El Arroyo Sangriento: Ytororó

El Arroyo Sangriento: Ytororó

Luego de que los aliados, tras 850 días de asedio, superaran la tremenda Fortaleza de Humaitá, se dio la breve pero sangrienta campaña conocida como «Pikysyry».

Una de las batallas más famosas de la «Guerra de la Triple Alianza» fue, justamente, durante dicha campaña y se dio a orillas del arroyo Ytororó, el 6 de Diciembre de 1868.

Aproximadamente 12.000 aliados, bajo mando del Gral. Marqués de Caxias, hicieron la maniobra denominada «Dezembrada» y desembarcaron en la retaguardia del Ejército Paraguayo. Con escasa resistencia capturaron las actuales villas de San Antonio y Ñemby, para luego avanzar y estrechar aún más el cerco en el que habían sometido a las fuerzas dirigidas por el Mariscal López.

Pero, conociendo el terreno, el Presidente Paraguayo sabía que los aliados debían hacer el peligroso cruce en la parte más estrecha del Arroyo Ytororó. Allí decidió apostar una fuerza de 5.000 soldados bajo mando del Gral. Bernardino Caballero, que debía emboscar a los enemigos, causándoles el máximo daño posible y luego retirándose.

Caballero cumplió las órdenes, y esperó pacientemente el avance de las vanguardias brasileñas, que estaban encabezadas por el célebre jinete, Cnel. Fernando Machado. Éste no se imaginó la trampa en la que caería, y sus hombres fueron acribillados por la emboscada paraguaya.

Enterado del combate que inició, el mismo Marqués de Caxias desenvainó la espada y arengó a sus tropas, que una y otra vez eran rechazadas por el cerrado y nutrido fuego paraguayo que hacía inhumano cualquier intento de pasar el estrecho camino en el Arroyo Ytororó. El «jinete alado y fiero» Cnel. Valois Rivarola, una vez más, se destacó entre los paraguayos con prodigios de valor.

Finalmente, cuando los guaraníes se quedaron sin municiones, y enterados de que el Gral. Manoel Osorio llegaba con refuerzos para flanquear a las fuerzas paraguayas, luego de 7 horas de combate, los hombres de Caballero tocan retirada. 2.000 cadáveres brasileños, y similar número de heridos entre leves y graves (4.000 bajas en total), sufrió la alianza en esa singular sangría. Los paraguayos tuvieron 1.500 bajas entre muertos y heridos.

La breve victoria táctica paraguaya, no impidió sin embargo, el avance aliado hacia Cumbarity, donde se hallaba el Mariscal López.

___

IMAGEN: Paraguayos contra Brasileños en la Guerra de la Triple Alianza. Autor desconocido.

Emilio Urdapilleta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *