El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Historia Universal

El PCCH: La China de Mao Zedong

El comunismo como se lo conoce, con las ideas de Karl Marx y Friedrich Engels surgió en Europa con el movimiento de los trabajadores durante la revolución industrial en una denominada «lucha de clases» entre el proletariado y la burguesía.

La primera vez que el comunismo logró hacerse con el poder fue en Rusia durante la revolución rusa de 1917, pero su instauración en China luego de una guerra civil de más de diez años fue la que hizo que la doctrina se propague sobre gran parte de la humanidad.

Fue desde 1949 que el partido comunista tomó el poder en China, pero es importante retroceder varios años para saber la coyuntura que hizo que esto suceda.

Mao proclamando la creación de la República Popular China el 1 de octubre de 1949 en la Puerta de Tian’anmen. Wikipedia

Vayamos a la proclamación de la Republica China en 1912, tras la cual emergieron dos movimientos diametralmente opuestos, “El Kuomintang”, un grupo nacionalista liderado por Chiang Kai-Chek y el Partido Comunista Chino (PCC), liderado por Mao Zedong y con una base social campesina, quienes se enfrentaron en una guerra civil por el poder desde 1927 hasta 1937, cuando se vieron forzados a pausar su enfrentamiento y unir fuerzas para enfrentar a los japoneses qué tenían todas las intenciones de invadir territorio chino.

La guerra entre China y Japón no cesó y continuó durante la segunda guerra mundial hasta que en 1945 los chinos consumaron su victoria sobre los japoneses, dando pie a que la guerra civil china entre el Kuomintang y el PCC continuase en tierras visiblemente afectadas luego de tantos enfrentamientos.

Las constantes guerras, tanto las propias como los enfrentamientos contra Japón hicieron que China como país se destruyese en ese momento, cosa que afectaba la economía y por ende, el gobierno mayoritario de Chiang Kai-Chek que veía como su movimiento iba perdiendo fuerza popular y Mao Zedong y su movimiento, por el contrario la ganaban.

El partido comunista supo moverse bien e impulsar una reforma agraria que beneficiaba a los campesinos, que luego de eso empezaron a seguir más fervientemente al movimiento. Mientras tanto, Chiang Kai-Chek y su ejercito Kuomintang huyeron hacía la isla de Taiwán, esto fue aprovechado por Mao Zedong, qué en 1949 en la ciudad de Pekín proclamó la República Popular China.

Mao en 1938. Wikipedia

El nuevo gobierno chino siguió de buenas a primeras las ideas de Stalin y desde un mando de poder en el que la premisa fija era la represión contra opositores. Éstos, empezaron a divulgar sus ideas e impulsar distintos planteos de transformaciones sociales reales, como por ejemplo la reforma agraria y la rehabilitación de la industria, que de cierta forma ayudaron a reestablecer la economía china; otra de las grandes reformas implementadas tuvo que ver con lo social en lo que fue la ley del matrimonio de 1950, con ella se puso fin a la tradicional familia feudal, dando igualdad de derechos a los hombres y mujeres.

En ese mismo lapso inició la guerra de Corea, que contó con la intervención china apoyando a Corea del Norte en el conflicto, ayudando a posicionar al régimen de Beijing en uno de los principales estandartes comunistas contra lo que ellos llamaban “imperialismo americano».

Seis años después, Mao Zedong lanzó una nueva campaña revolucionaría llamada “La Campaña de las Cien Flores», animando a los distintos intelectuales del país que expongan a los comunistas corruptos que conozcan y se quejen abiertamente de lo malo del país. (Esto evidentemente era una forma de deshacerse de sus enemigos políticos, muy común en líderes de esta ideología).

Tras muchas dudas y creyéndose las mentiras de Zedong sobre la libertad de expresión, los intelectuales accedieron y denunciaron a los políticos corruptos, sufriendo grandes actos de represión siendo desde enviados a la cárcel hasta expulsados del país, dejando en claro la nula libertad de expresión que tendrían los ciudadanos desde ese momento.

Dos años tardó el líder comunista en iniciar otra campaña, esta vez de nombre “El Gran Salto Adelante» buscando asentar el bienestar del régimen comunista por muchos años más, el proyecto consistía en forzar al campesinado a integrarse a comunas agrarias de 30.000 o más familias. La directriz bajo el lema “caminar sobre dos piernas” significaba que los comuneros debían producir hierro en instalaciones artesanales, mientras que millones de emigrantes procedentes del medio rural se empleaban en grandes factorías urbanas de tecnología avanzada.

Mao Zedong con Nikita Jruschov en 1958.

“El Gran Salto» concluyó como un estrepitoso fracaso y con daños colaterales para el régimen comunista y la estructura del país, tanto así que provocó una enorme hambruna en China, según dicen la más grande del siglo XX que costó la vida de más de treinta millones de habitantes según datos recogidos. Los dirigentes soviéticos terminaron tan disconformes que retiraron todo apoyo económico a Mao y rompieron relaciones con China, estableciendo una ruptura entre dos grandes grupos comunistas.

También relegó a Mao a un status de segunda mano al frente del país e hizo que Liu Shaoqui y Zhou Enlai tomen las riendas del país asiático, desde ese momento el líder comunista planeó su retorno al poder máximo con una de las técnicas más confiables, dividir; logrando instaurar la idea que había comunistas que habían perdido su ambición revolucionaria.

Volvió a tener protagonismo al lanzar una nueva campaña, esta vez con el apoyo del ejército, liderado por Lin Biao, dirigida contra la burocracia del partido, acusada de “revisionista”, y, muy especialmente, contra los intelectuales, a los que se tildaba de individualistas y aburguesados.

Cuadro de «La Ceremonia de Fundación» (Museo Nacional de China, Pekín). FuenteJean-Pierre Dalbéra (Flickr)

Millones de jóvenes siguieron la llamada de Mao y se agruparon en los “Guardias Rojos”, la única ideología seguida era la del “Libro Rojo de Mao”, un libro publicado en 1964 que resumía las ideas y, a veces, las ocurrencias del líder. La figura del líder, el “Gran Timonel”, empezó a ser objeto de un culto a la personalidad aún más intenso que el que recibió el propio Stalin.

A finales de 1965 procedió a impulsar “La Gran Revolución Cultural Proletaria” por lo que recibió la adoración de más de dos millones de ciudadanos en la plaza de Tian´anmen, una de las mayores capitales comunistas de todos los tiempos.

Esta revolución que duró poco más de tres años hizo entre otras cosas, que el campesinado bajo el alías de “Guardias Rojos» se adueñaran del país, haciendo represiones principalmente a los docentes que no contaban con el suficiente “fervor revolucionario».

Propaganda del PCCh en la que Mao aparece como el líder absoluto de China. Fuente:  Encyclopædia Britannica

Los reprimidos eran enviados al campo a realizar trabajos forzados, camuflados en una “reeducación”, está revolución cultural terminó llevando a China a un estado de anarquía total, lo que hizo que Mao vaya y pida ayuda al ejército para reimponer el orden en el país, total la tarea de la revolución cultural ya estaba hecha, marginar y reprimir a quiénes hacían peligrar el poder del líder comunista.

Igualmente los resultados de la revolución fueron muy difíciles de sobrellevar, entre otras cosas generó caos en el sistema educativo, la destrucción de las élites en el país e hizo que los reprimidos durante el movimiento tengan mucho temor en su vida.

De la “Revolución Cultural” surgió una China debilitada en el plano económico, durante el período revolucionario, la dirigencia comunista pudo evitar que la economía china colapse como consecuencia del convulso panorama político, pero no logró que pasase sin consecuencias de corto y de largo plazo negativas para el crecimiento.

Marx, Engels, Lenin, Stalin, Mao. London – British Museum – Mao

Entre las primeras, cabe destacar el estancamiento económico durante la segunda mitad de la década de los sesenta, lo perjudicial para llegar a esta crisis también tiene que ver con la pérdida de capital humano debida a la persecución de académicos, intelectuales, directivos, profesionales, en fin, gente que producía cosas buenas para el país.

Los últimos tiempos de Mao estuvieron marcados por el lento pero efectivo retorno de los líderes comunistas perseguidos por la revolución cultural, uno de ellos fue Zhou Enlai, quién llevó al país a ingresar al consejo internacional de la ONU y ser reconocida por los Estados Unidos.

A comienzos de los años setenta, y hasta la muerte de Mao la economía china se recuperó y, aunque seguía siendo una economía dirigida, presentaba algunas diferencias con respecto al modelo soviético, una menor centralización en la toma de decisiones, una relativa abundancia de industrias rurales de pequeñas dimensiones.

Hacia mediados de los setenta, la economía china, pese a pagar el alto precio (atraso tecnológico, ausencia de capital extranjero, etc.) asociado a un modelo de desarrollo prácticamente autárquico desde la ruptura con la URSS, había crecido a un ritmo que doblaba al de la India y que se aproximaba a la media mundial.

Pese a ello, Mao murió con más de la mitad de la población china aún en la pobreza.

Última foto de El Timonel. Días después moriría. Getty Images

Pero, ¿qué sucedió tras la muerte de Mao? Es una muy buena pregunta que podríamos responder diciendo que fue el fin del maoísmo, se dio el encarcelamiento de gente muy cercana al dictador comunista, como por ejemplo su esposa, entre otras cuestiones que dieron por zanjada está etapa en la China popular.

Esta etapa da un cambio total cuando en 1979 se empiezan a ver cambios en las ideas económicas que empiezan a tomar de ejemplo a la Japón capitalista, se dieron muchas más libertades económicas en todos los ámbitos y por supuesto la firma de varios acuerdos con Estados Unidos.

Velatorio del líder comunista Mao Zedong. Getty Images

Se visualizó un abandono a las bases primarias de la ideología comunista, dejando atrás los lemas de Mao: “el revolucionario sobre el experto» para abrazar nuevas frases como “Busca la verdad en los hechos”.

Deng Xiaoping fue el encargado de hacerse cargo del poder en el país chino y las diferencias como país fueron notorias, China se había convertido en un país capitalista con una economía abierta en gran parte y del otro lado un grupo que seguía unido ideológicamente a las ideas de Mao a través del Partido Comunista Chino (PCCh).


Fuente Imagen: https://www.google.com/search?q=partido+comunista+chino&client=ms-android-americamovil-py-revc&source=android-browser&prmd=inv&sxsrf=ACYBGNSUyz1-ZKx0EKN9n3KzfEHV5aELPw:1568471469783&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=2ahUKEwi0xa_Gw9DkAhVsIrkGHRGhDWQQ_AUoAXoECBIQAQ#imgrc=-TPnXtynxksFgM&imgdii=dHSRfd84ScBy8M

Fuentes:

  1. https://m.monografias.com/docs115/china-despues-mao-zedong/china-despues-mao-zedong.shtml
  2. http://www.historiasiglo20.org/HM/8-3b.htm

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *