El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Historia del Siglo XX

Raputín, siniestro y místico

Rasputín fue uno de esos seres sobrenaturales, de carácter incierto, con un aurea rodeada de misterio, sin embargo su vida personal no era de las mejores, a pesar del gran valor que la familia del Zar Nicolás II daba a su influencia en la corte.

Se dice de él que tenía poderes de manipulación sobre las personas, que con su poder mental lograba conseguir muchas cosas que de otro modo no podrían ser.

Rasputín, personaje siniestro de la historia.

Pero, caído en desgracia, como cualquier mortal en este mundo, tuvo una muerte horripilante, aunque no dio el brazo a torcer tan fácilmente, definitivamente tenía una fuerza y energías, sobrehumanas pero más que la propia genialidad o la gran perspicacia en el conocimiento de los secretos del alma de sus compatriotas, no pudo hacer mucho en contra del creciente número de enemigos que se fue ganando a medida que ascendía en la escala social; muerte natural para todo aquel con inicios humildes que quiere más de lo que tiene, ¡ah, fuerte ambición humana que es capaz de convertir a hombres ordinarios en seres extraordinarios!

El “Monje Loco” predijo la muerte del Zar y la familia imperial en diciembre de 1916; en su carta, escrita de puño y letra por el mismísimo Grigori se detallaba brevemente el futuro de la Madre Rusia tras su muerte. Rasputín fue quizás uno de esos seres tocados por la varita mágica de la fortuna, pero como decía Maquiavelo, la fortuna no siempre te sonríe y tarde o temprano hay que apelar no solo a esa diosa sino también, al talento y la capacidad como para ver en la tranquilidad y la paz de la propia existencia, los peligros que acechan, escondidos en las penumbras de las maquinaciones humanas.

Grigori Rasputín con el coronel Dmitry loman (izquierda) y Knyaz Mikhail Putyatin (derecha) alrededor de 1904

En el final, tras ser envenenado, recibir varios disparos, ser apaleado y encadenado posteriormente arrojado en las gélidas aguas del Río Neva, en San Petersburgo murió por ahogamiento.Un 30 de diciembre de 1916 era encontrado el cuerpo sin vida de Rasputin,

23 días después de que haya enviado la última carta al Zar en la que le decía que no duraría en el poder más de dos años, 19 meses después de esta profecía, Nicolás II y toda su familia, finalmente fueron acribillados por los bolcheviques.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *