ITA YVATÉ, GLORIA EN LAS LOMAS VALENTINAS – 4TA PARTE

ITA YVATÉ, GLORIA EN LAS LOMAS VALENTINAS – 4TA PARTE

27 de Diciembre, 1868.
150 Años de la Epopeya Nacional. 
_

EPÍLOGO:

Hasta lo sobrehumano tenía un límite…

Los paraguayos, con esos prodigios del heroísmo superlativo, una vez más sorprendían al mundo. Eran 10 mil soldados apenas armados y suministrados contra casi 40.000 (incluyendo reservas) de los Aliados, con buenas armas y logística.

Llegó el día 27 de Diciembre y casi todos los guaraníes habían caído. Quedaban mil soldados, incluyendo mujeres y niños. Los aliados todavía podían enfrentar 25.000.

El Mariscal Francisco Solano López con el traje en que fue muerto en Aquidabán

Había una última esperanza. El Mariscal López esperaba impaciente la llegada del Cnel. Luís Caminos con 3.500 soldados de refuerzo, recientemente reclutados y entrenados en Cerro León. Debían arribar por un «camino secreto» llamado Potrero Mármol, que los Aliados desconocían.

Los paraguayos aguardaban impacientes, pero el Cnel. Caminos no aparecía: el ferrocarril que debía transportar municiones a Cerro León se retrasó por un problema técnico y los refuerzos paraguayos perdieron 1 día de tiempo…

Fue crucial…

Al momento en que los primeros cañonazos aliados tronaban en la distancia, anunciando el combate decisivo, sólo allí Caminos logró partir de Cerro León rumbo al Potrero Mármol. Ya fue tarde…

Las tropas de la Alianza se lanzaron con ferocidad sobre los últimos paraguayos. Con las últimas fuerzas que les quedaban, estos resistieron hasta la muerte. Sólo unos pocos lograron escapar nadando por el Estero Ypecuá.

Rodeado por los «esclavos de la libertad» brasileños, a distancia de un lanzamiento de jabalina, se vio al Mariscal López y Elisa Lynch, con los últimos jinetes de su escolta y el Gral. Caballero entre ellos.

«O López, O López», gritaban los mulatos y avisaban a sus oficiales. Estos rápidamente comunicaron a Caxias la situación. Pero el futuro Duque se quedó pasmado, sorprendido. No supo qué hacer en ese momento.

Los mulatos brasileños persiguieron al Mariscal y sus últimos escoltas. Éstos respondían disparando con lo que tenían. López II se metió por el Potrero Mármol ante la mirada de 5.000 jinetes argentinos que estaban frescos, bisoños y con todas las ganas de combatir. Pero Caxias dubitativo, nada hizo…

A mitad de camino el Mariscal López se encuentra con los 3.500 del Cnel. Caminos y ordena que todos regresen a Cerro León. «No se preocupen, la guerra recién empieza», gritó a sus hombres… Fue la conclusión del sangriento episodio en Ita Yvaté, luego de 7 días. 
_

Casi la totalidad de los 10.000 paraguayos que combatieron en Lomas Valentinas, perecieron. Los Aliados tuvieron entre 13.000 (La Nación Argentina) a 20.000 bajas (R.F. Burton).

La guerra bien pudo haber concluido en Ita Yvaté. Muchos se enredan en absurdas teorías sobre por qué el Duque de Caxias no liquidó el expediente ese mismo día, capturando al Mariscal López. En realidad la cosa es mucho más sencilla: Caxias fue demasiado cauteloso y precavido, no quiso correr riesgos persiguiendo al Mariscal por el Potrero Mármol, no quiso estrellarse con un nuevo «Curupaytysinho».

 Luis Alves de Lima e Silva, marqués de Caxias. 

Ni más ni menos. Además, la Ciudad de Asunción estaba al alcance de la mano y como objetivo militar, era mucho más seguro y valioso apoderarse de ella. Caxias prefirió lo más lógico: asegurar la captura de Asunción y no arriesgarse en la persecución del Mariscal por caminos desconocidos y peligrosos…

Todo lo demás es mera especulación.

A partir de ese momento, la guerra se convertiría en guerrilla, y Paraguay extremaría todos sus recursos para resistir hasta el fin.
_

Por Emilio Urdapilleta

Imágenes:

1- Luis Alves de Lima e Silva, marqués de Caxias. Fotogravura de Luís Alves de Lima e Silva, o duque de Caxias, patrono do Exército Brasileiro. https://es.wikipedia.org/wi…/Batalla_de_It%C3%A1_Ybat%C3%A9…

2- El Mariscal Francisco Solano López con el traje en que fué muerto en Aquidaban (dibujo de Angelo Agostini, de una fotografía sacada por Don Domingo Parodi pocos días antes de su muerte). Angelo Agostini – A Vida Fluminense, nº 117.

3- Desconocido – L’illustration: journal universel, Vol. XLVIII, nº 1.243 (22/12/1866) https://es.wikipedia.org/wiki/Lu%C3%ADs_Alves_de_Lima_e_Silva#/media/File:Le_marquis_de_Caxias.jpg

Emilio Urdapilleta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.