El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Especiales Guerra Civil Española Historia del Paraguay Historia del Siglo XX

Exiliados republicanos españoles en Paraguay: José Marcos Blázquez [Primera Parte]

José Marcos Blázquez nació en la ciudad de Madrid el 9 de julio de 1916, sus padres fueron José Luís Marcos Pérez y Florentina Blázquez Sansegundo, oriundos de Salamanca y Ávila respectivamente[1], tuvieron tres hijos siendo José el mayor y dos hermanas menores de nombres María Teresa y María de la Paz. 

José Marcos, en uniforme militar, de la época de la Guerra Civil. En sus primeros años en Paraguay, se desempeñó como empresario del Teatro Municipal, y en esa función trajo al Paraguay a la gran actriz Margarita Xirgu, republicana exiliada en Montevideo, y varias compañías españolas. Estuvo  cerca del director teatral Oca del Valle y del compositor Juan Carlos Moreno González en la producción de las primeras zarzuelas paraguayas. Archivo Juan Manuel Marcos

Su padre tuvo una fábrica de cerrajerías y productos afines en la ciudad de Santander.[2] José Marcos cursa los estudios primarios y secundarios en el colegio dirigido por los Padres Maristas de Chamberí (distrito de la ciudad de Madrid y natal de nuestro biografiado) y los terciarios en la Escuela Politécnica Superior de Ingenieros del Ejército, todos en la capital española.          

El 14 de abril de 1931 se proclama la Segunda República española, tras las elecciones municipales que, se las tenia como un plebiscito a la monarquía, dieron un resultado aplastante a favor de los republicanos en las principales ciudades, lo que provoca la huída del Rey Alfonso XIII ante el peligro del estallido de una guerra civil, asume un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora. 

En opinión de José Marcos el advenimiento de la República  se dio más bien por el hastío a la monarquía  que se hundía por sus propios defectos y errores, no por un sentimiento republicano genuino, definido y orientado.[3]

Libro escrito por José Marcos sobre su experiencia en la Guerra Civil Española, lo terminó en 1939 pero fue editado en Asunción en 1979.

Al inicio la República española tiene previsto importantes cambios político-sociales como ser: la reforma agraria y militar, las relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado, el estatuto de autonomía de Cataluña y el País Vasco, la modificación del sistema educativo y laboral, la ley del divorcio y el reconocimiento de derechos a las mujeres.[4]

Fue así que en los meses siguientes las nuevas autoridades republicanas se abocaron en las cuestiones relativas a la convocatoria a Cortes constituyentes para el estudio de la nueva Constitución, que fue aprobada el 9 de diciembre de 1931, la misma estuvo vigente hasta 1939, que incluyó la mayoría de reformas mencionadas. 

En el parecer de José Marcos esta Carta Magna es modelo para otras por lo avanzada de sus preceptos en la que trabajaron eminentes maestros y jurisconsultos, comparándola incluso en importancia histórica con el Fuero Juzgo[5], y que pasaría a formar parte del patrimonio legislativo de España, pero ve su fracaso en la intransigencia como hábito de un sector y en otros la nula voluntad de cumplirla.[6]

Crédito: wikiwand.com

El ambiente político y social se torna inestable debido al rechazo de los partidos conservadores a las reformas llevadas a cabo por la República, las cuales durante el llamado Bienio Negro o Rectificador[7] fueron dejadas sin efecto y vueltas a poner en marcha una vez obtenido el triunfo electoral del Frente Popular en febrero de 1936, donde es elegido Presidente de la República Manuel Azaña. Es en este periodo que José Marcos se afilia y comienza a militar en el partido Izquierda Republicana[8], era seguidor de Manuel Azaña, quien era principal dirigente de dicha agrupación política[9].

Imagen: BNE (Asalto al Cuartel de la Montaña, Madrid, el 20 de julio de 1936). Crédito: El Español.com

Es en estas circunstancias que algunos de los principales generales, con meses de antelación, conspiran y preparan la sublevación con la ayuda de civiles conservadores y promonárquicos contra el gobierno republicano, entre ellos Francisco Franco, que en principio se muestra dubitativo pero después decide sumarse a la insurrección.

Entretanto el 12 de julio de 1936 falangistas armados asesinan a tiros a un oficial de la Guardia de Asalto republicana, Teniente José Castillo, en represalia y en actitud irresponsable, al día siguiente los compañeros de Castillo secuestran y matan al político monárquico José Calvo Sotelo[10], este suceso lo utilizan los conspiradores militares como argumento de que se necesita con urgencia la intervención militar para salvar, supuestamente, a España del caos y el comunismo donde la dirigían las autoridades republicanas.[11]

Patio del Cuartel de la Montaña, Madrid, tras fracasar la insurrección. Julio de 1936, Madrid. El Mundo.es

Ante el estallido de la sublevación militar entre el 17 y 18 de julio de 1936, y la actitud dubitativa del gobierno republicano para responder a la misma, José Marcos cree que existió demasiada confianza y candidez para mantener esa posición pasiva, ya que las autoridades republicanas llegaron a tener noticias del complot con nombres de algunos de los involucrados, incluso Santiago Casares Quiroga[12] había garantizado, vía comunicación telefónica a Juan Negrín, el fracaso de la intentona, del dominio de la situación por el gobierno y de su pronto final.[13]

En esta época José Marcos, como militar de carrera con el grado de Mayor de Ingenieros del Ejército republicano, participa en el Frente de Madrid[14], tras el fracaso de la sublevación en la capital y la caída del cuartel de la Montaña donde se habían encerrado las tropas sublevadas con la consiguiente rendición de los mismos, la ciudad queda bajo dominio de las fuerzas republicanas, desde ese instante la toma de Madrid se tornó en el principal objetivo político-militar de los rebeldes. 

La ofensiva sobre la ciudad comienza en otoño de 1936 y se extiende durante el invierno, mientras los ciudadanos preparaban la defensa bajo la consigna empleada por la diputada Dolores Ibárruri de ¡No Pasarán!, que se había hecho conocida en la batalla de Verdún durante la Primera Guerra Mundial, la llegada no solo de armamento y aviones provenientes de Rusia sino también de tropas, entre ellas las Brigadas Internacionales[15], impiden la toma de Madrid por las fuerzas franquistas, por ende desde noviembre de 1936 hasta el final de la guerra, las líneas en torno a Madrid apenas tuvieron variaciones.

José Marcos en compañía de su esposa Amanda Álvarez Riveros. Foto extraída del libro Españoles Ilustres en el Paraguay de autoría de Pedro Gamarra Doldán.

 En las batallas del Jarama y de Guadalajara, febrero-marzo de 1937 respectivamente, son derrotadas las tropas sublevadas. Ante estos reveses, el bando franquista concentra sus fuerzas en otros frentes, principalmente en el norte del país, con la finalidad de hacerse con el control de sus zonas industriales, es aquí que se traslada José Marcos para participar en el Frente del País Vasco[16], justamente fue aquí que conoce personalmente al Presidente del gobierno Euskera José Antonio Aguirre[17], ya que formó parte de su Estado Mayor, recuerda el momento en que confeccionó un plano en imitación relieve que comprendía distintas provincias de Vizcaya, Guipúzcoa, así como parte de Navarra y Álava.

El plano entregado era especial para el falto de conocimientos técnicos y de topografía, el mismo José Marcos describe que, tanto las montañas, montes y ríos se apreciaban a simple vista dando una impresión real de relieve sobre el papel, recibiendo las felicitaciones del Presidente Aguirre con las siguientes palabras: Magnífico. Para los que como yo, somos profanos en la lectura de planos, esta obra representa una ayuda formidable, para seguir el curso de las operaciones.[18]


[1]Testimonio del Dr. Juan Manuel Marcos. En su novela titulada El Invierno de Gunter, Juan Manuel Marcos hace referencia por medio de personajes a distintos familiares suyos, como ser su abuela paterna, Florencia Blázquez Sansegundo, que nació en Ávila (Castilla y León), la misma tuvo que emigrar de España con la familia por sus simpatías republicanas, primero al Paraguay y luego a la Argentina, a su madre Amanda Álvarez Riveros y sus tías que fueron maestras, a su tío el Coronel de Sanidad Militar Dr. Carlos Álvarez, que había sido Decano de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), participó de la Guerra del Chaco con destacada actuación en la batalla de Nanawa, ascendido a Tte. Cnel. por el entonces Presidente José F. Estigarribia y al grado de Coronel por el Presidente Federico Chaves, y que el dictador Gral. Alfredo Stroessner no lo ascendió debido a las críticas que había hecho al uso abusivo del poder durante su gobierno, e incluso sobre él mismo y su experiencia de asilado en la embajada de México en Asunción antes de partir para el exilio. En la novela se hace mención a la Guerra Civil Española y no solamente a batallas sino también a lugares relacionados con la misma, estos detalles reflejan los elementos de los cuales se valió el autor al momento de escribir la novela, como ser sus lecturas, su imaginación y sus afectos personales. Marcos, Juan Manuel. El Invierno de Gunter. Edición Crítica por Tracy K. Lewis. Editorial Servilibro. Asunción. Págs. 95, 224, 245, 278, 291. 2013.   

[2]Gamarra Doldán, Pedro. Ob. Cit. Pág. 118.

[3]Marcos, José. La Verdad Sea Conmigo. Apuntes sobre la Guerra Civil Española. Ediciones Jomar. Asunción. Pág. 14. 1979. José Marcos fue uno de los pocos exiliados llegados a nuestro país que dejó constancia escrita de su experiencia en la Guerra Civil Española. Estos apuntes fueron escritos durante su exilio en París en 1939 y publicado en la capital paraguaya cuarenta años después en 1979, en relación al contenido del mismo no solo se refiere al rol que cumplió durante el trienio bélico, sino también a la situación política, económica y social de España anterior a la guerra civil, durante y posterior la misma. 

[4]Beevor, Antony. Ob, Cit. Pág. 29.

[5]Fuero Juzgo o Liber Iudicium, fue un cuerpo legal que rigió en la península ibérica durante la dominación visigoda y supuso una norma de justicia común para visigodos e hispanorromanos. Fue aprobado en 681 por el Concilio XVI de Toledo, San Fernando encargó que se tradujera del latín al romance y lo otorgó como fuero particular de Córdoba en 1241 y de Sevilla en 1248, al concretar la reconquista de las dos capitales andaluzas. Ossorio y Florit, Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Editorial Heliasta. Buenos Aires. Pág. 446. 2000.  

[6]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 19, 20.

[7]Se refiere al periodo político durante de la Segunda República comprendido entre las elecciones de noviembre de 1933 y las de febrero de 1936, en que gobiernan partidos conservadores como ser el Republicano Radical presidido por Alejandro Lerroux, la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) con José María Gil Robles como su máximo dirigente, este ultimo primero lo apoya en las Cortes y luego forma parte del gobierno. Marcos, José. Ob. Cit. Pág. 23. Thomas, Hugh. Ob. Cit. Pág. 148. Moradiellos, Enrique. Ob. Cit. Pág. 62.  

[8]Partido de centro izquierda fundado en 1934 por Manuel Azaña de la fusión de Acción Republicana, el Republicano Radical Socialista Independiente liderado por Marcelino Domingo y Álvaro de Albornoz, la Organización Republicana Gallega Autónoma de Santiago Casares Quiroga y otros partidos republicanos vascos y catalanes. Thomas, Hugh. Ob. Cit. Pág. 158. 

[9]Manuel Azaña (1880-1940) fue periodista, escritor, intelectual y político español que ejerció distintos cargos durante la Segunda República como ser Ministro de Guerra, Presidente del Consejo de Ministros, Presidente del Gobierno Provisional de la República y Presidente de la República de 1936 a 1939. Una vez finalizada la guerra civil se exilia en Montauban (Francia) donde fallece en 1940. 

[10]José Calvo Sotelo (1893-1936) abogado y político monárquico autoritario español, fue ministro de Hacienda, entre 1925 y 1930, durante la Dictadura del General Miguel Primo de Rivera, fue diputado y dirigente principal del partido Renovación Española que propugnaba un régimen monárquico autoritario, fue asesinado el 13 de julio de 1936. 

[11]La novela de Camilo José Cela publicada en 1969 titulada: Vísperas, Festividad y Octava de San Camilo del año 1936 en Madrid, da un panorama general del ambiente que se vivía en la capital española al momento del estallido de la sublevación militar devenida posteriormente en guerra intestina. Cela se encontraba en Madrid por esa fecha recién convaleciente de tuberculosis, logró escapar a la zona dominada por los sublevados y se une a sus filas, es herido en batalla y hospitalizado en Logroño. 

[12]Santiago Casares Quiroga (1884-1950) Abogado, político español, republicano y amigo personal de Manuel Azaña, ejerció distintos cargos durante la Segunda República española como ser: Diputado en Cortes por La Coruña (Galicia) los ministerios de Guerra, de Marina, de Obras Públicas, de Justicia, de la Gobernación y Presidente del Consejo de Ministros, al estallar la sublevación en julio de 1936 ejercía dicho cargo, se lo considera con una actitud muy dubitativa al momento de hacer frente a los militares rebeldes, falleció en el exilio en París en 1950.  

[13]Marcos, José. Ob. Cit. Pág. 38. Preston, Paul. Ob. Cit. Pág. 112.

[14]Testimonio del Dr. Juan Manuel Marcos.

[15]Las unidades militares que estaban conformadas por voluntarios extranjeros de mas de cincuenta países, entre ellos algunos paraguayo, tuvieron destacada actuación en distintas batallas de la Guerra Civil Española en defensa del la República española. Posteriormente el Estado español concedió la nacionalidad a los miembros de las Brigadas Internacionales.

[16]Así como se había otorgado Estatuto de Autonomía a Cataluña, el 1º de octubre de 1936 las Cortes reunidas en Valencia otorgan a Euskadi (País Vasco) su Estatuto de Autonomía. Tras su aprobación, los concejales de los Ayuntamientos vascos se reúnen, en la Casa de Juntas de Gernika, y eligen como Presidente (Lehendakari) a José Antonio Aguirre, miembro del Partido Nacionalista Vasco, éste forma su gobierno con miembros de distintos partidos, estuvo vigente hasta junio de 1937 en que fue derogado por el régimen franquista. Beevor, Antony. Ob. Cit. Pág. 327. Marcos, José. Ob. Cit. Pág. 70, 71.  

[17]José Antonio Aguirre y Lecube (1904-1960) Abogado, político, ex futbolista del Athletic Club de Bilbao y miembro del Partido Nacionalista Vasco. Fue el primer Presidente del gobierno autónomo vasco, así como su consejero de defensa, apoyando a la República española durante la guerra civil, fallece en el exilio en la ciudad de París en 1960. En 1937 el gobierno vasco crea la selección vasca de fútbol conocida como Euzkadi, en sus filas contaron con los mejores jugadores vascos de ese entonces, realizan una gira por Europa y América con fines no solo propagandísticos sino también para recaudar fondos para el esfuerzo de guerra y el abastecimiento de víveres y transportes para los vascos, pero especialmente para los niños (el F.C. Barcelona también por esta época realizó una gira por Estados Unidos y México disputando varios partidos). Una vez terminada la guerra civil española, y disuelta la selección vasca, la mayoría de jugadores, tanto vascos como catalanes, deciden quedarse en América, la FIFA declaró en rebeldía a los futbolistas que quedaron y los amenazó con la inhabilitación de por vida, pero algunos lograron incorporarse a las ligas de países latinoamericanos, entre ellos podríamos citar a Isidro Lángara y Ángel Zubieta, ambos fichados por el club argentino San Lorenzo de Almagro. Con idénticos fines durante la Guerra del Chaco, la Cruz Roja Paraguaya había formado un equipo de fútbol, Arsenio Erico formó parte de él, que jugó varios partidos en la Argentina y en Uruguay para recaudar fondos para atender a los heridos de ambos bandos durante el conflicto chaqueño. Galeano, Eduardo. El Fútbol a Sol y Sombra. Tercera Edición. Siglo Veintiuno Editores. Págs. 39, 40,76. Buenos Aires. 2010. Fuente Wikipedia.    

[18]Otro de los cargos ocupados por José Marcos en el Frente del Norte fueron, el de Jefe de Fuerzas de Ingenieros en Batallones, Divisiones y Cuerpos de Ejército, especialista en Defensa Pasiva, cuya Jefatura ocupó en el norte de España, dirigente de los jóvenes republicanos vascos cuyo Consejo presidió y secretario de su Consejo Nacional. Marcos, José. Ob. Cit. Pág. 76. 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *