Septiembre negro: cuando el terror se apoderó de Múnich

Septiembre negro: cuando el terror se apoderó de Múnich

Los juegos olímpicos son sinónimo de paz y confraternidad hasta entre países beligerantes, que toman las armas deportivas para dirimir sus diferencias en el campo de la competencia, dejan por un tiempo la violencia y se centran en apoyar a sus mejores atletas que son el reflejo de sus culturas y sociedades, es una fiesta mundial que se perdió por la irrupción de la cristiandad cuando luchó en los inicios de la Iglesia Católica para destruir los vestigios del paganismo.

Dos miembros de la policía de Munich caminando por las instalaciones de la Villa. AP

Evidentemente se equivocaron allí pero luego de mucho tiempo en Atenas, volvió la alegría del deporte.

Protestantes llaman a suspender la celebración de los JJOO después de la toma de rehenes. AP

Los juegos olímpicos que se realizaban en Múnich Alemania. Empezaron el 29 de agosto de 1972, parecían transcurrir con total normalidad pero algo realmente trágico estaba por ocurrir, en unos días toda una nación quedaría marcada por el luto de perder a célebres atletas y que tendría por testigo a todo el mundo enmudecido por la violencia y la brutalidad extremas.

Instantánea de la situación dentro del departamento con los rehenes israelíes. AP

En la madrugada del 5 de septiembre diez días después de la gran y solemne inauguración, un grupo de ocho individuos fuertemente armados, perteneciente al grupo terrorista de liberación palestina (septiembre negro), entraron en la villa olímpica, específicamente en el pabellón 31 buscando a los competidores israelíes con quienes tendrían un encuentro sanguinario.

Los primeros en ser ejecutados fueron Moshe Weinberg, entrenador del equipo de lucha y Yossef Rumano el levantador de peso; ambos murieron como si fuera que su departamento era una trinchera al oponer una férrea y sobrehumana resistencia aunque de todas formas, al final fueron abatidos irremediablemente por la diferencia en hombres y armas.

Los once atletas israelíes asesinados por el grupo Septiembre negro.

Con ocho rehenes los terroristas hicieron algunas peticiones estrafalarias ante la atónita mirada de los televidentes y los órganos de seguridad de la Villa Olímpica, que se vieron completamente superados al inicio sumado a la tímida reacción policial que posteriormente sería tenida como causante de más muertes, los secuestradores exigían la liberación de un grupo de terroristas palestinos que estaban presos en Israel y la de dos alemanes miembros de su organización delictiva.

Portada de la revista Time con uno de los secuestradores con la cara cubierta.

Ante la famosa negativa del estado de Israel de liberar a los terroristas, los secuestradores hicieron otra petición: un elemento aéreo que los traslade a ellos a la ciudad del Cairo, Egipto. Se les proveyó dos helicópteros para ir al aeropuerto en donde les esperaba una trampa por parte de los órganos de seguridad alemanes, que en este momento ya urdieron un plan macabro para los anhelos de “zafar tranquilamente” de estos delincuentes, cinco terroristas fueron abatidos y tres fueron capturados, lastimosamente ningún rehén quedo vivo ya que los terroristas detonaron una granada en uno de los helicópteros con lo que murieron los 5 rehenes restantes, aparte de asesinar a los otros cuatro.

Secuestrador con la cara cubierta. AP

Los sacrificados fueron; Zeev Friedman, levantador de pesa, Eliezer Halfin luchador, David Berger levantador de pesa, Yosset Gutfreud, árbitro de lucha, Amitzur Shapira, Entrenador de atletismo, Kehat Shorr, entrenador de tiro, Mark Slavin, Luchador, Andrej Spitzer, entrenador de Esgrima, y Yakov Springer, juez, y levantador de pesas, en total 11 israelíes.

Los ataúdes de diez atletas israelíes asesinados en la masacre se alinean a bordo de los coches de mando durante una ceremonia conmemorativa en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión antes del entierro de los difuntos en los cementerios locales de sus respectivos lugares de residencia. Government Press Office (Israel)

A pesar de toda la sangre vertida sobre Alemania, los juegos siguieron su curso, tímidamente el comité olímpico dispuso un homenaje en nombre de los caídos; sin embargo, Israel estaba preparándose para una escalada de violencia dirigida estratégicamente en contra de los autores intelectuales de esta matanza, y la venganza sería dulce, atroz y brutal en contra de los sindicados como culpables por la MOSAD.

Fuente:
1-https://mundo.sputniknews.com/reportajes/201809051081760439-masacre-de-munich-atentado-terrorista-septiembre-negro-toma-de-rehenes-en-juegos-olimpicos/

2-https://www.lanacion.com.ar/deportes/en-fotos-a-45-anos-de-la-masacre-de-munich-durante-los-juegos-olimpicos-nid2055844

3-https://www.infobae.com/america/mundo/2017/09/03/la-masacre-de-atletas-judios-en-los-juegos-olimpicos-de-munich-fue-el-paradigma-del-terrorismo-de-los-anos-70/

4-https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_M%C3%BAnich

Aldo Ullón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *