Mujeres que rompieron esquemas: Amelia Earhart, leyenda insigne de la aviación

Mujeres que rompieron esquemas: Amelia Earhart, leyenda insigne de la aviación

Amelia Earhart fue una aviadora estadounidense, reconocida por ser la primera mujer en cruzar el Atlántico en un avión y la primera mujer en alcanzar una altura de 14.000 pies (4.267 metros aproximadamente).

Durante un vuelo para dar la vuelta al mundo, Earhart desapareció en algún lugar del Pacífico en julio de 1937. Sus restos del avión nunca fueron encontrados, y fue declarada oficialmente perdida en el mar. Su desaparición sigue siendo uno de los mayores misterios sin resolver del siglo XX.

Nacida en Atchinson, Kansas (USA) en 1897, desde muy pequeña era muy inquieta. Cuentan que cuando salía de paseo con su familia, escalaba árboles, se deslizaba en trineo e inclusive cazaba ratas con una escopeta de calibre 22.

Su pasión por los aviones empezó en 1920, cuando en un espectáculo aéreo que se celebró en el sur de california, el piloto Frank Hawks ofrecia vuelos de 10 minutos por 10 dólares. Esto resultaba atractivo para una chica como Amelia, que buscaba experiencias emocionantes, por lo cual pagó los 10 dólares y se lanzó a la travesía.

El 3 de enero de 1921 obtuvo su primer título de piloto. Su sueño era tener un avión propio, por lo cual decidió ahorrar y seis meses después adquirió su primer avion: Un biplano biplaza Kinner Airster de segunda mano, el cual estaba pintado de color amarillo. Earhart lo bautizó como «Canario».

Con el “Canario”, Earhart tuvo varias travesías. En abril de 1928 recibió una llamada telefónica de George P. Putnan, un explorador estadounidense que le ofreció cruzar el atlántico con su avión. Al principio Earhart pensó que se trataba de una broma, sin embargo se dio cuenta que la propuesta de Putnan era seria y aceptó. Para la piloto, esta propuesta significaba todo un reto, ya que anteriormente tres mujeres intentaron cruzar el mar, sin embargo fallecieron durante el vuelo.

Earhart formó parte de una tripulación que estaba formada por el piloto Wilmer “Bill” Stultz y el copiloto – mecánico Louis E. “Slim». Fue así que el 28 de julio de 1928 despegaron del puerto de Trepassey, Newfoundland (Canadá) para aterrizar 21 horas más tarde en Burry Port, Gales (Reino Unido). De esta manera, Amelia Earhart se había convertido en la primera mujer en cruzar el atlántico en avión.

A pesar de establecer una marca considerable, Amelia quería un reto más grande: cruzar volando en solitario el Atlántico. El 20 de mayo de 1932, cinco años justos desde que Lindberg lo consiguiera, Amelia Earhart despegó del aeropuerto de Harbor Grace, Newfoundland (Canadá) en dirección hacia París. En esta ocasión el avión elegido era un Lockheed Vega 5B, monoplano monomotor que Amelia llevaba utilizando varios años.

Fuente Imagen:  History.com

El logro del desafío se veía amenazado, ya que las condiciones meteorológicas no eran las mejores para el vuelo. Sumado a eso, el avión tuvo algún problema mecánico, lo que condicionó el vuelo. No obstante 14 horas y 56 minutos tras el despegue, Amelia aterrizó en una granja del norte de Irlanda. Se había convertido en la primera mujer en cruzar el Atlántico volando en solitario, la primera mujer que hacía ese vuelo dos veces, la mayor distancia volada por una mujer sin parar y la persona que lo había hecho en menos tiempo. El mundo se rendía a sus pies.

Amelia ya era considerada como una figura insigne de la aviación. Su entorno más cercano le sugería que deje de volar, pero ella hizo caso omiso a las sugerencias, ya que estaba centrada en su próximo reto y quizá el más importante y peligroso: Dar la vuelta al mundo volando a través del Ecuador.

El 1 de junio de 1937, Amelia Earhart despegó de Oakland, California, a borgo de un bimotor Lockheed 10E Electra., acompañada por el navegante Fred Noonan. Volaron a Miami, luego a Sudamérica, cruzaron el Atlántico a África, luego al este de India y el sudeste asiático. La pareja llegó a Lae, Nueva Guinea, el 29 de junio. Cuando llegaron a Lae, ya habían volado 22,000 millas. Tenían 7,000 millas más por recorrer antes de llegar a Oakland.

Earhart y Noonan partieron de Lae hacia la pequeña isla Howland, su próxima parada de reabastecimiento de combustible, el 2 de julio. Fue la última vez que se vio a Earhart con vida. Ambos perdieron contacto con la Guardia Costera de EE.UU.

El presidente Franklin D. Roosevelt autorizó una búsqueda masiva de dos semanas para la pareja, pero nunca fueron encontrados. El 19 de julio de 1937, Earhart y Noonan fueron declarados perdidos en el mar.

Los estudiosos y los entusiastas de la aviación han propuesto muchas teorías sobre lo que le sucedió a Amelia Earhart. La posición oficial del gobierno de los Estados Unidos es que Earhart y Noonan se estrellaron contra el Océano Pacífico, pero existen numerosas teorías sobre su desaparición.

Una de ellas es la que propone el Grupo Internacional para la recuperación de aeronaves Históricas (TIGHAR), el cual postula que Earhart y Noonan se desviaron de la isla de Howland y aterrizaron unas 350 millas hacia el suroeste de la isla de Gardner, ahora llamada Nikumaroro, en la República de Kiribati. Cuando ocurrió el accidente, la isla estaba deshabitada.

TIGHAR cree que Earhart y Noonan, pudieron haber sobrevivido durante días o incluso semanas en la isla, antes de morir. Desde 1988, durante varias expediciones TIGHAR en la isla, se han encontrado artefactos y evidencias que sirven de apoyo para la hipótesis.

Algunos de los artefactos encontrados incluyen una pieza de plexiglás que podría provenir de la ventana del Electra, un zapato de mujer que data de la década de 1930, herramientas improvisadas, un frasco de cosméticos para la mujer de la década de 1930 y huesos que parecen ser parte de un dedo humano.

Otras teorías conspirativas, afirman que Earhart y Noonan fueron capturados y ejecutados por los japoneses, o que la pareja sirvió como espía para la administración Roosevelt y asumió nuevas identidades al regresar a los Estados Unidos.

Lo cierto y lo concreto es que el nombre de Amelia Earhart está escrito en los anales de la aviación estableciendo récords que en su momento eran impensables para muchos hombres y para casi cualquier mujer. Su desaparición hasta ahora sigue siendo un misterio.

Referencias

– “Amelia Earhart”. History. https://www.history.com/topics/exploration/amelia-earhart…

– Font, Luis. 24 Marzo 2016. «Amelia Earhart, la primera aviadora en casi todo». /magnet.xataka.com. https://magnet.xataka.com/…/amelia-earhart-la-primera-aviad…

Héctor Giménez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *