Recordando el nacimiento de uno de los más grandes divulgadores de la ciencia del siglo veinte

Recordando el nacimiento de uno de los más grandes divulgadores de la ciencia del siglo veinte

Carl Sagan, nacido el 9 de noviembre de 1934 se convirtió por excelencia, en el promotor ideal de las ciencias. Astrónomo, astrofísico, cosmólogo, escritor y divulgador científico. Por medio de la serie de TV “Cosmos”, transmitió como nunca antes, su curiosidad por las galaxias, las nebulosas, los sistemas solares, los planetas y principalmente, su amor por la cultura, la ciencia y la tecnología; además, fue uno de los más importantes factores para la publicidad positiva con respecto a los proyectos espaciales, alentando siempre de manera decidida la investigación, tanto en su faceta tripulada, como con sondas espaciales. 

«Como científico visitante del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, participó en las primeras misiones del Programa Mariner a Venus, trabajando en el diseño y gestión del proyecto. En 1962, la sonda Mariner 2 confirmó sus conclusiones sobre las condiciones superficiales del planeta».

«Uno de sus cometidos en la NASA fue dar instrucciones a los astronautas del Programa Apolo, antes de partir hacia la Luna. Promotor de la búsqueda de inteligencia extraterrestre a través del Proyecto SETI. Impulsó el envío de mensajes a bordo de sondas espaciales, destinados a informar a posibles civilizaciones extraterrestres acerca de la cultura humana»». 

Sagan junto a la sonda Viking. Fuente Imagen: De JPL – http://solarsystem.nasa.gov/multimedia/display.cfm?IM_ID=244, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=498811

«En la Universidad Cornell, fue el primer científico en ocupar la Cátedra David Duncan de Astronomía y Ciencias del Espacio, creada en 1976, y fue director del Laboratorio de Estudios Planetarios. El mensaje más elaborado que ayudó a desarrollar y preparar fue el Disco de Oro de las Voyager, que fue enviado con las sondas espaciales Voyager en 1977». 

Ganaría el premio Pulitzer de Literatura General de No Ficción en 1978, por su obra “Los Dragones del Edén: Especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana», en la que se combinan los campos de la evolución biológica, la antropología, la genética y las neurociencias para ofrecer una perspectiva de cómo evolucionó la inteligencia humana. Innumerables galardones a lo largo de su vida dan el ejemplo de un hombre entregado a la ciencia.

Para finalizar compartimos uno de sus pensamientos más sintéticos, pero no por ello, carente de profundidad.

Carl Sagan. Foto de Michael Okoniewski 1994

«Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre».

Carl Sagan

Gabriel Ojeda

Informacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *