 1864–70 // Большая российская энциклопедия. Том 25. Москва, 2014, стр. 283-284). Extraído el 5 de febrero de 2022 desde http://bre.mkrf.ru/military_science/text/2706531#

[4] Korableva, Lu Yo. «López, Francisco Solano». Gran Enciclopedia Rusa, tomo 18, pp. 33. (Кораблёва Л. Ю. ЛОПЕС // Большая российская энциклопедия. Том 18. Москва, 2011, стр. 33). Extraído el 5 de febrero de 2022 desde http://bre.mkrf.ru/world_history/text/2157890

Emilio Urdapilleta