El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Especiales Guerra Civil Española Historia del Paraguay Historia del Siglo XX

Exiliados republicanos españoles en Paraguay: José Marcos Blázquez [Tercera Parte/FINAL]

Los gendarmes con el apoyo de tropas senegalesas cierran la entrada a la ciudad, por directivas de las autoridades locales preocupadas por la cantidad de personas llegadas que deben ser atendidas y alimentadas, ubicándolos en el parque de la ciudad, que toma la forma de un cuasi campo de concentración, solo eluden terminar ahí los que hablan francés.[1] 

 Con algunas horas de descanso José Marcos se dirige a la estación de ómnibus con destino a Perpignan, durante el transcurso del viaje el bus es detenido en varias oportunidades por patrullas de soldados senegaleses que solicitaban les papier, les papier, es decir, los documentos identificatorios de las personas, si estaban en orden podrían seguir viaje.

Buque en el que se embarcó José Marcos Blazquez con destino a Sudamérica.

Llegado a Perpignan observa la larga cola frente al consulado español, ahí los que no cuentan con documentos son detenidos por la policía, posteriormente se dirige al hotel de la ciudad donde cuenta con una habitación, también allí se realiza una redada policial pero no de los españoles que cuentan con el amparo del gobierno vasco en el exilio y de la sociedad de amigos de los vascos presidida por el cardenal Verdier, Arzobispo de París y amigo de José Marcos, éstos últimos pueden proseguir su camino hasta la capital.[2]

La próxima parada es Enghien Les Baines, una comunidad ubicada a 13 kilómetros aproximadamente en los suburbios de París, es aquí que se le ocurre la idea de escribir los apuntes sobre su experiencia en la guerra civil tratando de ser, según sus palabras, lo más imparcial posible y alejándose de la división que empezaba a existir entre los exiliados españoles en Francia, éste fue en principio uno de los motivos para que sus escritos no vieran la luz en 1939, pero posteriormente como respuesta a la cantidad de libros sobre la Guerra Civil Española escritos por extranjeros, a fines de los años setenta, y que los mismos emitían juicios equivocados sobre España y los españoles y que además no fueron testigos presenciales de los hechos, decide editar sus apuntes, sin correcciones, en febrero de 1979.[3]

José Marcos se traslada a París, en la mesa de un café donde escribía la parte final de sus apuntes, por medio de periódicos franceses se enteraba de los fusilamientos que se seguían realizando en España por orden del Gral. Franco, incluso transcurridos varios meses del final de la guerra, esto desmentía lo que la propaganda franquista repetía una y otra vez de la benevolencia del caudillo con los republicanos vencidos debido al arraigado catolicismo tanto suyo como del movimiento que encabezaba, opinión con la que coincidan dos sacerdotes vascos y un escritor que se encontraban con nuestro protagonista.[4]

Fotografía de José Marcos Blazquez, publicada en 1979 en la solapa de su libro, La Verdad Sea Conmigo.

En ese tiempo José Marcos recibe una oferta para viajar a México para trabajar como profesor pero la rechaza por el clima político que supone seguirá entre los exiliados republicanos, es decir, trasladar a otro país las rencillas, las intrigas internas que había observado en España y ya se encontraba hastiado de todo eso después de haberlo vivido por casi tres años.

Posteriormente recibe una oferta laboral en Chile con el cargo de gerente en una empresa del rubro de la minería con pasaje incluido en el buque Reina del Pacífico, pero duda en aceptar debido al proceso de selección que realiza Pablo Neruda, nombrado cónsul ad hoc para asuntos españoles en París por el Presidente Pedro Aguirre Cerda, y su joven secretario vasco, ya que se priorizaba, según su punto de vista, a miembros del partido comunista y también al temor de que el gobierno encabezado por Aguirre Cerda similar al Frente Popular español traiga complicaciones al país trasandino.[5]

En ese momento se decide por el Paraguay, en cuanto lee la carta que recibe, cancela el pasaje a Chile y lo reserva para nuestro país, su viaje está marcado para el mes de noviembre, en razón a la alta demanda, retrasándose siete días su salida ya que la Segunda Guerra Mundial se encontraba en curso, de Marsella se embarca con su familia en el buque Mendoza, navegando primeramente por el Mediterráneo donde la flota francesa tenía superioridad sobre la italiana y a partir de Gibraltar fueron escoltados formando un convoy con rumbo a Casablanca atendiendo que buques alemanes atacaban a los barcos mercantes en el Océano Atlántico y de allí con destino a Sudamérica, a un país del que solo tenía algunas referencias, que años atrás había salido del conflicto bélico chaqueño y en el que esperaba comenzar una nueva vida.[6]  

En diciembre de 1939 llega a Asunción junto con su familia, una vez asentado en el país contrae matrimonio con Amanda Álvarez Riveros con la que tiene tres hijos[7], se dedica por varios años a la enseñanza de la asignatura de matemáticas, álgebra y trigonometría en los colegios Nacional de la Capital y San José respectivamente, en esta ultima institución conoce y cultiva la amistad con los sacerdotes César Alonso de las Heras y Miguel Rigual Albert, ambos fueron directores del colegio.

Actuó como empresario del Teatro Municipal al que le dio gran empuje y renovación con la colaboración del compositor Juan Carlos Moreno González y del director teatral el español Fernando Oca del Valle en la producción de las primeras zarzuelas paraguayas, traba amistad con éste último al igual que con Genaro Escudero ya que ambos eran también exiliados republicanos.

Margarita Xirgu, actriz simpatizante republicana, a quién José Marcos Blazquez como empresario del Teatro Municipal de Asunción, trajo al país junto con su compañía teatral. www.maragaritaxirgu.es

Llegó en su función de empresario teatral a traer al país en agosto de 1944 a la Compañía de Margarita Xirgu[8], que a la sazón se encontraba exiliada en Montevideo, quien llevó a escena obras del teatro clásico español con otras contemporáneas como las de Federico García Lorca con mucho éxito de público y gran cobertura periodística, así también llegaron otras compañías teatrales españolas como las de María Guerrero y Pedro López Lagar.[9]

Fue a comienzos de los años sesenta que vuelve a España en compañía de su esposa, ya como ciudadano paraguayo, y con frecuencia desde entonces, en el libro escrito por José Marcos titulado Crónicas de Viaje[10] se recogen sus impresiones después de más de dos décadas de ausencia[11], y según sus palabras, era una ilusión largamente acariciada, lo primero que pondera a su arribo a Madrid es que el español no había perdido su valor humano, su cortesía y espíritu de hospitalidad, además llama su atención la transformación que había sufrido la ciudad, veía que las urbanizaciones tenían un sentido de la utilidad y del arte, es decir, unían lo estético con lo practico, y que las mismas se habían extendido a toda España, no solo a la capital.

Federico García Lorca, Margarita Xirgu y Cipriano Rivas Cherif en 1934 tras el estreno de Yerma. Margarita Xirgu puso en escena las obras de Federico García Lorca durante su gira por Asunción. www.maragaritaxirgu.es

Presenció obras teatrales en la capital, donde en su opinión, para los autores existían libertades para dar vuelos a su inteligencia e imaginación al momento de escribir, en otras palabras, el teatro español  de aquél tiempo transitaba por cauces libres con gran capacidad intelectual  y sin censuras agobiantes, entre las obras que observó vio actuar a Ricardo Canales,[12] que había cosechado gran éxito en su paso por Asunción como miembro de la compañía de Margarita Xirgu, a quien consideraba un gran actor y calificaba como señor de la escena. Visitó también el Museo del Prado, el Valle de los Caídos, donde oye misa en uno de sus altares ya que fue un día domingo, así como la ciudad de Segovia donde observa una moderna fábrica de automóviles, entre otros lugares vistos.[13]  

Agradece al entonces embajador español en Paraguay Ernesto Giménez Caballero,[14] con quien trató en términos amistosos por afinidades literarias, la ayuda brindada, no solo por acompañarlo durante su permanencia en España sino también por sus buenos oficios para ponerlo en contacto con personalidades y autoridades en la capital española, pero aclarando que no todo era color de rosa y perfección en ese momento en la Madre Patria, que habían aún otras cuestiones por mejorar.[15]

Cine-Teatro Victoria, ubicado en la calle Chile y Oliva de Asunción, construido por el. Ingeniero José Marcos Blazquez. En la actualidad se encuentra en estado de abandono.

A fines de la década de los cincuenta y comienzo de los sesenta José Marcos ejerció el cargo de Concejal Municipal de Asunción por el Partido Colorado, especialmente en la Comisión de Cultura y Obras Públicas, en el momento que la dictadura colorada stronista agudizó su abuso de poder y represión abandona la militancia política y se dedica a su profesión de ingeniero construyendo varias obras en la ciudad de Asunción entre ellas podemos citar el Cine Teatro Victoria (actualmente se encuentra en estado ruinoso y de abandono, con total desidia por parte del municipio de Asunción para proteger esta emblemática construcción), el Colegio Teresiano y su capilla, junto a Ferrucio Carbellani, fue proyectista de la sede del Ministerio de Defensa Nacional.[16]

Imagen del Ministerio de Defensa Nacional sobre la Avenida Mcal. López de Asunción. José Marcos Blázquez fue proyectista de la, sede del Ministerio de Defensa Nacional junto a Ferrucio Carbellani.

En cuanto a las actividades empresariales que emprendió José Marcos fueron en el ámbito de la construcción, la banca y el turismo como ser la de Presidente de Vallemí S. A. (empresa de capital mixto que luego se transformaría en la estatal Industria Nacional del Cemento. INC), Presidente del Banco de Asunción[17] y Director Ejecutivo de Marsal Turismo.[18]

Durante su visita oficial a nuestro país, en octubre de 1964, el Presidente francés Charles De Gaulle condecora a José Marcos con la Legión de Honor de la República Francesa por los servicios prestados durante la Segunda Guerra Mundial al Comité De Gaulle, que coordinaba las actividades antifascistas de la Resistencia Francesa.[19] 

En su libro Crónicas de Viaje, publicado en Asunción en 1970, José Marcos Blazquez, relata los viajes que realizó por Europa y Asia, y principalmente sus impresiones de España después de más de dos décadas de ausencia.

José Marcos escribió libros sobre distintos temas, algunos de ellos fueron publicados en España y otros en Paraguay, que van desde la novela, el teatro, las matemáticas y la prosa, podríamos citar los siguientes títulos, como la novela Eugenia o el Triste Enigma (1934), la obra teatral Rectitud y Picardía (1935), Trigonometría (1940), Línea de Pensamiento (1969) y Quince Años (1975), brindó su apoyo a artistas y escritores como Josefina Plá y José Laterza Parodi entre otros.

Portada de uno de los libros de José Marcos Blázquez.

José Marcos Blázquez fallece en Asunción el 25 de abril de 1995 a los 79 años de edad.


[1]Marcos, José. Ob. Cit. Pág. 314.

[2]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 315, 316.

[3]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 6, 7, 8.

[4]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 206, 207.

[5]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 319, 322.

[6]Marcos, José. Ob. Cit. Págs. 323, 328.

[7]Hermana menor del diplomático y catedrático Dr. Juan Manuel Álvarez, que junto a los hermanos Moreno González se manifestaron simpatizantes de la España republicana, todos ellos de extracción colorada por ese motivo José Marcos se afilia posteriormente a este partido político. Testimonio del Dr. Juan Manuel Marcos. 

[8]Margarita Xirgu (1888-1969) actriz y directora teatral nacida en Molins de Rey, provincia de Barcelona, amiga de Federico García Lorca, el poeta estrena con ella casi todas sus obras importantes. Poco antes del inicio de la Guerra Civil Española había comenzado una gira por Sudamérica con obras del poeta y dramaturgo andaluz, con el triunfo del franquismo en 1939 se exilia en un comienzo en Chile, luego en Argentina y por último en Uruguay, falleciendo en Montevideo en 1969. Fuente Wikipedia. 

[9]Plá, Josefina. Españoles en la Cultura del Paraguay. Editorial Araverá. Asunción. Págs. 135, 150.  1985. Yousfi López, Yasmina. Margarita Xirgu en Paraguay. Laberintos: Revista de Estudios sobre los Exilios Culturales Españoles. Número 15. Valencia. Págs. 101, 110. 2013. En forma equivocada Josefina Plá señala como llegada de Margarita Xirgu al Paraguay el año 1946, en realidad fue en agosto de 1944.    

[10]Este libro tiene su origen en los viajes realizados por José Marcos a principios de la década del sesenta por Europa y Asia, entre ellos el que tuvo como destino Madrid después de más de veinticinco años de ausencia. Estas crónicas se componen de una serie de artículos que se publicaron durante 1963 en el diario Patria de Asunción. Marcos, José. Crónicas de Viaje. Edición del Autor. Pág. 5. Asunción. 1970. El autor  indicaba que se encontraba en preparación el segundo tomo de estas crónicas, pero éste ya no se llegó a publicar. 

[11]La última vez que había estado en Madrid había sido el 15 de julio de 1936 camino de su estación del Norte. Marcos, José. Crónicas de Viaje. Pág. 134.  

[12]Ricardo Canales (1897-1978) actor dramático español, al comienzo de la guerra civil se traslada a Venezuela y luego a la Argentina donde desarrolla buena parte de su carrera, integró las compañías de Margarita Xirgu y de Eugenia Zúffol, posteriormente creó la suya, en 1950 vuelve a residir a España donde fallece en su ciudad natal de Valladolid. Fuente Wikipedia.

[13]Marcos, José. Crónicas de Viaje. Págs. 153, 169.

[14]Ernesto Giménez Caballero (1899-1988) escritor y diplomático español, representante del vanguardismo a través de la revista La Gaceta Literaria y de la Generación del 27, también fue el introductor de la ideología fascista en España, posteriormente se une a la Juntas de Ofensivas Nacional Sindicalista y es partidario de su unificación en 1934 con Falange Española de José Antonio Primo de Rivera. Al estallar el golpe militar de julio de 1936 lo encuentra en Madrid de donde consigue escapar extraordinariamente con una identidad falsa y con el cabello teñido de rubio, se presenta en Salamanca a las órdenes del Gral. Franco y con el Gral. Millán-Astray ponen en marcha el aparato de propaganda de los sublevados, tuvo una excéntrica propuesta a Joseph Goebbels de la conveniencia de acordar el matrimonio de Adolf Hitler y la española Pilar Primo de Rivera (hermana de José Antonio) que supondría la renovación de una nueva dinastía hispano-austriaca. Una vez terminada la guerra civil española fue Procurador en Cortes entre 1943-1958, en 1954 es nombrado agregado cultural en la embajada española en Paraguay, posteriormente ocupó el mismo cargo en la embajada en Brasil y en 1958 fue nombrado embajador en Paraguay, cargo que ejerció hasta 1970, en nuestro país fue colaborador frecuente de los periódicos de la capital, brindó conferencias sobre literatura e historia española, escribió un libro titulado Revelación del Paraguay que fue llevado a la pantalla grande. Una anécdota conocida es su oposición a la exhibición de la película La Guerra ha Terminado en el cine Granados de Asunción (lo cual consigue debido a su amistad con el dictador paraguayo Gral. Alfredo Stroessner) del director francés Alain Resnais con guión del español Jorge Semprún que perteneció al Partido Comunista Español y fuera miembro activo contra la dictadura en España, al cual en lugar de la mencionada película obsequió una copia de otra, favorable al régimen franquista titulada, Franco, ese  Hombre. Fallece en Madrid en 1988. Gamarra Doldán, Pedro. Ob. Cit. Pág. 104. Fuente Wikipedia. Ruiz Nestosa, Jesús. Contra el Olvido. Diario ABC Color. 6 de Marzo de 2014.   

[15]Marcos, José. Crónicas de Viaje. Pág. 141.

[16]Testimonio del Dr. Juan Manuel Marcos.

[17]La sede central del Banco de Asunción en la capital funcionaba donde estuvo anteriormente el Hotel Colonial (Palacio Benigno López) que fue administrado por Genaro Escudero exiliado republicano y amigo de José Marcos, en el año 2003 Taiwán compra y dona el inmueble al Estado Paraguayo para sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, siendo inaugurado durante la presidencia de Nicanor Duarte Frutos en 2005.

[18]Testimonio del Dr. Juan Manuel Marcos. Gamarra Doldán, Pedro. Ob. Cit. Pág. 118.

[19]Anécdotas para mencionar son las relatadas por Antonio Salum-Flecha, entonces embajador paraguayo en Francia, es que tanto José Marcos como las demás personas condecoradas por el Presidente. De Gaulle durante su visita al país, recibieron las preseas y diplomas en sus domicilios particulares y no en una ceremonia formal y solemne, esto debido a la premura de tiempo en la organización y a la falta de espacio físico en la residencia del embajador francés para albergar dicho acontecimiento. Es también conocida la anécdota que teniendo en cuenta la larga humanidad del Presidente francés se tuvo que fabricar una cama especial para el mismo de 2,20 metros para que pudiera pernoctar, y por último la molestia del Gral. De Gaulle con su embajador Mitchell Louet, debido a la demora entre un plato y otro durante el almuerzo ofrecido en la sede de la embajada francesa, una vez llegado a París, y por este motivo, lo reemplaza por el Conde Christian de Nicolay. Salum-Flecha, Antonio. Memorias Políticas y Diplomáticas. Tomo I. Edición del autor. Quito. Pág. 272. 1998. Gamarra Doldán, Pedro. Ob. Cit. Pág. 119. Gamarra Doldán, Pedro. Gral. Charles de Gaulle. En el cincuentenario de la visita del Presidente de Francia a la República del Paraguay. Editorial Servilibro. Asunción. Pág. 26. 2014. 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *