El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Especiales Héroes modernos Historia Contemporánea

La leyenda…

A lo largo de la historia de la civilización humana existieron diversas situaciones, en diferentes aspectos y contextos que dieron pie al surgimiento de personas sobresalientes en estos acontecimientos. Personas que por diversos motivos, que van desde: talento, esfuerzo propio, suerte u oportunismo, lograron grabar sus nombres en los anales más sobresalientes y hasta hoy en día son recordados, algunos como héroes otros como mártires y unos pocos como leyendas…

Este último es el caso de Christopher Scott Kyle o Chris Kyle como se lo conocía normalmente, quien no solo recibía el apodo de “la Leyenda”, sino que gracias a su servicio en el ejército estadounidense, su talento excepcional como francotirador y sus más de 160 bajas confirmadas, hoy en día es considerado como un héroe moderno.

Fuente Imagen: Chris Kyle. Wikipedia

Chris, nació en 1974 en Texas EEUU, fue criado en el seno de una familia con fuertes creencias religiosas, él era el primero de dos hermanos, su madre llamada Deby Kyle y su padre el señor Wayne Kenneth Kyle le brindaron a Chris y a su hermano menor Jeff, muchos de los valores que un padre y una madre le pueden trasmitir a sus hijos.

Pero tres de los valores más importantes para ellos eran; la familia, la religión y el patriotismo, su padre era una persona con un carácter fuerte y un gran sentido de la justicia, cosa que influyó bastante en la vida como adulto de Chris y que lo ayudó a pasar a la historia como uno de los francotiradores más letales de Estados Unidos.

Pasó su juventud y parte de su adultez persiguiendo el sueño de ser un Vaquero famoso, en los rodeos que se realizaban en la ciudad donde residía, pero a raíz de una lesión sufrida a causa de una mala caída, tuvo que dejar atrás ese sueño. Luego de abandonar completamente los rodeos, Chris optó por llevar una vida mas tranquila y se decidió a trabajar como un granjero para una estancia local, debido a que le gustaba la vida de campo, los animales y los exteriores, el decía :

La de allí no es vida fácil, y el trabajo te desloma. Sin embargo, al mismo tiempo resulta todo sencillísimo. Pasas casi todo el tiempo fuera. La mayoría de los días estás solo con los animales. No tienes que tratar con gente, ni meterte en una oficina ni lidiar con pamplinas sin importancia: te limitas a hacer tu trabajo”.

Luego de un tiempo siendo granjero Chris decidió que quería algo más para su vida, los estudios no eran lo suyo, y el sueño de ser un vaquero había quedado atrás, así que pensó en lo único que le quedaba y le gustaba, unirse al ejército, así que en un día de 1996 se dirigió a las oficinas de reclutamiento con la idea de unirse a los marines, pero debido a ciertas circunstancias fichó por los Navy SEAL.

No fue tan sencillo para el unirse al ejercito ya que la primera vez lo habían rechazado por la lesión que había sufrido en aquella caída del rodeo, creyó que su carrera como soldado había acabado antes de empezar, pero luego de cierto tiempo lo volvieron a llamar y logró entrar al equipo. Los SEAL son un comando de la armada estadounidense adiestrados en operaciones especiales y el nombre proviene las palabras “Sea, Air, Landa” (mar, tierra y aire) que describe la variedad de terrenos en qué operan, los SEAL a su vez “descienden” de los UDT (Equipo de demolición sub-acuática), que eran submarinistas encargados de explorar playas enemigas y otros cometidos especiales desde la segunda guerra mundial.

La primera vez…

Fuente Imagen: https://www.insideedition.com/headlines

La primera vez que tuvo que disparar y matar a alguien fue difícil para el, ya que su primera baja confirmada fue una mujer. Se encontraba en Irak en una pequeña ciudad llamada Nisiriya, los de la infantería de Marina habían llenado la carretera avanzando hacia el norte para liberar al país de Sadam Husein.

Chris había tomado una posición en lo más alto de un edificio, que había sido despejado por sus compañeros momentos antes, el tenía la misión de “sobrevigilar” (evitar una emboscada), se encontraba observando a través de la mira telescópica de su rifle a uno de los camiones de trasporte qué trasladaba a una unidad de los marines, está se detuvo y los soldados que se encontraban dentro decidieron salir a patrullar caminando, Chris cuenta que a unos cuantos metros vio a una mujer salir de una de las casas que se encontraban en ese lugar, y observo como está sacaba algo de debajo de sus vestiduras y le daba un tirón.

Le comunicó a su jefe lo que estaba presenciando y recibió la orden de disparar, empezó a dudar y trataba de comunicarse con los soldados de aquella unidad, pero la radio fallaba, una vez más escucho a su jefe ordenándole casi a los gritos que disparase y al ver que los dela unidad avanzaban hacia la mujer, no le quedó de otra y apretó el gatillo, la granada explotó en las manos de la mujer antes de que pudiera ser lanzada  y la unidad se salvó. Sin embargo a pesar de todas las dudas y dificultades que tubo antes de disparar en aquel momento, Chris cuenta que no sintió ningún tipo de remordimiento después de hacerlo ni lo lamentaba, el dijo:

Fuente Imagen: thedailybeast

“Disparar era mi deber, y no lo lamento. La mujer ya estaba muerta: lo único que hice yo fue asegurarme de que no arrastraba consigo a ninguno de los marines.”

La leyenda…

Generalmente se cree que los francotiradores solo realizan disparos desde una posición extremadamente alejada del enemigo, y que siempre van apuntando a la cabeza o cosas así, y aunque si realizan tiros a una mayor distancia en comparación con los demás combatientes, normalmente no es tanto como se cree. Chris contaba que a él no le preocupaban tanto las distancias al momento de abrir fuego, y siempre trataba de pegarles en el centro de su masa, ósea en el tórax o la espalda, ya que así tenía más oportunidades de atinarles y matarlos que apuntándoles a la cabeza.

Uno de sus disparos más largos y por el cual empezó a recibir el apodo de “La leyenda” ocurrió en Irak, se encontraba vigilando desde la azotea de un edificio que tenía vista hacia un río, cuando de pronto vio en la orilla a tres insurgentes a una distancia de mil trescientos metros, río arriba, ocasionalmente los insurgentes iban a la orilla con la intención de cruzarla o burlarse de los soldados que se encontraban del otro lado, ya que eran conscientes de la inmensa distancia que los separaba y que además las normas de combate no permitían que los SEAL o cualquier otra unidad disparasen en contra de estos si estaban del otro lado del río, se empezaron a burlar de Chris haciéndole todo tipo de muecas y gestos, pensando en que este no iba a dispararles, y hasta miembros de su misma unidad empezaron a reírse de él, Chris decidió a intentarlo, realizó una serie de cálculos rápidos y tomando de referencia un árbol que se encontraba detrás de los insurgentes disparó, logró darle a uno en el estómago matándolo al instante, mientras que los otros dos huyeron del lugar.

Pero lo que realmente le valió el título de “leyenda” fue haber superado a Carlos Norman Hathcock II en número de bajas confirmadas, el señor Carlos Hathcock fue el miembro más famoso del gremio de francotiradores estadounidense, entre sus premios se encuentran: un corazón púrpura, medalla de servicio en la defensa nacional, Vietnam Service Medal, Vietnam Campaign Medal entre otros, logró 93 bajas confirmadas sirviendo como francotirador en la guerra de Vietnam, y al momento de compararlo con Chris, éste ya llevaba 101 bajas confirmadas y más de 250 no confirmadas, superando así con creces al francotirador de Vietnam.

(Las bajas confirmadas son aquellas muertes hechas en compañía de un testigo que pueda corroborarlas, por ejemplo: si se dispara a un objetivo y este logra arrastrarse hasta quitarse de la vista del tirador como de su testigo y luego muere, está ya no cuenta como una baja confirmada)

Un trágico final…

Fuente Imagen: https://goingpalin.wordpress.com

Chris sirvió en los SEAL un total de diez años retirándose en 2009, a raíz de que intentaba salvar su relación con su esposa Taya, con quién tuvo dos hijos, fundó una empresa de seguridad llamada “Craft International” y escribió un libro autobiográfico titulado “American Sniper”, también se dedicó a ayudar en la rehabilitación de excombatientes de la guerra con síndrome de estrés postraumático con diversas actividades que el organizaba.

Fuente Imagen: dailymail

Chris kyle murió asesinado junto con su amigo Chad Littlefield el 2 de febrero del 2013 por el marine Eddie Ray Routh de 25 años, quién sufría de estrés postraumático luego de regresar de la guerra. Chris y Chad decidieron llevar a Ray a un polígono de tiro que se encontraba cerca de Chalk Mountain Texas, porque consideraban que cazar y practicar tiro era relajante para los excombatientes, Routh mató a Chad disparándole siete veces y luego mató a Chris de 6 tiros más, el juez Jason sentenció a Ray a cadena perpetua sin posibilidad de libertad

Miembros del ejército con el ataúd de Chris Kyle en el Cowboys Stadium en Arlington, Texas Créditos: Larry W. Smith / European Pressphoto Agency

Fuente: Libro autobiográfico «El francotirador: Memorias del SEAL más letal de la historia (Memoria Crítica)». Editorial Crítica. 2015

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *