El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Guerra de la Triple Alianza Historia del Paraguay

El General que todavía espera su monumento

Martín Thomas McMahon nació un 21 de Marzo de 1838 en La Prairie, Canadá. Hijo de inmigrantes irlandeses, pronto se mudaron a los Estados Unidos, dónde habían más oportunidades económicas para los que querían colonizar tierras hacia el Oeste. Sin embargo, esas esperanzas terminaron siendo vanas y su familia recaló en Nueva York, dónde se afincaron definitivamente.

Estudió derecho en la Universidad Católica de Fordham, dónde obtuvo excelentes calificaciones y el título de Doctor en Leyes. Pronto ejerciería su profesión hasta que el estallido de la Guerra Civil de EEUU lo llevó a los sangrientos campos de batalla de esa peculiar contienda.

Pronto fue elevado al rango de Capitán de Caballería por sus esfuerzos para reclutar jinetes a favor de la causa de los «norteños». En el «Ejército de Potomac», de dudosa actuación en la contienda, fue uno de los pocos oficiales que estuvo a la altura de las circunstancias junto a su jefe, el Gral. John Sedgewick, quién murió en sus brazos en uno de los sangrientos combates.

Martin McMahon tuvo oportunidad de destacarse personalmente en la «Batalla de Oak Swamps», en dónde destruyó un tren que portaba importantísimas provisiones para los sureños. Al hacerlo, puso en riesgo su propia vida de manera temeraria, lo que le valió recibir el máximo galardón militar que confiere el Ejército de EEUU: la «Medalla de Honor».

Terminó la guerra con el rango de Coronel de Brevet, y pronto recibió el ascenso honorífico a Brigadier General de los EEUU.

Su indudable disciplina y carácter, su gran formación académica y sus galones bien ganados en el campo de batalla, lo hacían hombre de confianza para cargos de importancia en el Gobierno de EEUU. Así fue que lo nombraron brevemente como Embajador ante México. En ese mismo momento, estallaba en el Río de la Plata la «Guerra de la Triple Alianza contra Paraguay».
_

El entonces Ministro Embajador de EEUU ante Paraguay, Charles Washburn, fue involucrado en la famosa «Conspiración de San Fernando» que por pura casualidad fue descubierta por el Mariscal López. A Washburn lo salvó su calidad de diplomático acreditado y fue expulsado del país.

El Gobierno de EEUU, que tenía ciertas simpatías hacia Paraguay en la Guerra de la Triple Alianza, decidió enviar otro Embajador. El Mariscal López aceptó, y allí ingresa el Gral. McMahon al país, a pesar de todas las resistencias puestas especialmente por Brasil para que eso ocurra.

Desde el primer momento, el Gral. McMahon, militar veterano, quedó admirado por la valentía y bizarría de los aguerridos paraguayos, que hacían de tripas corazón; quedó admirado por el liderazgo y la noble causa defendida por el Mariscal López y se puso decididamente a favor de Paraguay en la contienda. Sus escritos y otros importantísimos documentos relacionados a su actuación en Paraguay, están compilados en la obra de su nieto Arthur Harris «Diplomático en el Estridor de las Armas».

Presenció in situ la Batalla de Lomas Valentinas, de la que describió conmovedoras escenas del inenarrable patriotismo paraguayo. Y siguió junto al Mariscal López (que le confió el cuidado de su hijo Emiliano y su testamento político) hasta Julio de 1869, cuándo misteriosamente fue llamado por su Gobierno para que regrese a EEUU.

Ese llamado obedeció a las intrigas de Charles Washburn, quién utilizando influencias familiares, logró que McMahon abandonara Paraguay, lo cuál tuvo gravísimos efectos contra la causa paraguaya.

Washburn hizo acusaciones falsas en contra de McMahon, y el Congreso de EEUU lo hizo llamar a comparecer en la famosa «Paraguayan Investigation», que según algunos autores, es la más extensa investigación y comparecencia efectuada por el Congreso de EEUU en su historia.

El Gral. McMahon fue sometido a una serie de interrogatorios interminables. Sin embargo y a pesar de todas las intrigas de Washburn, salió ampliamente airoso y no sólo eso, sino que reafirmó públicamente la justicia de la causa paraguaya, la valentía de sus hombres y mujeres, y la nobleza de espíritu que animaba al líder de los guaraníes, Francisco Solano López Carrillo.

El resultado de la «Paraguayan Investigation» fue que el Gral. McMahon acrecentó aún más su prestigio, el pueblo estadounidense se puso decisivamente a favor del Paraguay, y la carrera política de Charles Washburn terminó totalmente destruida.

Martín T. McMahon llegaría a ser Senador por el Estado de Nueva York, Juez de Apelaciones de dicha ciudad y ocuparía varios cargos sociales de gran relevancia hasta el día de su muerte, el 21 de Abril de 1906.

El valiente e incorruptible Gral. Dr. Martín T. McMahon, el Feroz Campeón de la Causa Paraguaya y Paladín del Mariscal López ante el pueblo estadounidense, dejó su testimonio indestructible en contra de las mentiras y calumnias vertidas injustamente hacia Paraguay.

Fuente Imagen: https://en.wikipedia.org/wiki/Martin_T._McMahon?fbclid=IwAR2f-sRD6GqVi6m8Upe-VMMi9mgzMxFWND2KWTDEw_8fbn1ZmWTd0ZUfgTs#/media/File:Martin_T_McMahon.jpg

Todavía le estamos debiendo un hermoso monumento…
_

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *