El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Conmemoración Héroes modernos Historia del Paraguay Historia del Siglo XX

Natalicio de Eligio Ayala

«Ni la autoridad debe degenerar en tiranía, ni la libertad en libertinaje. Por eso creemos en defender la libertad con autoridad, contra la tiranía del libertinaje», era una de las más famosas frases de Don José Eligio Ayala Sisa. En ella, se siente la profunda impronta de grandes maestros de la filosofía como Miguel de Unamuno y José de Ortega y Gasset, además de la influencia de Nietzsche y Schopenhauer, a los que admiraba profundamente. 

Nacido un 4 de Diciembre de 1879, hijo de Doña Manuela de Jesús Ayala y Don Mariano Sisa (quien lo reconoció años después, de allí que su nombre completo es José Eligio Ayala Sisa, y no al revés, o sea, José Eligio Sisa Ayala) fue abogado, político y uno de los pocos estadistas de la historia paraguaya post-1870.

Viajó por el viejo continente muchos años, enriqueciendo sus vastos conocimientos. Puso en práctica en el Paraguay una política monetaria que no se veía desde tiempos de Francia y los López: austeridad, bajos impuestos pero alta recaudación. Y sobretodo: utilización racional y correcta del dinero público.

Un dato interesante: a pesar de la oposición inicial que ejerció, finalmente, permitió que dentro de su gobierno se llevara adelante la primer reivindicación histórica a los héroes máximos del Paraguay, representados en el Mariscal López. Una frase suya, según el historiador Efraín Cardozo, era: «Podemos criticarlos (a Francia y los López) por su autoritarísmo, que muchas veces degeneraba en despotísmo, pero nadie puede dudar que eran eximios patriotas, que hicieron todo lo que creían que era lo más correcto para defender y engrandecer al Paraguay. Y ese espíritu queda reflejado en la heroica muerte del Mariscal Solano López, tan conmovedora que expía a nuestros antecesores de cualquier defecto que hayan tenido. Yo inicialmente, era firme opositor de reivindicar a esos que algunos llaman ‘nuestros tiranos’, pero sólo el tiempo y el servicio apasionado al país hacen comprender que los grandes hombres no son perfectos y deben ser juzgados por su patriotismo e ideales de igual manera que por sus errores, para conocer su valía por encima de los prejuicios históricos».

IMAGEN: Don Eligio Ayala, Presidente del Paraguay (1923-1928). Colección Privada.

Así fue que los famosos Congresos de 1927-1928 (segundo período presidencial de Eligio Ayala), por votación de la Cámara de Diputados, quitaron el título de «Traidores a la Patria y Enemigos del Género Humano» que pesaban sobre José Gaspar R. de Francia, Carlos A. López y especialmente, Francisco Solano López.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *