El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Historia Universal Roma Eterna

El Muro de Adriano

Busto de Adriano (76 – 138), emperador. Wikipedia

Cuentan los historiadores gracias a los hallazgos arqueológicos que un día como hoy del año 122 empezaba la construcción del portento más significativo, de muchas otras grandes proezas realizadas durante el periodo de los dos grandes emperadores de la dinastía ulpio-aelia, sin embargo, el vallum hadriani, como su nombre en latín lo indica, representó la puesta en marcha de la señalización territorial desde el enclave dominado por los romanos, hacia afuera, donde gobernaba la barbarie y la constante rebelión.

Localización de los muros de Adriano y Antonino. Wikipedia

Las tribus bretonas, tan salvajes y orgullosas de su fuerza demoledora pero de inconstante disciplina vieron así la imposición de un limes que se extendió de costa a costa de la marca elegida, a lo largo de 117 kilómetros, con fortificaciones bien resguardadas por soldados que mantenían una vigilancia día y noche todo el año.

El imperio romano durante el reinado de Adriano. Wikipedia

Se intentó superar al muro de Adriano mediante los esfuerzos de la administración de Antonino, llegando mucho más al norte de muro pero poco tiempo después, se tuvo que regresar a la demarcación inicial, ya en materia práctica, el orden de maniobras militares se extendería demasiado, lo que provocaría tarde o temprano el colapso de las defensas.

El Muro de Adriano fue una obra maestra del poderío romano. Una maravilla del mundo antiguo; la decisión ejemplificó de manera trascendental, para aquel entonces, la mejor opción para hacer frente a las oleadas de los bárbaros no alineados a Roma desde la conquista del emperador Claudio I de la indomable Britania, sobre la que ni el mismísimo divino César pudo triunfar, a quien su esposa Agripina, supo asesinar, envenenándolo con la poción de la bruja Locusta, para que accediera al poder el inefable poeta y pintor de la belleza antigua: el primer actor Claudio Nerón, quién dejó a la bartola todo lo realizado por su padrastro quien lo adoptó antes de morir.

Estatua colosal de Adriano triunfante con el orbe en una mano y el cetro en la otra. Museo del Hermitage (San Petersburgo). Wikipedia

Luego de idas y vueltas en las que el Imperio decidió volcar sus esfuerzos a la zona de Germania para hacerse con el control total de los bárbaros sajones y germanos, y al final, al conquistarlos mediante la gran sapiencia y victoriosa genialidad pocas veces vista en un emperador romano, Marco Ulpio Trajano logró instaurar la pax románica en toda Europa lo que dejó abierta la posibilidad de que su sucesor, el emperador viajero Adriano, pudiera tomar cartas en el complejo y nunca solucionado asunto britano.

Vista de los restos del Muro de Adriano (limes britano) en el norte de Inglaterra. Wikipedia

Evidentemente, esta obra representó un esfuerzo sobrehumano para los valerosos y héroes soldados romanos que estaban alejados de casa por mucho tiempo, mayoría de grandes obreros militares que construyeron con los muros elevados, su muerte en el autoexilio, ya que muchos no volvieron a ver a sus provincias o a la mismísima Roma.

Linda imagen del Muro de Adriano en alguna parte de Britania. Fuente de la Imagen: National Geographic

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *