Enviar cartas por cohete, el Rocket mail

Enviar cartas por cohete, el Rocket mail

En los primeros años de la era espacial se buscaba darle todo tipo de usos a la recién estrenada capacidad de lanzar cohetes al espacio.

Uno de los usos más extraños fue la propuesta de usar cohetes para enviar ‘cartas’ a otras partes del mundo. Era el Rocket Mail, o correo por cohete.

La idea era muy sencilla, un cohete podía depositar una carga en cualquier parte del mundo en pocos minutos (generalmente una bomba) ¿Por qué no utilizarlo para algo más ‘pacífico’, como enviar cartas?

Este concepto, que es muy antiguo, fue probado por diversas organizaciones con diferentes grados de éxito, el más destacado fue en 1959. En aquel año, el submarino USS Barbero, disparó un misil Regulus con la ojiva reemplazada con 2 contenedores con ‘cartas’, que fue dirigido hacia la Estación Aérea Naval Auxiliar en Florida. Se entregaron más de 3000 cartas de esta manera.

Al descender la carga mediante paracaídas, mucha gente se entusiasmó y pensaron que el futuro de la correspondencia pasaba por el Rocket Mail.

El entusiasmo duró poco, ya que varios expertos opinaron que el costo del uso de misiles para la entrega de correos nunca podría estar justificado, especialmente cuando los barcos y sobre todo los aviones aumentaban sus capacidades para recorrer grandes distancias en menos tiempo.

Pedro Francisco Acosta Melo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *